Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

24 julio, 2016

"Neos" y "escorpiones"

Anima, Gate of Memories : A medio camino entre el género indie y la serie B.

    Decir que ésta es la peor generación de consolas de la historia es exagerar mucho. Yo preferiría usar otro adjetivo. Algo así como "decepcionante". No me malinterpreten, vale que la generación actual no sea como para tirar cohetes, pero miren, yo recuerdo aún lo que era meter una cinta en un Spectrum y soportar un tiempo de carga de diez minutos. En cambio, ahora, meto un bluray en mi PS4 y en cuestión de segundos se han copiado unos cuantos giga bytes en el disco duro de la consola. Acto seguido, le damos al "play" y en menos de un minuto se baja un parche de casi un giga de espacio... para a continuación poder disfrutar del mismo FIFA que tenemos en PS3, pero empleando unas texturas con las que se puede contar cuántos granos tiene en la cara Lionel Messi.

    Ok, aceptemos barco. No es la peor generación de consolas que hemos sufrido, pero sí una de las más decepcionantes. Pero no porque estas consolas de nueva generación sean de mala calidad, puesto que resulta una delicia ver lo fácil que es ahora hacer un "streaming" de tus partidas y subir vídeos en Youtube o guardar en un lápiz usb tus capturas de pantalla. De hecho, en lo que se refieren a video juegos, esta generación es la más vanguardista en cuanto a funcionalidades y manejo de interfaces gráficas... a excepción de Nintendo, que sigue sin entender que no se puede vender como "feature" tener que abrir una aplicación que tarda minuto y medio en cargar para poder hacer una captura de pantalla y almacenarla en la nube y a baja resolución. Lo gracioso es que la aplicación no se queda abierta en memoria... cada vez que quieres hacer una captura te tienes que tragar ese tiempo de carga. Por Root, esperemos que los de Kyoto aprendan de sus rivales y nos presenten en su próxima NX algo medianamente decente en cuanto a redes sociales y funcionalidades se refiere.

    Realmente el problema de de esta generación está en sus juegos y no en sus consolas. Puesto que básicamente hemos pasado de tener una PS3 de 256 MB de RAM y una targeta gráfica similar a la GeForce GTX 7800 a una PS4 con 8 GB de RAM (32 veces más) y una gráfica similar a la GTX 580 (muy superior a su predecesor). No obstante, esa mejora de prestaciones no se aprecia en los juegos finales. Estamos a mediados de 2016 y si miramos en Amazon España los diez juegos más vendidos de PS4 nos encontramos con 5 refritos de la pasada generación: Mortal Kombat XL, Grand Theft Auto V, The last of Us, Uncharted: The Nathan Drake Collection y BioShock: The Collection.

    Y mejor no hablar de los Dark Souls 2, Watch Dog, Diablo III, Deus Ex, God of War 3, Skyrim, Valkyria Chronicles Remastered o Saints Rov IV. Si por lo menos hicieran uno del genial Lost Odyssey... Quién lo habría dicho, pero el hecho de hacer que por primera vez en muchos años una consola no sea retrocompatible de lanzamiento ha resultado ser una gran jugada maestra: Nos han cobrado dos veces por jugar a los mismos juegos. Y encima ahora nos cobran el "online". Antes por lo menos te regalaban juegos comerciales que más o menos ya estaban en promoción... pero ahora te regalan juegos indies que resultan ser desconocidos para el gran público. En serio, gastarse 400 euros en una consola y 50 euros al año en un "pase" para jugar en línea, no me parece de recibo si lo mejor que me pueden ofrecer Sony y Microsoft en su catálogo de novedades son remasterizaciones de la generación pasada y apenas dos "blockbusters" al año. Visto lo visto, un servidor se pregunta si no resultaría más interesante invertir esos 450 euros en poner al día su ordenador: Total, a 30€ el módulo de 8 GB de RAM y unos 300€ en una RX 480, nos garantizan ya de por sí unos resultados superiores a los de esta generación de consolas... y encima sin pagar ni un duro para jugar en línea.

¿1080P? ¿4K? Pues yo el Tales of Zestiria lo veo idéntico tanto en PC como en PS4.

    Llamadme loco, pero no odio mi PS4. Me encanta jugar al FIFA y echar unos partidos en línea con mis amigos o diréctamente contra desconocidos... Pero resulta que no, que la mejor experiencia "online" (y por mucha diferencia) la he tenido con la Wii U. ¿Mario Kart 8? ¿Splatoon? Sí señores, estos dos títulos son una droga y no pagas ni un duro por jugar en red con ellos. Sólo pagas por comprarte el juego, como debería de ser siempre. Ahora que lo pienso con calma, resulta que la consola que me ha dado más diversión en esta generación es la Wii U y resulta que está difunta y con fecha planificada para su velatorio.

    Y esa es otra, esta generación ha resultado ser extremadamente corta. Aunque bueno, realmente la anterior fue extremadamente larga: Nada más y nada menos que 8 años. En cambio, ahora resulta que la PS4 se vende como churros, arrasando a sus rivales y nos encontramos que en apenas tres años tanto Sony como Microsoft nos van a vender una revisión de sus respectivas consolas y que la empresa tokiota nos va a poner con calzador un gadget de realidad virtual que será un fiasco tan sonoro como el Kinect (que sí, que se vendió bien, pero ahora nadie se acuerda de él). ¿Realidad virtual? ¿4K? La inmensa mayoría de los mortales no tiene ni TDT en HD. ¿Ahora podremos ver los granos que hay dentro de los pelos de la nariz de Lionel Messi? No temáis, que lo próximo serán las remasterizaciones en 4K de las remasterizaciones en HD de los juegos de la generación pasada.

"Lo siento. Al menos morirás aquí, en tu patria."