Más de 13 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

23 enero, 2019

¿Y vosotros? ¿A qué habéis estado jugando este 2018?

     2018 fue un gran año para los videojuegos, donde vimos grandes lanzamientos como “God of War”, “Torna The Golden Country” (una expansión de 20 horas para el “Xenoblade Chronicles 2”), el “Spiderman”, el “Octopath Traveler”, el inigualable “Red Dead Redemption 2”, además de un nuevo "Tomb Raider” y un nuevo “Assassin’s Creed”... Y bueno, la traca la vino con el último “Smash Brosh” y sus casi 8 millones de copias en 3 semanas.

    En resumen, a pesar de estar ya oficialmente en la recta final de esta generación de consolas, recibimos este año un porrón de juegos de un montón de horas de duración. En cuanto a lo personal, para mí fue un año complicado, sobre todo debido al fallecimiento de mi padre o al de nuestro querido Cidroq. También fue un año complicado en lo laboral, debido a ciertos problemas de sobrecarga que no comentaré por motivos obvios.

    En mi caso, volviendo a los videojuegos, mi año empezó bien, pasándome el “Ys VIII: Lacrimosa of Dana” al cual llevaba jugando desde su lanzamiento (septiembre de 2017) y sólo decir que me enamoró casi al instante. Me sorprende que haya pasado tan de “tapadillo” por la prensa, pero puedo entender que a lo mejor sea debido a que como juego de rol sea un poco flojo y a que hizo agua en cuanto a su localización... ¡pero es que es un encanto de juego! En fin, me muero de ganas por ver noticas del próximo “Ys IX: Monstrum Nox”. Por ahora, lo único que se comenta es que Falcom asegura que su desarrollo ya está el 50% y parece ser que lo verán en Japón este mismo año.

El parche que corregía los problemas de localización tardó más de medio año en salir.
Básicamente, NIS America tuvo que rehacer las traducciones inglesa y francesa.
Una vez "arreglado", salieron por fin las versiones de PC y "Nintendo Switch".

    La verdad, en lo que se refiere a JRPG, podemos decir que este 2018 fue un gran año. Disfrutamos del “Ni No Kuni 2: Revenant Kingdom”, del “Dragon Quest XI”, del “Octopath Traveler”, del “Shining Resonance Refrain” y el “Nier Automata” y el “Ys VIII” llegaron en diferido a “Xbox ONE” y a “Nintendo Switch” respectivamente. Y encima este 2019 también promete, puesto que tenemos el “Kingdom Hearts 3” a la vuelta de la esquina, el “Super Neptunia Rpg” en marzo y por algún momento del presente año disfrutaremos del “Code Vein” y del “Granblue fantasy” (éste último traducido al castellano). Además de que podremos disfrutar de joyas como “Dark Arisen” y “Sword Art Online: Hollow Realization” en “Nintendo Switch”.

    Pero si tuviera que quedarme con un detalle en concreto del mundo de los videojuegos, me quedaría con el “Game Pass” de Microsoft y su política de ponerlo a 1€ en verano y navidades. Gracias a él pude probar de lanzamiento el “Forza Horizon 4” y al acabárseme el “Game Pass” decidí comprarlo. Este juego, señores, es sencillamente el "GOTY" de 2018 y lógicamente me dio varios de los mejores momentos del presente año. Y es que ponerte a hacer una carrera y que te salga un aerodeslizador (hovercraft) de la nada, no tiene precio. Es impagable:



    Cuando ves un “momentazo” así, te das cuenta de que los chicos de “Playground Games” aman su trabajo. El juego no es perfecto, de hecho, otro de los “momentazos” del juego los viví con un bug, cuando el avatar de mi uno de mis amigos se estampó con una casa... y sin venir a cuento. ¡Viva la inteligencia artificial!


    Otras de las bondades del “Game Pass” es que pude quemar el PES 2018 en verano y el PES 2019 en invierno. Yo siempre he sido “de FIFA”, pero el último que tengo es el 2017 y paré de comprarlo porque apenas veía mejoras año tras año. Era lo mismo una y otra vez y encima cada año te endosaban el “Ultimate Team” con calzador de forma más notable y apestaba ya a "micro-transacciones". Y gracias al “Game Pass” me dio por probar un “Pro Evolution Soccer” de nuevo, cosa que no hacía desde el 2012... y me convenció. Estas navidades, con la excusa de pagar un euro de “Game Pass” y un euro de “Xbox Live Gold” acabé jugando 130 partidos online.

    Vale que el “PES” no tenga licencias o un motor gráfico tan puntero como el “Frostbite” de “EA”, pero los gráficos son más que decentes y en lo jugable da una sensación de fútbol más real. Me explico: Tu coges el “FIFA” y en cuanto el balón cae sobre Messi o Cristiano Ronaldo, sabes que te van a meter un golazo. En cambio, el “PES” premia más la estrategia y aprovechar los errores defensivos... hasta el punto de que me daba la sensación de que en el online realmente no ganan los mejores, si no los más pillos, y eso recuerda más a la esencia real del fútbol. Y si encima le pones detalles como la aleatoriedad de los estados de forma, que te obligan a sentar al banquillo a tus “cracks” o a dar oportunidades a los canteranos, pues bendito sea este juego. El caso es que el juego no es perfecto, de hecho, trae todo un arsenal de comentarios rotos o incluso incoherentes, pero es que a pesar de sus defectos, gusta mucho jugarlo:


Varios goles "WTF" que he metido en estas navidades.

    En definitiva, gran estrategia esto de poner el “Game Pass” a un euro en determinados meses clave: Con ello no sólo consigues convencer a los jugadores a comprarse algún juego (como me pasó a mí con el “Forza Horizon 4”), sino que además “Microsoft” consigue que durante ese periodo de tiempo no juegues a consolas de sus rivales. Todo un “doble Win” para él.

    Pero no todo es oro, también tuve varias decepciones, la más notorias con el “Sword Art Online: Fatal Bullet” y con el remake del “Secret of Mana”. El primero es entretenido, pero resulta hacer agua como juego de rol y como “shooter”: Resulta lineal, te da falsa sensación de elecciones hasta el punto de que a veces se te da a elegir la misma frase dos veces, la inteligencia artificial es nula y su única vara para medir la dificultad es que los enemigos tengan más vida o hagan más pupa. Yo he jugado a todos los “Sword Art Online” y realmente esos son unos pecados bastante recurrentes en la saga, pero en este título se alcanzan cotas de dejadez muy absurdas... Y encima Bandai Namco le va a sacar una edición GOTY. Y tiene su miga, puesto que han conseguido superar el homenaje al "copy-paste" que publicaron el año pasado cuando sacaron el "Accel World VS. Sword Art Online".

    En ocasiones este juego roza la dejadez:
        - Tienes dos opciones a elegir.
        - La opción B es exáctamente la misma que la opción A.



Namco Bandai: - "Nuestros rivales de este año son “Dragon Quest XI” y el “Octopath Traveler”. Que tiemblen, nosotros haremos un "GOTY" del “Fatal Bullet”".

    Mientras que el segundo, el remake del “Secret of Mana”, es un gran juego, pero sus primeras horas huelen a mojón: Si no puedes hacer que los personajes muevan la boca, NO METAS DOBLAJES. No es que no muevan la boca, es que lo hacen a veces y otras no, dejando el juego con un acabado que roza lo burlesco. Digamos que el “remake” de “Secret of Mana” no es tan malo, pero decepciona el hecho de saber que podrían haberlo hecho mucho mejor. Aun así, el mojón del año se lo lleva la “PlayStation Classic” y con su devaluación de un 50% del precio en apenas un mes (menos mal que anulé la reserva días antes de su lanzamiento).

    Pero además de las decepciones, a veces también llegan sorpresas agradables de juegos “del montón”. En mi caso este verano me pillé de oferta el “Fate/Extella: The Umbral Star”... No me esperaba NADA de él y me enganchó. Ahora bien, se hace corto: 5 horas el primer final, pero resulta ser muy rejugable (vas desbloqueando las historias de otros personajes). Y en agosto me hice con el “Redout: Lightspeed Edition” a precio de saldo (9,90€ en un Carrefour) y me encontré con una joya que me recordó mucho al “Fast Racing Neo” de “Wii U” y ”Nintendo Switch”.

Jugar al “Fate/Extella: The Umbral Star” resultó ser una sorpresa muy agradable.



“Redout: Lightspeed Edition” me hizo recordar al “F-Zero” de “Nintendo 64”y por sólo 10€.

    Y bueno, a nivel de coleccionismo me agencié varias reproducciones de cartuchos de “Super Nintendo”. Groso modo, conseguí un proveedor que me facilitó reproducciones al inglés del “Secret of Mana 2”, del “Tales of Phantasia” y del “Romancing SaGa 3”, los cuales nunca salieron de Japón. Y a su vez también me facilitó en formato “PAL” los juegos “Breath of Fire” y “Lufia”, los cuales nunca llegaron a Europa (sólo llegaron sus secuelas)… a 8 euros cada uno con gastos de envío incluidos. Con la tontería de comprarme un cartucho al mes, me acabó saliendo una colección de juegos de “Super Nintendo” bastante resultona a la par que exótica.

Jamás imaginé jugar a este juego en formato "físico" y traducido al inglés.

    Y bueno, también conseguí dos de los juegos más importantes de mi colección, los cuales consideraba hasta la fecha como mis “santos griales", debido en gran parte a que llevaba varios años persiguiéndolos y que hasta la fecha no pude agenciármelos debido a que alcanzaban precios prohibitivos por internet. Hablo del “Project Zero: Maiden of Black Water” de “Wii U” y el “The Last Story” de “Wii”. Para más inri ambas compras traen anécdotas de serie.

    El primero tiene todo un historial, porque en su día lo tuve reservado en Amazon, pero por presiones de mi señora (había que hacer recortes) cancelé la reserva y dos telediarios más tarde ya se revendía a 100 euros por eBay. Lo acabé encontrando en enero por 70€ en la web del “Cex” y animado por su "bajo" precio lo compré. Y cuando me llegó, mi gozo en un pozo, me encontré el juego en perfecto estado pero en un estuche de los DVD de los chinos con carátula impresa a mala calidad: Y es que, encima, cogías la carátula y en el reverso habían impreso el sello oficial de “Cex” seguido del texto “This cover was reproduced by CEX”.

Esto, "así", no vale 70€. Por suerte mi historia acabó teniendo final feliz.

    Me quejé a Cex, me dieron la razón y me dejaron ir a una tienda física a cambiar el estuche de DVD por uno original del mismo juego. Cuando el dependiente vio lo que me enviaron puso el grito en el cielo espetando un: “Madre mía, si eso que te han hecho lo tenemos prohibidísimo”. Bueno, por lo menos la historia tuvo final feliz. Aunque también es cierto que parte de la culpa la tiene “Nintendo”, por sacar un “stock” de chiste en determinados juegos. 

    Y con el “The Last Story”, poco puedo decir, uno de los mejores juegos de la Wii y creado por Mistwalker (estudio japonés fundado por el creador de la saga “Finfal Fantasy”). Me salió gratis. GRATIS. Me explico: Lo encontré por menos de 34€ en Amazon y estaba marcado “como nuevo”. Lo encargué, lo mandaban enseguida, lo recibiría en menos de tres semanas... Sobre el papel todo parecía perfecto salvo que pasados dos meses no me llegó. El vendedor aceptó devolverme el dinero y un mes más tarde, ahí estaba, en mi buzón. Me puse en contacto con el vendedor para notificarle que al final me llegó su juego y que quería pagárselo... Y no aceptó mi dinero. Me lo regaló.

¿Y vosotros? ¿A qué habéis estado jugando este 2018?

No hay comentarios:

Publicar un comentario