Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

13 septiembre, 2007

El diario "El País" reconoce la supremacía estética de GNU/Linux sobre Windows y Mac OS

Fuente: elpais.es

El diario español de mayor tirada ha puesto los puntos sobre las íes con un artículo titulado "Linux entra a lo grande en la fiebre de los escritorios en 3D". Recomiendo su lectura, aquí les pego el texto:
Es el tunning aplicado a la pantalla, que la convierte en una mezcla de parque temático y nueva dimensión de la experiencia informática: cuando mueves una ventana, baila cual gelatina y, si la minimizas, arde en llamas. Puedes hacer que nieve en el escritorio o convertirlo en un cubo en 3D. Mac OS X inició esta revolución estética que Linux lleva al extremo con Compiz Fusion.

Técnicamente, Compiz Fusion es un "gestor de ventanas con soporte para composición", lo que significa que ordena a la tarjeta gráfica que convierta las ventanas en objetos en tres dimensiones. A partir de aquí, multitud de plugins aportan efectos que las hacen girar, explotar, temblar, rotar sobre su eje y otros barroquismos gráficos.

Mac OS X inauguró esta tendencia estética en sus primeras versiones. Hoy lleva de serie efectos como Exposé, que dispone las ventanas abiertas en el escritorio como cartas encima de un tapete; Aladin, con el que las ventanas se abren imitando el movimiento de un genio al salir de la lámpara, o la posibilidad de cambiar de color los marcos de las ventanas.

Cientos de aficionados han creado plugins que añaden otros efectos. La mayoría no tienen más productividad que crear belleza en el escritorio, pero gustan a suficientes usuarios como para que Mac OS X se los tome en serio y su nueva versión, Leopard, añada utilidades como Spaces, copiado del efecto Wall de Compiz Fusion, que divide el escritorio en cuatro espacios diferentes.

También Microsoft presta cada vez mayor atención a la estética. Las anteriores versiones de Windows lo apuntaban tímidamente, pero no ha sido hasta Windows Vista que Microsoft ha jugado plenamente la carta del escritorio como experiencia visual y elemento de mercadotecnia.

Dado su enorme y variopinto público, Windows se ha unido a la fiebre del 3D desde una perspectiva más conservadora que Mac OS X, con ventanas transparentes, previsualización mediante miniventanas de lo que hay en las pestañas o el efecto Flip, que muestra las ventanas una detrás de otra, de forma tridimensional.

"Los efectos de Vista son muy pobres comparados con Compiz Fusion", asegura Francisco Javier Rodríguez, alias Franz Rogar, un estudiante de 25 años de Almadén (Ciudad Real), que modera el foro español del Proyecto Compiz Fusion. Esta iniciativa de la comunidad Linux, que muestra en pantalla su vitalidad e inventiva, aporta efectos visuales a los PC que sólo podían verse en Mac OS X y otros totalmente nuevos.

En cualquier ordenador:

La ventaja de Compiz Fusion es que puede instalarse en cualquier ordenador, sea Apple o PC, con una tarjeta gráfica de sólo 32 MB de RAM, frente a los 512 que precisa Vista. De momento, no viene de serie con Linux; debe añadirse al sistema mediante un sencillo proceso de instalación. Pero algunas distribuciones, como Ubuntu, anuncian que pronto lo incorporarán.

Hasta que esto suceda, un joven de Valencia, Marco Antonio Medina, alias Pollolinux, ha creado una nueva distribución con éxito internacional: Comfusion, que instala Ubuntu con Compiz Fusion ya incluido, junto con los programas necesarios para que el proceso sea automático en cualquier tarjeta gráfica.

Compiz, presentado por David Revenam, de la empresa Novell, en febrero de 2006 fue la primera versión de esta aventura de la comunidad libre. En septiembre, una veintena de desarrolladores, con Quinn Storn al frente, se separaron del proyecto y crearon Beryl, que usaba el núcleo de Compiz, modificado.

Beryl representó la imaginación al poder y consiguió una gran popularidad, siendo el sistema con que buena parte de los usuarios de Linux se iniciaron en los escritorios 3D. A mediados del año pasado, Beryl y Compiz iniciaron su reunificación, que culminó en el actual Compiz Fusion.

"Beryl, y ahora Compiz Fusion, gozó enseguida del favor de la gente porque añadía cosas en base a sus peticiones y les permitía disfrutarlas gratuitamente, además de poder modificar el código para crear nuevos efectos", explica Franz Rogar. Menos suerte han tenido otros proyectos parecidos en el entorno del software libre, como Looking Glass, de Sun, nacido en 2003 cuando Java aún no era libre, o Metisse, en 2004.

"Cuando enseño Compiz Fusion a la gente, las preguntas siempre son las mismas: ¿Qué es eso? ¿Cómo lo haces? ¿Podría tenerlo en mi ordenador?", explica Pollolinux. Franz Rogar recuerda la sensación del primer día que lo probó: "La palabra que mejor la describe es ¡¡¡¡WoW!!!!, pero en serio".


Y como postre les adjunto el siguiente video de Youtube con algunos efectos de Compiz-Fusion para GNU/Linux:

No hay comentarios:

Publicar un comentario