Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

31 marzo, 2008

Los números no acompañan a Koeman

Tras perder por tres goles a cero contra el Sevilla, el Valencia despidió a Quique Sánchez Flores en la novena jornada de liga. No obstante los resultados le acompañaban: era cuarto empatado a puntos con el tercer clasificado, es decir, Quique dejó el Valencia en puestos de "Liga de campeones". Era una situación rara, por que el equipo conseguía buenos resultados, pero la afición además demandaba que se jugara bonito... y la destitución apuntaba más a que el presidente se cansara de que el Valencia fuera un eterno secundón, y le salió el tiro por la culata. De no querer ser recordado como el único presidente del Valencia que en la última década no ha ganado ningún título, Bautista Soler será recordado como el artífice de una de las grandes chapuzas de la capital del Túria.

Han pasado 18 partidos con Koeman como entrenador del Valencia, y pese a que el neerlandes asegura que el juego del equipo ha mejorado, una cosa es segura: sus números rozan el ridículo, pues están más cerca de un equipo que busca la permanecia que de un supuesto candidato al título.

En 18 partidos de liga, Koeman ha perdido la mitad, ha empatado séis y ha ganado sólo tres. Ha transformado el equipo en el peor local de la liga y en un coladero defensivo. 27 goles en contra y sólo 17 a favor le avalan. Ahora mismo, el equipo que cogió empatado a puntos con el tercero está en undécima posición, en tierra de nadie, a séis puntos de la UEFA y a séis del descenso.

No sólo ha destrozado el equipo deportivamente, si no también económicamente. Ha apartado de la plantilla jugadores con una ficha altísima, como Cañizares, Albelda, Zigic, Angulo o Manuel Fernandes y el (ex)presidente se ha negado a venderlos, pese a que ahora mismo están cobrando por no trabajar (aunque en el caso de Manuel Fernandes se ha pactado una cesión). Además ha fichado jugadores con un perfil que ya existía en la plantilla actual, como Maduro o Banega, ¡y no han costado cuatro duros! Bueno, Maduro realmente sí que ha costado cuatro duros... pero Banega por ejemplo ha sido fichado por 18 millones de euros y ni siquiera es titular.

Pasan las jornadas y el barco se hunde... pero despedir a Koeman cuesta unos séis millones de euros aproximadamente, y el neerlandes no quiere dimitir. ¿Ganará la copa? Sueño agridulce para una temporada destinada a ser olvidada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario