Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

10 enero, 2011

Folio 100, el iPad de Toshiba

Recientemente le conseguí echar el guante a un Folio 100, una tablet de Toshiba que trabaja con Android y que busca robarle el mercado al iPad de Apple. En cuanto a características técnicas resulta alucinante: Un puerto host USB 2.0, una salida Micro-USB, salida de audio-jack, lector de tarjetas SD, webcam de 1.3 megapíxels, micrófono integrado, pantalla de 10", 512 MB de RAM, 16 GB de disco en flash (12.5 GB reales), chip gráfico Tegra 2 de Nvidia y salida HDMI. Eso sí, la broma cuesta 400 euros.

Folio 100 con el FolioMod instalado

Ahora bien, ¿puede una tablet de Android competir con el iPad? La respuesta es simple: Con el firmware oficial NO. Toshiba ha pecado en la novatada y nos trae su versión de Android modificada y muy "capada". Han aportado bastantes mejoras, sobretodo a nivel de navegación de menús, pero por ejemplo resulta imposible acceder a una aplicación tan imprescindible como es el Android Market.

Para solventarlo Toshiba incluye su propio Market, pero el número de aplicaciones disponibles es considerablemente reducido, la calidad de estas es cuestionable y su sistema de búsqueda es pura bazofia. Entre otras cosas, esto hace que en el propio Toshiba Market no exista ningún juego capaz de explotar las bondades del chip gráfico Tegra 2.

Pero no paremos sólo en el tema del Market. Este android modificado por Toshiba es muy fácil de colgar y va terriblemente lento. Esto nos hace plantearnos si realmente la tablet dispone de 512 MB de ram. Si no, ¿cómo explicar que Froyo funcione de forma fluida en mi HTC Magic de 192MB de ram y terriblemente lento en este Ferrari de 512MB? Seguramente se debe a una pésima optimización de recursos por parte de Toshiba.

Ahora bien, hay que reconocer que aplicaciones como Skype o la reproducción de vídeos en formato DivX funcionan de maravilla en este dispositivo. Además el mundo de la scene ha salvado a esta tableta de la quema: ya existen roms cocinadas para este gadget.

Concrétamente el más famoso es el FolioMod, el cual trabaja con un Froyo modificado para conseguir un rendimiento muy superior al oficial de Toshiba. Esto quiere decir que el sistema no sólo es muchísimo más fluido, si no que además el chip gráfico Tegra 2 consigue mejores framerates en los juegos. Además, este FolioMod ya viene de serie con las aplicaciones predefinidas de Google: GMail, Calendar, Maps... ¡e incluso el Android Market! En resumen, al igual me pasó con Eken M001, este dispositivo gana mucho si tiramos a la basura el firmware de fábrica y le metemos una distribución modificada por la comunidad.

Toshiba, tu dispositivo es alucinante... pero has metido la pata bien metida. Encima ni siquiera has incluido un manual de instrucciones o regalado el cable Micro-USB.

5 comentarios:

  1. quieres decir que ya tienes 2 apad XD?

    TU si que eres alucinante
    HAHA~

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, pues estoy dudando si devolver este y esperarme a la versión 3G que sacarán a lo largo del año. El Eken está bien para lo básico, pero por ejemplo no sirve para reproducir vídeos... y este tiene una pantalla enorme :)

    ResponderEliminar
  3. Buena reseña. Las características técnicas son excepcionales, pero si el software no va, tampoco lo hará la tablet. La manera en la que Toshiba modificó Android seguramente va de la mano de que desean una experiencia diferente a la de un Smartphone, pero no lo han logrado. Habrá que esperar por la Motorola Xoom y Android Honeycom, ambos parecen una dura apuesta contra la iPad.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón Jon, se han preocupado tanto en intentar diferenciarlo de un smartphone que se han cargado la esencia de Android.

    De todas formas no perdamos la esperanza, cuando salga Android 3 (basado para tablets) este dispositivo podría ser un referente :)

    ResponderEliminar
  5. Una pena que se cuelgue tanto. Muchas gracias por tus artículos, de lo mejor que he podido leer sobre esta tablet lo necontré por aquí :)

    ResponderEliminar