Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

24 noviembre, 2015

.Net Core en Linux

    El 19 de noviembre Microsoft liberó su versión RC de .Net Core, una versión opensource de su famoso framework .NET que funciona tanto en Linux como en Mac.

    La verdad es que vengo usando desde hace mucho tiempo Mono, una alternativa multiplataforma que a día de hoy mantiene Novell y que compatible con dicho framework de Microsoft. No obstante, siempre viene bien probar qué tal funcionan las herramientas nativas y "oficiales".

    La instalación a priori resulta bastante sencilla, seis comandos de shell:
  • sudo apt-get install libunwind8 libssl-dev unzip
  • mozroots --import --sync
  • curl -sSL https://raw.githubusercontent.com/aspnet/Home/dev/dnvminstall.sh | DNX_BRANCH=dev sh && source ~/.dnx/dnvm/dnvm.sh
  • dnvm install latest -r coreclr -u
    Para ir abriendo boca he creado un sencillo "HolaMundo.cs" en Vim y un sencillo project.json:



    Y lo he compilado y ejecutado realizando los siguientes comandos:
  • dnu restore
  • dnx run

    Aún es pronto para dar una valoración general, pero ya es un buen comienzo, aunque sólo haya probado con un triste ejemplo de "Hola Mundo". Si os pica el gusanillo, podéis ir mirando también el proyecto de ASP .NET 5 para Linux/Mac o incluso darle un vistazo a Visual Studio Code, un editor multiplataforma que también ha liberado Microsoft.


    Os aviso que sigo teniendo otro tipo de preferencias a la hora de programar, pero no está mal darle un vistazo a modo experimento.

Bibliografía:

06 noviembre, 2015

Os presento a Matías

    Os presento a Matías y aparentemente es mi nueva mascota. Es un saltamontes gigantesco que apareció en mi cortina hará una semana y desde entonces no se ha movido de ahí. Lo cual es sorprendente porque vivo en plena ciudad y en un décimo tercero.

    El animalito está vivo, puesto que cuando te acercas a él se aprecia que mueve las antenitas. No obstante apenas se ha desplazado un poquitín durante la semana, por lo que creemos que está invernando en nuestras cortinas. Y si os lo estáis preguntando, resulta imposible retirarlo de ahí, está muy bien agarrado y no atiende a sustos. En fin, parece que se quedará con nostros una temporadita.