Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

28 abril, 2011

Ubuntu 11.04, símplemente precioso

Jueves 28 de Abril, Canonical va a liberar esta tarde noche su nueva Ubuntu 11.04. Vengo de probarla y puedo comentaros que el cambio visual sorprende muchísimo (y para bien), sobretodo si no habéis probado nunca la difunta Ubuntu Netbook Remix. El cambio más notable es que ahora el escritorio utilizado pasa a ser Unity, en detrimento de Gnome.


Así luce el escritorio por defecto de Ubuntu 11.04. Con Unity utilizaremos la misma barra que vimos en la difunta Ubuntu Netbook Remix. De arriba a abajo: Nautilus, Firefox, LibreOffice Writer, LibreOffice Calc, LibreOffice Impress, Centro de Software, Ubuntu One, Selector de áreas de trabajo, un buscador de aplicaciones, un buscador de archivos, un CD y un disco duro montados y la papelera de reciclaje.

Esta barra es similar al dockbar de Mac OS X o de Windows 7. Básicamente se limita a lanzar aplicaciones y a agrupar ventanas por grupos de aplicaciones, pero además permite montar y desmontar unidades de forma fácil. A primera vista parece horrible, pero tenéis que verlo en movimiento, resulta ser todo lo contrario.



Abrimos el navegador web y notamos algo realmente llamativo: Ha desaparecido la barra de herramientas (esa parte de ventana donde veíamos antes las opciones de "Archivo, Editar, Ver..."). Sí amigos, no se trata de un cambio del navegador web, si no del gestor de ventanas.



Realmente esta barra no ha desaparecido. Si no que se ha embebido dentro de la barra de tareas superior.  Copiada total del Mac OS X. Eso sí, a diferencia del sistema de Apple la barra de Ubuntu muestra por defecto el nombre de la aplicación y sólo muestra las opciones de la barra de herramientas si se coloca el foco dentro de la barra de tareas (madre mía, cuanto tecnicismo en un sólo párrafo).



Además, si maximizamos la ventana apreciamos que desaparecen todos los bordes, e incluso los botones de cerrar, minimizar y maximizar se incrustan dentro de la barra de tareas (taskbar). La idea es brillante, así se libera bastante espacio en la pantalla y estéticamente no queda feo. La barra izquierda (dockbar) se oculta también, pero volverá a visualizarse si le aproximamos el ratón.

Al igual que antes, si colocamos el foco del ratón dentro de la barra de tareas visualizaremos las opciones de la barra de herramientas.


Si desplazamos una ventana al lateral, Ubuntu nos sombreará un área del escritorio.


Si sueltas el ratón cuando se sombrea esa área, Ubuntu te redimensionará la ventana al tamaño del área.


Si lo realizas en el lado izquierdo además te ocultará el dockbar.



Al igual que cuando maximizas una ventana, el dockbar volverá a aparecer si le aproximas el ratón.



Al principio os he nombrado todas las aplicaciones que vienen predefinidas en el dockbar. Una de ellas es el "Selector de áreas de trabajo". Todos los entornos de escritorio Linux tienen uno desde tiempos de Matusalem, pero este en concreto es una copia descarada del Spaces de Mac OS X.



Arrastrando una ventana de una área de trabajo a otra área.




En la esquina superior izquierda está el logo de Ubuntu. Haciendo click en él se nos abre un panel donde se nos muestran las aplicaciones más comunes del sistema y una barra de búsqueda.


Tecleando en esta barra nos mostrará en tiempo real una serie de aplicaciones relacionadas. Esta búsqueda se realiza mediante metadatos, de forma que no hace falta escribir el nombre exacto de la aplicación: Si lo que quieres es cambiar la configuración de la pantalla puedes teclear "Monitor" o "Resolución" y Ubuntu te facilitará la aplicación que piensa que estás buscando.


Por si no os aclaráis con ese panel, en el dockbar encontraremos otro panel específico para localizar aplicaciones tanto instaladas como descargables desde los repositorios del sistema.


También han puesto otro panel específico para buscar ficheros. Este panel por defecto también te mostrará los ficheros más recientes, e incluso puedes definirle una serie de carpetas favoritas.


Como es lógico, si en este panel haces click en una carpeta, se te abrirá su ubicación en Nautilus.


Otro cambio importante, fijaros bien en el margen derecho de la ventana. ¡Ha desaparecido la barra de desplazamiento!


Bueno, no ha desaparecido. Si acercamos el ratón al margen derecho nos sale un marcador que nos permitirá desplazarnos por el scroll de la ventana de forma cómoda.


Así de "cool" luce el nuevo panel de Ubuntu One.


Ahora podremos marcar de forma más simple las carpetas que queremos compartir en la nube.


También podremos dar de baja dispositivos de nuestro sistema de sincronización de archivos. Aunque esto ya se podía hacer en la Ubuntu 10.04.


Por defecto el único servicio habilitado sólo te permite sincronizar archivos.


Pero haciendo un par de clicks (y sin salir de este panel) puedes habilitar la sincronización de los contactos de tu agenda o tus marcadores de Firefox.


Un cambio llamativo es que Canonical ha decidido abandonar Rhythmbox. Ahora el reproductor de música por defecto pasa a ser Banshee.


El cliente de difusión predefinido sigue siendo Gwibber y el cliente de chat sigue siendo Empathy. Tanto si recibes un tweet directo como una nueva charla de chat, se te abrirá el mismo icono de notificación que vimos en Ubuntu 10.04. Ahora además habrán varios servicios extra, como Ubuntu One, que harán uso de este sistema de notificaciones.



Se ha cambiado ligeramente el look de las ventanas de chat de Empathy. Ahora parecen un calco del iChat de Apple.


Bueno, poco más por decir. Apenas llevo un par de horas con este sistema. Eso sí, mis primeras impresiones son muy buenas =)

2 comentarios:

  1. y la barra de tareas?? donde se va lo que minimizo?

    ResponderEliminar
  2. Se va al dockbar, la barra de la izquierda :)

    ResponderEliminar