Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

02 agosto, 2010

Debo de ser gafe

El sábado debía de haber llegado mi amada a Valencia, tenía ese día señalado en el calendario desde hace mucho tiempo. Pero el mismo jueves me llegó una noticia desmoralizadora: Le han dado problemas para emitir su pasaporte y no puede viajar.

A priori esos problemas se solventarían si esparábamos 30 días, por lo que lo lógico hubiera sido retrasar aún más mis vacaciones. Pero ya era la segunda vez que iban a ser retrasadas y no quería enfadar más a mi jefe: Para que hagáis una idea hasta la fecha aún acumulaba días de vacaciones de 2009, además de que en el mundo del desarrollo del software los jefes deben de conocer con antelación las fechas de sus empleados poder organizar de forma correcta la asignación de proyectos.

Así que con todo esto, mi amada me ha ofrecido un plan alternativo de vacaciones. He comprado un billete para Porto Alegre, y debería de estar ahí el cuatro por la noche. Al haberlo comprado a última hora, el precio del billete se ha disparado... pero el dinero es lo de menos, lo que realmente me ha dejado triste es que estaba muy ilusionado con presentarla a mis padres, a mis amigos e incluso a mis compañeros de trabajo.

Estaba muy ilusionado con su venida, hasta tal punto que le había preparado una habitación increíble, con cortinas nuevas, una lámpara de mesa con forma de Tux, e incluso le había puesto mi Wii para jugar, y le había montado un monitor, un teclado y un ratón externo para su netbook. También había hecho planes: visitar con ella el parque de atracciones de Terra Mítica, rondar por los lugares turísticos de Valencia, pasar unos días en Jávea e incluso realizar una escapada de un par de días a Madrid.

Tampoco puedo recriminar nada, puesto que ella no tiene la culpa y supongo que me lo pasaré muy bien esos diez días que estaré en Brasil. Mis padres tendrán que esperar unos cinco o seis meses más para conocerla. Pero yo necesito verla ya...

Cariño, ya falta poco para abrazarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario