Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

29 agosto, 2014

¿Sirve de algo la clasificación PEGI en videojuegos?

    Hoy me llegó por correo un juego de segunda mano y al ver su reverso quedé desconcertado acerca de la calificación PEGI que obtuvo. Según la valoración de esta agencia europea, mi juego era apto para chavales de doce años, puesto que habían detectado en él los siguientes puntos conflictivos:
  • Violencia.
  • Lenguaje soez.
  • Sexo.
    Ahora viene la duda, ¿qué clase de sexo contiene un juego apto para chavales de 12 años? Lógicamente no se trata de un juego "carnal", si no de una inocente novela visual disponible para la Wii, probablemente la consola con menos tetas (o sucedáneos de tetas) de su generación. Hombre, el título del juego es "Sakura Wars: So long, my love", pero a pesar del título ("hasta luego, mi amor") no es ni más ni menos que una novela visual con combates de mecas (sí, esos robots japoneses gigantes), donde premian las situaciones absurdas más que el supuesto ligoteo. Ahora imaginaros que quiero comprar esto para un sobrino, al ser apto para chavales de 12 años no veo ningún problema, pero ver el logotipo de "SEXO" en mayúsculas ya me hace dudar.


Lo más "wtf" es que cada logo descriptivo tiene un símbolo de "marca registrada" (TM).

    A lo mejor sale alguna minifalda, quién sabe. Yo no sé qué puede considerarse contenido sexual apto para niños de 12 años y en ninguna parte de la caja del juego te lo aclaran. Así que como buen amante de la demagogia que soy, tal y como espero ha quedado patente en los 8 años que llevo escribiendo en este blog, me puse a investigar a qué puede ser debido esta valoración.

    Lo primero que haría, como cualquier buen usuario que quiere saber qué significa cada logo de PEGI, es entrar en su sitio web oficial: www.pegi.info. Ahí, si pones el foco del ratón sobre uno de los iconos que emplea esta empresa de calificación europea, aparece sobre él un cuadro de texto descriptivo. De ahí sacamos que el icono de sexo significa: "El juego contiene representaciones de desnudez o/y comportamientos sexuales o referencias sexuales".


    Hombre, con eso ya tenemos algo y es que si en el reverso de la caja de un juego te aparece un logo con el texto "SEXO" en mayúsculas significa que el juego no tiene por qué contener sexo. Ya es algo, ahora ya sabemos que si el juego es apto para chavales de 12 años a lo mejor nos encontramos alguna referencia sexual o algún comportamiento picarón. De todas formas, a pesar de haber leído esto seguimos sin saber qué contenido subidito de tono tiene este juego.

    No contentos con ello encontramos que el sitio web de PEGI posee una base de datos para encontrar las valoraciones de todos los juegos que han analizado. Dicho esto paso a buscar las observaciones del juego en cuestión... y nos encontramos que cada juego de la base de datos apenas contiene un ligero párrafo descriptivo en inglés: "The content of this game is suitable for persons aged 12 years and over only. It contains: Non realistic looking violence towards human characters - Violence in a sporting context - Sexual images and/or sexual innuendo - Mild bad language - Violence causing minor injury only".


Vamos, que el juego contiene imágenes sexuales y/o insinuaciones sexuales. 

    Ok, aparentemente ya sabemos algo: o que el juego contiene imágenes sexuales, o insinuaciones o ambas cosas. Es decir, que estamos como al inicio, realmente no tenemos ni idea de qué tiene nuestro juego. Así que el siguiente paso es el que mucha gente habría hecho al principio: Buscar imágenes del juego en los buscadores de internet. Tras una ardua búsqueda, la escena más picante que he podido encontrar es una chica que enseña parte de su hombro... ¡y por que lleva un vestido de gala!



    Así que el siguiente paso es buscar en Youtube, donde caigo en el trailer americano del juego y ahí descubrimos una escena donde una chica cae al suelo y sale mojada (pero con mucha ropa y sin transparentar, mal pensados) y una camarera con escote. Aún así, son dos escenas que llaman tan poco la atención que la agencia americana de calificación de juegos dice que de sexo nada, lo que hay son referencias sexuales (algo que también pasa a juegos megapervertidos como a determinadas versiones de FIFA debido a ciertas canciones que han querido incluir).


Captura de pantalla del trailer americano del juego.



Captura extraída de la ESRB americana.

    El caso es que tras ver la clasificación de la ESRB encontramos una definición que también es ambigua ("Alusiones al sexo o a la sexualidad"), pero por lo menos es mucho más completa que la PEGI, puesto que se descarta el "contenido sexual" o la "violencia sexual". Así que si por ahora entendemos que si regalamos esto a nuestro sobrino no se va a convertir en un violador o en el mismísimo Pitbull. Aún así podemos profundizar más en el tema puesto que, al igual que PEGI, ESRB tiene una base de datos donde consultar todos los juegos que han "certificado" y sorprende porque se esmeran mucho más en dar las valoraciones de los puntos que consideran de interés:

Captura del resumen de la certificación en la web de ESRB.
Fuente original: esrb.org

    Traduciendo, atentos a la jugada:
    En este juego de rol, ambientado en una fantasiosa versión de la ciudad de Nueva York (de 1925), los jugadores luchan para proteger la ciudad del ataque de espiritus malignos invocados desde el Japón medieval. El juego gira al rededor de las aventuras de Shinjiro Taiga, un joven cadete militar de Japón, y de su equipo de cinco femeninas pilotos de "mecas". Durante la estrategia de los combates de mecas, los jugadores luchan contra contrincantes robots y demonios utilizando un armamento de explosivos, lásers con látigos/cadenas y espadas. El daño se indica con los mecas destrozándose, puntos de vida en la pantalla y una gran cantidad de luces brillantes --amplificando la fantasía de violencia. Escenas animadas pueden mostrar un personaje ser atravesado (en una silueta de color rojo y negro) o un meca siendo destruido por un golpe de guadaña. Durante el transcurso del juego, los jugadores pueden escuchar algunas palabrotas (por ejemplo "shit", "bullshit" o "bitch"), uno de los factores por los que se le ha puesto la clasificación Teen (adolescentes)
[A continuación se presentan más detalles, factores relevantes y razones por las que se ha calificado el juego] 
    El juego también recibe la calificación de Teen (adolescentes) por sus alusiones sexuales. Diálogos raros que incluyen referencias a la anatomía femenina y más allá; Por ejemplo, "Tienes unos melones explosivos", "No te parece que mi hermana está más buena?", "Tienes el trasero más hermoso de la zona", y "Estaba aquí vigilando el museo, ¡cuando la cosa empezó a menearse!". Algunas de estas frases son tan aleatorias como suenan (modismos poco frecuentes e incongruentes); Otros comentarios tienen un contexto más directo: Una mujer pregunta al jugador que parte del cuerpo le parece la más atractiva; El jugador puede mover el cursor sobre el escote de la mujer para activar la respuesta "Tus pechos, por descontado". A pesar de que todas las descripciones visuales son mínimas (por ejemplo, imágenes estilo manga de mujeres completamente vestidas), los jugadores tienen la habilidad de hacer zoom en las partes del cuerpo, hacer fotos, decir cosas como "¿Puedo tocarlas?" e insistir a las mujeres sobre quitarles la camiseta. En este último ejemplo, los jugadores afrontan la consecuencia de su insistencia, perdiendo puntos de confianza con sus pilotos femeninas de mecas, recibiendo una leve reprimienda (por ejemplo, "Me estoy intentando vestir aquí! Lárgate, ¡¿quieres!?" y "¡Lárgate de una maldita vez antes de que llame a la policía!").
    Ahora todo tiene sentido, tras leer el resumen de la ESRB llegamos a la conclusión que el juego no tiene escenas implícitas (recordemos que destacan que todas las mujeres aparecen siempre completamente vestidas y que no hemos visto ninguna escena picante al buscar previamente imágenes del juego en internet), pero sí varios diálogos subidos de todo, seguramente varios de ellos durante los combates de mecas (los supuestamente aleatorios) y otros que se activan en situaciones concretas. Ahora bien, hay que remarcar que la ERSB califica la categoría Teen para chavales de a partir de 13 años (y no 12, como hace PEGI). En resumen, el juego tiene la clasificación de "Adolescentes" porque en un par de eventos se le da la opción al jugador de realizar comentarios guarretes.

    Podríamos decir ahora, que la información suministrada por PEGI en sus juegos resulta a primera vista muy impactante, puesto que utiliza un sistema de logotipos fácil de entender... pero que, sobretodo en comparación con el modelo americano de la ESRB, resulta dar una descripción muy vaga e imprecisa sobre el contenido real de un juego.

    Y el resultado está ahí: Hemos observado las dos valoraciones del juego y los dos resúmenes presentes en ambas bases de datos y como resultado obtenemos que en ambos casos la calificación PEGI pierde por goleada. Como primera referencia PEGI no es una mala medida, pero se hecha en falta algo más de transparencia e información. Veamos el ejemplo de la ESRB: Ofrece unas calificaciones escuetas pero con un rango de valores más amplio y además en su web te cuentan con pelos y señales el por qué de cada valoración.

   Por último, para comprobar que el sistema PEGI hace agua, he buscado una serie de juegos en ambas bases de datos, obteniendo las siguientes calificaciones:
- Mass Effect 1, 2 y 3.
  • Según PEGI: Contienen violencia extrema, lenguaje soez y juego online. No es apto para menores de 18 años. No aparece el logo de "SEXO" en ninguna parte.
Captura de la web de pegi.info
  • Según Sebas: Los tres contienen escenas de cama con desnudos parciales que poco dejan a la imaginación. No contentos con estas escenas, puedes tener aventuras con compañeros del mismo sexo y con extraterrestres.
  • Según ESRB: Sangre, lenguaje soez, desnudez parcial, alusiones al sexo y violencia. +17 años.

- Dargon Age 1 y 2:
  • Según PEGI: Idem que Mass Effect, pero sin juego online. No aparece el logo de "SEXO" en ninguna parte, pero si una advertencia de "violencia sexual" que no aclaran en ninguna parte.

    Captura de la web de pegi.info

    • Según ESRB: Sangre, lenguaje soez, desnudez parcial, violencia y contenido sexual. +17 años.
    - Onechanbara : Bikini Samurai Squad y Onechanbara : Bikini Zombie Slayers.
    • Según PEGI: Contienen violencia extrema y permite la interacción online con otros usuarios. No es apto para menores de 18 años. No aparece el logo de "SEXO" en ninguna parte.
    Captura de la web de pegi.info
    • Según Sebas: Manejas a una japonesa en bikini que va matando zombies. La prensa lo cataloga como "fan service" que sólo sirve para degustar a degenerados. En la portada y en el reverso sale la protagonista con un bikini muy fino. En el reverso sale el texto "SEXY SAMURAI SISTERS". La intro del juego muestra a la protagonista duchándose, sin imágenes explícitas pero muy sugerentes.
    • Según ESRB: Sangre, lenguaje soez, desnudez parcial, alusiones al sexo y violencia intensa. +17 años.

       En los dos primeros casos tenemos 5 juegos con escenas de sexo y desnudos parciales y en el tercero tenemos un juego donde manejamos a una chica de buen ver vestida en biquini y que no contentos con burlar el filtro de PEGI aparece en esa indumentaria tanto en la portada física del juego, como en su reverso e incluso impreso en el DVD del juego. Vale que todos estos casos tengan una calificación de juego para mayores de edad, pero la explicación del motivo en todos, según PEGI, tienen como denominador común la violencia, no el sexo. Es más si no entramos en la web de PEGI para leer "el párrafo", ni nos enteramos de la supuesta "violencia sexual" de Dragon Age 2, puesto que en la caja del juego físico sólo salen los logos de "Violencia" y "lenguaje soez"

        ¿Realmente sirve de algo la calificación PEGI? ¿Está bien poner que un juego tiene contenido sexual pero ser apto para chavales de 12 años y en cambio no mencionarlo en otros por ser destinados a mayores de edad? Con lo que vale una certificación PEGI, ¿no podrían ofrecer la misma transparencia al consumidor como sus homónimos americanos de la ESRB?

    11 agosto, 2014

    La extinción del manual de instrucciones

        A día de hoy los videojuegos más famosos contienen un presupuesto similar a las grandes películas de Hollywood. De hecho, juegos como Gears of War 3, Dragon's Dogma o Saints Row IV cuentan con unas pantallas de crédito kilométricas, dando a conocer hasta el último detalle de cada uno de sus equipos: Animadores, guionistas, testers... centenares de personas que unidas han conseguido elaborar un producto mastodóntico.

        Como es de esperar, para poder organizar semejante volumen de gente, debe de elaborarse una documentación completa que no deje ningún cabo suelto: Captura de requisitos, mapas de navegación, casos de uso, esquemas UML... Es probable que los grandes proyectos se gasten miles de euros sólo en documentar hasta el último milímetro de las entrañas de un producto. Y no me lo invento, puesto que las grandes empresas pierden y ganan personal a diario y a día de hoy no existe un framework capaz de crear juegos comerciales con un par de clics de ratón. Si los proyectos no estuvieran bien documentados, a día de hoy no debería ser posible presentar cada año un FIFA, un Bioshock o un Assassin's Creed y encima sacarlo a la venta para varias plataformas distintas.

        La cosa es que a pesar de meter y meter dinero en un proyecto, la industria olvida una cosa: a día de hoy el formato que más vende sigue siendo el físico y lo que el usuario final "toca" cada vez está más anoréxico. No entraré en el tema de que ahora cada vez más juegos vienen capados con DLC dentro del disco físico (como por ejemplo pasa en Street Fighter vs Tekken), o con el famoso "pase on-line"... si no en algo más tangible, algo que se ve a simple vista y es bastante más fácil de palpar.

        Yo he tenido la suerte de vivir el auge del comercio del videojuego desde la época del Spectrum y he podido observar cómo cada vez a los usuarios se les trataba con más cariño. Desde las cajas tradicionales de cassette con instrucciones en la contraportada hasta la época del ordenador y las consolas caseras con cajas de cartón duro y con manuales de instrucciones impresas en alta calidad y con ilustraciones a color. Vale que entonces un juego de ordenador valía la friolera de 7000 pesetas y un juego de Super Nintendo alcanzaba los 12.900... pero demonios, las distribuidoras sabían que el usuario se gastaba los ahorros de todo un año en un juego y sabían que no podían presentarle cualquier cosa...

        Volviendo al presente, hace un par de meses me compré una Wii U de segunda mano. La verdad es gracias a que la consola es un fiasco estos juegos me han salido muy baratos... pero me ha llamado la atención la práctica inexistencia de los manuales de instrucciones. No nos engañemos, no es algo que pase de forma exclusiva con la Wii U, si no algo que ya venía pasando con los juegos que últimanente sacan en cualquier consola... pero también ha sido mala suerte tener un 100% de acierto con esta consola. Cuatro juegos que me he comprado, cuatro juegos que tienen un manual de instrucciones (por llamarlo de alguna forma) anoréxico a más no poder:
    • Mario Kart 8: Una hoja en A5 (mitad de un A4) impresa por ambos lados, donde sólo te explican los controles "in game".
    • Tekken  Tag Tournament 2: Una hoja A4 impresa por ambos lados y doblada en 4 partes.
    • 007 Legend: Una hoja A6 (mitad de un A5, es decir 1/4 de una A4) impresa por ambos lados.
    • Mass Effect 3: El caso más sangrante, una hoja en A5, impresa por ambos lados que lo único que te explica es la garantía, la información de copyrights y un aviso que dice que accedas al manual electrónico desde el menú de Wii U para leer el manual de instrucciones del juego.
        Yo puedo entender que el sacar panfletos en vez de manual de instrucciones ayuda al medio ambiente y no me parece tan mala idea... al fin y al cabo ahora hasta el juego comercial más basura te coloca fácilmente 100.000 unidades en el mercado. Pero imaginad a la persona que se haya gastado sus 50 o 60 euros en uno de estos juegos, abra la caja del DVD y se encuentre únicamente con un disco compacto y una hoja en formato A5. Ahora imaginaros a su amigo "el pirata" que no paga ni un duro y se ríe en su cara con la famosa frase de: "mira que eres tonto, tengo lo mismo y gratis". Sí, todos hemos tenido un amigo que nos ha soltado eso alguna vez, no lo neguéis.

        Es que esto es tomar al consumidor del formato físico por gilipollas. No sé, si lo que quieres es no talar árboles y sacar los juegos igualmente a 60 euros, por lo menos tened la decencia de meter el manual de instrucciones en una tarjeta SD o de imprimir en papel reciclado. Veo un avance de que a día de hoy las cajas ya no sean de cartón, pero entiendo que no lo hacen por el medio ambiente, si no porque son más baratos de producir... y vete a saber si el plástico de los estuches de videojuego son biodegradables, puesto que las distribuidoras los compran en masa a empresas localizadas en países con dudosas normativas biológicas.

        El caso es que esos manuales de instrucciones "no anoréxicos" existen. Puede que no se hayan gastado en ellos tanta "plata" como la documentación con la que he empezado hablando al principio de la entrada, "pero haberlos, haylos"... pero en formato digital. No obstante tenemos que ser realistas: El manual digital no cuaja con los juegos físicos. Estoy a favor del medio ambiente, no me mal interpretéis, pero ya que nos sacan a día de hoy los juegos mutilados por fascículos con DLC y pases online (y ahora incluso sin manual de instrucciones...), por lo menos tened la decencia de bajar el precio del producto.