Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

08 diciembre, 2016

Primer vídeo de Nintendo Switch en movimiento

     Reggie Fils-Aimé, presidente de Nintendo América, presentó anoche el primer "gameplay" real de Nintendo Switch en el programa de "The Tonight Show", uno de los "late night" más longevos de la parrilla americana y que desde febrero de 2014 es presentado por Jimmy Fallon. En él se han basado programas tan famosos en nuestro país como "Noche Hache" o "Buenafuente".

    Durante la presentación (minuto 5 del vídeo), Reggie mostró en funcionamiento el juego "The Legend of Zelda: Breath of the Wild", mientras que jugaba con un mando similar al mando pro de la Wii U. Tras una breve descripción, sacó la Nintendo Switch de la base y se la pasó a Jimmy Fallon para que jugara a él en modo portátil. Ésta ha sido la primera vez que se presenta al público la Nintendo Switch ejecutando un juego, puesto que en su presentación sólo se mostraron montajes, a modo de prueba de concepto, de cómo funcionarían determinados juegos sobre esta nueva plataforma.

04 noviembre, 2016

Keijo!!!!!!!!

Póster promocional de "Keijo!!!!!!!!" en Crunchyroll.

    Reconozco que es difícil encontrar un ánime que me disguste, ya que por lo general soy bastante conformista con lo que veo. No obstante, tras visualizar los primeros cinco episodios en Crunchyroll sigo sin entender la razón por la que existe "Keijo!!!!!!!!". Y eso que soy un hombre de criterio simple, que me trago cualquier cosa con un mínimo de argumento. El problema, tal vez, resida en que esta serie no cumple con ninguno de los requisitos básicos del entretenimiento.

    Dejad que os ponga en contexto: "Keijo!!!!!!!!" busca ser una serie deportiva, donde toda la trama transcurra en los quehaceres de la competición de turno, algo que ya hemos vivido en series como “Óliver y Benji (Captain Tsubasa)”, “Bola de Dan (Hono No Tokyuji Dodge Danpei)” o “La panda de Julia (Attack No. 1)”. No obstante, a diferencia de estas series, míticas, dicho sea de paso, el hecho de competir es el único hilo argumental de la serie. Me explico: En toda serie deportiva siempre vemos un trasfondo personal en los protagonistas, aunque este pueda resultar absurdo y en ocasiones hasta forzado. Óliver Átom, por ejemplo, se mudó a una nueva ciudad y necesitaba hacer nuevos amigos y en un enfoque distinto nos encontramos con Julia Jara combatiendo sus inquietudes amorosas a golpe de Volleyball. Vale, ninguna de esas obras pasará a formar parte del salón de la fama de las épicas narrativas, pero cumplían con un planteamiento, nudo y desenlace que cumplía con creces unos mínimos establecidos.

    Aquí no, aquí nos meten con calzador a Nozomi Kaminashi, la protagonista de la serie; Una señorita con 18 años recién cumplidos de cuerpo sospechosamente atractivo que se inscribe en una academia de "Keijo” con el único objetivo de ser millonaria. Y ya está, así, sin ningún otro tipo de trasfondo más. No sabemos si viene de familia pobre, si tiene padres o hermanos, si necesita el dinero para algún tipo de operación, ni nada parecido... Simplemente nos encontramos con un triste: “Hola, me llamo Nozomi y quiero jugar al Keijo porque quiero ser millonaria”. Así, como suena, sin más:



    Y para rematar se nos presenta de la misma forma, con calzador y sin ningún tipo de preámbulo, al resto de actores de la trama. Lo cual no nos vendría mal si se tratara de un ánime de misterio, a lo “Detective Conan (Meitantei Konan)” o al estilo del genial “Umineko no Naku Koro ni”… donde el desconocimiento de cada personaje nos invita a ir descubríendolos más a fondo en cada episodio. Aquí no, puesto que además de no haber nigún misterio de trasfondo, resulta que acabarás sabiendo lo mismo de cada personaje desde el primer episodio hasta el último.

    OK, captamos la idea de que la trama, en si, es mala. Incluso me atrevería a decir nefasta. Pero aun así este ánime podría salvarse de la quema si la ambientación competitiva fuera buena. Pero no, lamento desilusinarles, pero no es el caso. ¿Se imaginan apuntarse a un equipo de fútbol con la idea de ser millonario sin saber quién es Lionel Messi o Cristiano Ronaldo? Pues eso pasa exactamente en esta serie. Es más, el equivalente en esta serie sería descubrir a Lionel Messi cuando te enfrentas por primera vez al “Barça” con comentarios del tipo “¡Increíble! ¡Este tío chuta muy bien!”. Así de triste es el guión que, por lo menos en cuanto se refiere al ánime, parece ser escrito sobre la marcha.



    Dicho sea de paso, ¿saben ustedes qué es el “Keijo”? Ni más ni menos que la guerra de traseros que hemos visto en juegos japoneses como “Dead or Alive Xtreme Volleyball”. Es decir: Un "deporte" que consiste en poner a dos o más jóvenes en bañador sobre una base firme situada en una piscina y que haciendo uso de sus traseros y de sus pectorales deben de tirar a sus rivales al agua.

    Sí señores, de este deporte tan absurdo ha nacido una serie manga que lleva ya unos 12 tomos (y sigue…) y una serie de animación que va por su quinto episodio de aparentemente 13 (lo que suele durar una temporada estándar). Pero como lo he descrito suena un poco tonto, que sepáis que aún podemos hacerlo más tonto: Ponedle supera taques a lo “Dragon Ball” (sí, “kame hames” y auras hechas con el trasero), bañadores recortados para incrementar un mil por ciento la agilidad de la “atleta” o trajes de cuero mega ajustados para fortalecer los músculos del trasero.





    Entonces llegamos a la conclusión más clara: Ya que la trama es mala y que como ánime deportivo carece de interés, la única conclusión es que este ánime sólo ha sido creado para servir “fan service” por doquier (inclusión de contenido erótico de forma sugestiva e indirecta para excitar al espectador). No obstante, tampoco es que sea este el caso: Los personajes utilizan bañadores de una pieza completos y cuando se aprecia algún destape aparece totalmente camuflado, gracias al recurso de cambio de cámara rápido o a los trozos de tela estratégicamente situados para pasar por alto ¿a los censores?

    En pocas palabras: "Keijo!!!!!!!!" es un ánime decepcionante, con una trama inexistente, con unos personajes nada carismáticos y sin trasfondo que trata sobre un deporte denigrante para la mujer y que no sirve ni como pretexto para ver tetas o sucedáneos de éstas... donde se busca crear un humor absurdo que en la práctica resulta inexistente. Todo lo que se hace en este ánime está mal enfocado desde el inicio y que para más inri y a pesar de todo lo que he descrito en esta entrada, se ha colado en la lista de ánimes más populares de Crunchyroll. En pocas palabras, este tipo de cosas te hacen perder la fe en la humanidad.

Tras publicar su quinto episodio en Crunchyroll, la serie se les coló como su segundo ánime más popular.

    En pocas palabras, no entiendo la << raison d'être >> de este anime. Todo lo que hace lo hace mal, es peor que incluso otros ánimes famosos por su gran cantidad de "fan service", como el deficiente "Queen's Blade". Pero miren ustedes que por lo menos aquel ánime tenía una trama y personajes infinítamente más profundos que los encontrados en este "Keijo!!!!!!!!". Tras mucho meditar, he llegado a la conclusión de que este ánime es el equivalente a ver una película porno, pero sin porno ni tetas: Es algo absurdo, un insulto a la inteligencia, algo que no debería de existir y de que en caso de existir, no debería de haberse hecho tan mal.

23 octubre, 2016

Uno abre una consola y no se espera duendes dentro



    Me trajeron a mi casa una “Nasa”, un clon de la “NES” que en su día fue muy popular en España, para ver si conseguía hacerla funcionar. Pero al abrir la bolsa me encontré con una NES original.
- “Pero… esto es una NES… Pero, sabes que ésta no tiene juegos preinstalados, ¿verdad?”
- “Sí, sí que los tiende. Un centenar me dijo.”
- “No, no, eso es la “Nasa”, ésta es la Nintendo original. Viene sin juegos en memoria.”
- “No, sí que tiene.”
- “No creo, esto es el modelo original.”
Total, monto la consola para verla en mi tele y le digo lo obvio:
- “Oye, falta un mando. No tienes en la bolsa.”
- “Claro, ¿por qué creías que te pedía que me compraras uno?”
- “Porque pensaba que ya tenías uno y que querías jugar a dos jugadores.”
    Así que enciendo su “NES”, sin mandos, ni cartuchos. Y me encuentro con el led del “Power” parpadeando y la señal de la televisión haciendo lo mismo, como si la consola estuviera reseteando la señal. En aquel momento no sabía que eso era lo que hacía una NES por defecto siempre que se enciende sin cartucho, por lo que busqué en Google… y los primeros resultados describían ese síntoma como un problema de suciedad y los autores de dichas entradas recomendaban desarmar la consola y limpiarla por dentro.

    Cojo toallitas húmedas, palillos de algodón, mi juego de destornilladores y mi bote de aire comprimido y comienzo a desarmar la consola. Nada más quitar la primera capa noto algo inusual: Lo que parece ser restos de bichos pequeños muertos.
- “Joder, tienes bichos muertos aquí. Normal que la consola no vaya por estar sucia…”
- “Aís, ¡qué vergüenza!”
    Desarmo la ranura del cartucho con cuidado y la limpio. Voy quitando tornillos y limpiando a cada paso… y levanto la placa de la carcasa.
- “¡Ostia!” – Suelto la consola y la dejo en el suelo a toda prisa.
- “¡¿Qué pasa?!”
- “¡Que tienes un bicho vivo ahí!”
- “¡No jodas!”
    Con la consola desarmada y en el suelo, levanto poco a poco la placa hasta que la separo de la carcasa y la coloco al lado. Y ahí estaba, tan campante, paseándose lentamente por la carcasa: Una cucaracha de unos 2 cm de largo.
- “Tienes una cucaracha en la consola.”
- “Ostras, qué vergüenza…”
- “Es la primera vez que veo algo parecido.”
- “¿Tienes insecticida?”
- “No, algo mejor.”
    No podía echarle insecticida, puesto que había componentes electrónicos por el suelo y no quería causar ningún desperfecto a la placa. Cogí mi bote de aire comprimido y empecé a rociar la cucaracha.
- “¿Qué es eso?”
- “Aire comprimido, a ver si la puedo quemar de frío.”
   Y funcionó, la cucaracha quedó noqueada y patas arriba, el problema es que salieron más. Poco a poco y con paciencia, fui rociando las diminutas cucarachas que salían de la consola y rematándolas con una sandalia. Cinco cucarachas muertas en total.

    Una vez acabado el circo de las cucarachas “nintenderas”, quito las cacas de bicho con toallitas húmedas y repasando los componentes electrónicos con el bote de aire, dejándolo todo bien limpio e higiénico, con cuidado de no dañar ningún componente.

    Pongo la placa en la caja y enciendo la consola… pero obteniendo el mismo resultado: La señal de la pantalla y el botón “Power” en parpadeo constante.
- “Está rota, ¿verdad?” – Me pregunta con angustia.
- “Creo que no, que el problema es que no tiene ningún cartucho puesto.”
    Le cuento entonces que sé de un lugar donde venden juegos de “NES” y con mucho “stock” en juegos “retro” y le convenzo para que llevemos ahora la consola ahí para ver si nos pueden prestar un cartucho para ver si la consola funciona. Así que rearmo la consola y partimos a dónde me vendieron un juego de Santiago Cañizares que no fue nunca de Santiago Cañizares.

    Y la verdad es que fue una experiencia bastante positiva. Les explicamos la situación a los dependienes y sin poner ninguna pega nos dejaron enchufar la “NES” en una pantalla gigante de tubo, amén de dejarnos también enchufar uno de sus mandos y de dejarnos jugar al “Double Dragon” original. Y mientras nosotros jugábamos, mi mujer y mi hermano se encontraban como si acabaran de descubrir la cueva de Alibabá, mirando la tienda de cabo a rabo. Y no les culpo, se encontraban en el paraíso del juego retro en mi barrio.
- “¡Mira Sebastián! ¡Recreativas! ¡Un dron!”
    Salimos de dudas respecto a la NES, claramente funcionaba, por lo que la amiga de mi hermano se encontraba totalmente feliz. Para agradecerles la amabilidad les compré un cable de RCA a Euroconector por un euro y medio, para que ella no tuviera que sintonizar nada para jugar a su “nueva” NES.

    Y mientras mis acompañantes se deleitaban con el sitio que venía de descubrirles, yo me puse a lo mío, a ver sus juegos retro. Y ahí vi un “Sonic 3D”, con caja.
- “Oye, ¿cuánto pedís por ese “Sonic 3D”? No tiene precio.”
- “Está a 19€, pero te lo puedo dejar hasta 15€”.
- “¿Pero ese no dicen que es malísimo?” – Me pregunta mi mujer.
- “Sí, pero está muy cotizado.”
- “¿Cómo va a ser bien cotizado si es malo?”
- “Es la magia de los 16 bits.”
    Realmente me sonaba que ese juego valía más de 20€ por internet y además recordaba que pese a ser un juego bastante odiado, en su día la Hobby Consolas le puso un “99%”. Pero claro, yo soy de los que piensan que ese “99%” se lo pusieron por pena, puesto que en Super Nintendo ya le habían dado unos meses antes la misma nota al Donkey Kong Country de turno. Realmente yo el que quería era el Sonic 1 que tenían también con caja más abajo por 12€.
- “Hagamos una cosa, te doy esos 15€ por él y me llevo también ese Sonic 1”.
- “Vale. Bueno, te lo dejo todo en 25€.”
- “A ver, que ya me has descontado 4€ por el “Sonic 3D”, ¿y ahora me descuentas otros dos euros?  Se supone que tienes que hacer negocio con lo que vendes.”
- “Nuestro lema es dejar contentos al cliente.”


..................................
Bonus track: Reverso de la caja original del Sonic 1: "Sónico el Puercoespín".




20 octubre, 2016

Un par de detalles "desapercibidos" en el trailer de la nueva Nintendo Switch (NX)

1.- Su logotipo recuerda al símbolo del Ying-Yang. Los círculos además representan la posición de los joysticks analógicos del dispositivo.



2.- La base cuenta con dos puertos USB. El tamaño de sus puertos nos indica que será más pequeña que la Wii o la Wii U. Además, cuando se usa como consola de sobremesa, la pantalla permanecerá tapada por la base.


3.- Cuando se desarma su gamepad, vemos que los leds verdes de la base del mando se apagan. Pudiera ser que esa base actúe también como batería extra para el gamepad




4.- La cruceta digital del gamepad derecho recuerda a los botones "C" de la Nintendo 64: Está compuesta por cuatro botones redondos.


5.- Posee dos joysticks analógicos, situadas de forma que recuerda bastante al gamepad de la Xbox 360 o al de la Xbox One: El joystick derecho está encima de la cruceta digital y el joystick izquierdo está debajo de los botones. Recordemos que en la Wii U, tanto en el mando tableta como en el "Pro", ambos joysticks estaban en la parte superior del mando.


6.- Sus cartuchos tienen casi el mismo tamaño que los de una tarjeta SD. Y sabemos que son cartuchos y no tarjetas de memoria, porque en la tapa de la ranura pone "GAME CARD".



7.- Podemos dar por confirmado que Skyrim saldrá para Nintendo NX.





8.- Cada lateral consta de dos gatillos.


9.- Los mandos tienen autonomía, pueden usarse sin estar anclados a su base o a la consola.


10.- Su mando "Pro" parece un calco del de Xbox 360, pero con una cruceta digital decente (o eso parece).


11.- No hará falta comprase un segundo mando para jugar con un amigo, puesto que cada lateral del gamepad desarmable consta de un joystick y del mismo número de botones.



12.- Parece que la consola permitirá el juego en red local sin pasar por internet y sin configurar nada. Vamos, que las consolas hablarán entre si como "furbies". ¿Bluetooth?




13.- La entrada de Splatoon en los eSports es una campaña para promocionar la NX.


18 octubre, 2016

Los juegos de Super Nintendo de Santiago Cañizares

    A lo largo de mi vida he sufrido en mis carnes muchos momentos épicos e irrepetibles. A veces buenos, a veces malos. Y todos esos momentos, en conclusión, me han servido para crecer como persona y poder ir acumulando una larga lista de anécdotas graciosas. Hoy, sin duda, traigo una nueva.

    La novia de mi hermano llevaba desde ayer mandándome un sin fin de mensajes por whatsapp informándome por activa y por pasiva de que ella querría que le consiguiera un mando de NES. Sí, la vieja, la de 8 bits. Y hoy al salir de la oficina, antes de mirar por Amazon o eBay, decidí dar una vuelta por las tiendas de segunda mano de mi barrio: No hay muchas, sólo tres en cuatro kilómetros cuadrados.

    Y fui a una y después a otra... y tras ir de fiasco en fiasco llegué a la tercera: En sus estantes, repletos de decenas de consolas retro y centenares de juegos de generaciones pasadas, una NES (original) y una NASA (clon chino de la NES), ambas con dos mandos. Me sentía como India Jones en frente del Arca Perdida. Y nada más iluminarse mis ojos, salió él, como un resorte, el dependiente de la tienda. Se trataba de una persona joven, muy dialogante, de esas que te responden antes de que acabes la frase. Lo que en mi tierra se conoce como "todo un personaje". Pero un personaje simpático, todo hay que decirlo.

    Le pregunté si disponían de mandos de NES y tras decirme que no me intentó vender diréctamente la consola con sus dos mandos.
- Hombre, tampoco quiero tanto a esa chica. Sería un regalo para la novia de mi hermano, no para la mía.
    Y acto seguido ya me estaba presentando su Amstrad, su Amiga, su Mega Drive II... Sin prisa, pero sin pausa. Total, yo tenía claro lo que quería comprar y en mi casa ya tengo una cantidad considerable de consolas retro. Y seguí con las ideas claras hasta que me puse a ver los juegos de Super Nintendo. Tenían un montón, con caja y a precios "populares". En concreto vi un Stunt Race FX con caja en muy buen estado por 20€.
- ¿Sabes de fútbol? - Me preguntó el dependiente.
- Sí. Sé bastante. - Respondí.
- ¿Sabes quién es Cañizares? - Me volvió a preguntar.
- ¿El portero del Valencia?
- Sí, pues esos eran sus juegos. Todos esos que ves ahí de Super Nintendo, fueron suyos.
    Me encontré desconcertado, entre la incredubilidad y una gran disposición a escuchar una historia alocada de por qué los juegos de Super Nintendo del ex portero internacional Santiago Cañizares acabaron en su tienda.
- ¿Pero va en serio? La verdad es que se ven muy bien cuídados.
- ¿Sabes el Castlevania? Pues ese también estaba y lo vendimos.
- Pues por ese os habrán dado un buen pico y encima de Cañizares.
- Y también tenía juegos japoneses.
- ¿Cañizares con una Super Famicom? - Me costaba mucho de creer.
- Va en serio, son de Cañizares. - Dice otro dependiente que sale de la trastienda y se coloca en el mostrador.
- Sí, nos lo trajo un chico que limpiaba su casa. Los iba a tirar y mira, él nos los trajo.
- ¿Y no los tiene firmados? Yo soy el que le límpia la casa y pido que me los firme antes de traerlos a vender, jeje.
- No, no están firmados.
- Bueno, está bien. Sólo por lo graciosa que es vuestra historia me llevo ese Stunt Race FX.
    Me parecía muy raro que Cañizares tuviera una Super Famicom con juegos japos, pero en fin, no sé que ganarían los dependientes mintiendo, puesto que no se trataban de vendedores ambulantes que saben que no se volverán a topar contigo en la vida. Eran dependientes de una tienda física, cercana a mi casa, que abren su negocio de lunes a sábado y que en caso de que te estafen resultaría muy fácil cantarles las cuarenta. Y encima el precio de sus juegos no estaba inflado. De hecho, el Stunt Race FX me lo llevé por menos de lo que se pide por él en internet y sin pagar ni un euro en gastos de envío:

Cotización actual del Stunt Race FX, con caja y manual en eBay: 25-35€ + gastos de envío.

    Total, que me picó el gusanillo e hice lo que haría cualquier hijo de vecino: Preguntarle a Santiago Cañizares por Twitter. Como veréis, la respuesta no tiene desperdicio.


    Y ahí empezó la guasa con mis amigos: El mismísimo Santiago Cañizares respondío a uno de mis tweets. Desde Madrid puede que no se le tenga que dar importancia a esto. Pero en Valencia no solemos tener futbolistas de la talla de CR7 o Zidane. Cañizares es uno de los futbolistas más grandes que ha pasado por Mestalla. A nadie le importaba ya que el juego que me vendieron como "de Cañizares" nunca hubiera sido suyo, mis amigos y compañeros de trabajo ni siquiera me preguntaron por el nombre de la tienda donde toman al pelo a sus clientes. En cuestión de horas pasé a ser "la persona que habla con Cañizares", aunque la única interacción que he tenido con él sea lo que se ve en esa captura de pantalla.

    Puede que para vosotros os parezca poca cosa. Pero algo tan simple como esto te hace subir escalones en una pandilla cualquiera de Valencia. Hasta el punto que un colega tuvo que desviar el tema con un escueto "pues una vez Alfonso Pérez respondió uno de mis tweets" (sí, el del Betis).

    En fin, por lo menos me llevé un juegazo en perfecto estado por 20€.

09 octubre, 2016

Sebas Moncho's Asteroids, beta 3

    Os dejo aquí un clon del famoso juego Asteroids que he programado siguiendo un tutorial de Shaun Spalding. El juego resultante es bastante parecido al propuesto por Shaun, pero le he añadido un par de detalles míos. Espero que os guste.


Si queréis jugarlo:
- Pinchad aquí para probarlo en vuestor navegador web.
- O bien hazed clic aquí para descargar el juego para Windows.

02 octubre, 2016

Bandai anuncia "Accel World vs Sword Art Online: Millennium Twilight"

Fuente: Crunchyroll.

    Apenas falta un mes para que llegue a Europa "Sword Art Online: Hollow Realization" y Bandai Namco nos ha sorprendido anunciando en el Dengeki Bunko Fall Festival un "crossover" de las dos sagas más famosas del escritor de novelas ligeras Reki Kawahara: Sword Art Online y Accel World.

    Por ahora no se sabe casi nada, sólo que saldrá en 2017 para PS4 y PS Vita. Del teaser presentado poco se puede decir, lo único apreciable es que la acción parece que transcurirá en ALfheim Online.

28 septiembre, 2016

Cruces y prioridades

    Cada vez que veo una injusticia y no le encuentro solución, noto como una parte de mi alma se corrompe. No, no vengo a hablaros de la situación de Pedro Sánchez, si no de una situación desagradable que he visto hoy. He sido testigo de un accidente de tráfico, sin víctimas, pero absurdo. Pero lo que más me ha molestado es la actitud incívica de uno de los afectados.

    Os pongo en situación. Son casi las 15:00h y me encuentro en el cruce de Plaça del Periodista Ros Belda / Carrer del Dr. Ferran con Carrer d'Antoni Suárez, en Valencia. El cruce tenía coches aparcados en doble fila, lo que difucultaba su visibilidad. El caso es que a escasos metros míos veo un coche cruzando la calle de Dr. Ferrán con precaución, a una velocidad más que adecuada para evitar un accidente. Y cuando se encuentra en medio del cruce, un coche que proviene de la calle Antoni Suárez lo embiste. Me llevo las manos a la cabeza, me pareció un accidente tonto y totalmente evitable.


    Los conductores bajan de sus respectivos coches. No hay heridos y a pesar del susto, los coches apenas tienen abolladuras. Ahí encontramos dos perfiles: El conductor de la calle Dr. Ferrán, un yogurín, aparentemente universitario, que se excusaba en que no pudo hacer nada porque los coches aparcados en doble fila dificultaban su visibilidad y que él estaba pasando a ritmo lento. Y por otro lado tenemos a una conductura una decena de años mayor que él que le recriminaba una y otra vez que por qué estaba cruzando si ella tenía prioridad.

    A priori todo parece resuelto, tenemos un joven que reconoce su culpa y otro conductor, algo más veterano, que le refleja una y otra vez que tiene la razón. El caso es que vista la situación, me acerco a hacer una observación:
- "Perdona, él tendrá la culpa, pero tú ibas demasiado rápido. Si en vez de ser un coche llega a ser un peatón, te lo llevas por delante."
    No hice la obseración para tocar las pelotas, si no porque era verdad. En ese cruce la conductora tenía un paso de peatones que no respetó. Imposible respetarlo a semejante velocidad. Como era de esperar, no le gustó mi observación. Tampoco buscaba gustarle, sólo corregir una actitud problemática. Además lo decía en serio, puesto que yo soy de esos peatones que a veces salta para evitar ser atropellado.
- "Bueno, pero yo no he visto peatones."
    Sí, claro y el coche que te comiste por la mitad también lo viste, ¿no? Ojo, que no lo embistió por la parte delantera ni por la trasera del coche: Lo embistió por la mitad justa. De todas formas, poco pude hacer para mediar, porque ante la actitud muy poco colaboradora se sumó otro viandante que dijo:
- "Mira, como si va a doscientos por hora. El chaval tiene un STOP ahí."
    A mi no me sonaba que hubiera ninguna señal de "stop", ni siquiera una de "ceda el paso", pero en fin, viendo que el chico admitía su culpa y que el otro viandante decía que había una señal de "stop", decidí no meter más leña al fuego e irme a la oficina a continuar con la jornada laboral.

    Pero al final del día, una vez en casa, me picó el gusanillo y decidí mirar en Google Street View. Y resulta que yo tenía razón, ahí no sólo no había ninguna señal de "stop", si no que tampoco había siquiera señal alguna de "ceda el paso":


    Entonces un escalofrío me recorrió la frente, puesto que en todo cruce (a no ser que alguna señal indique lo contrario), la prioridad recae en el coche que está a tu derecha. Decidí "googlearlo" y me sirvió para reafirmarme: Al no haber ninguna señal de "ceda el paso" ni ninguna señal de "stop", el coche embestido (el situado "a la derecha") era el que tenía preferencia. Es decir, el coche que iba a toda velocidad por Antoni Suárez y que tras chocar recriminaba al presunto conductor ¿nobel?... resulta que dicho conductor fue el único y absoluto culpable del accidente: No tenía prioridad en el cruce, iba a una velocidad demasiado alta, embiste a otro vehículo por su mitad exacta y para más inri le gritaba al otro conductor.

    En fin, supongo que los seguros de ambos coches, cuando lean sendos partes, llegarán a la misma conclusión que yo. Mientras, sólo me queda el remordimiento de no haber verificado en el instante exacto la situación para poder haber defendido a aquel chaval. Está claro que esta situación se podría haber evitado con una mejor señalización, o incluso llamando a la grua para retirar los coches que aparcan en doble fila en los cruces... Pero no estaría mal que los que tenemos coche nos releamos un poco las normas básicas de circulación, puesto que visto lo visto, ninguno de los cuatro actores estuvo fino cuando la situación lo requería.

En fin, buenas noches.