Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

18 enero, 2012

Configurando una "PSP Go!" como consola de sobremesa

Requisitos:


Tener una PSP Go (este es básico)



Un cable AV o por componentes especial para PSP Go. No nos vale el cable AV o por componentes de la PSP Slim o el de la PSP 3000, son incompatibles. Los cables oficiales de AV y componentes cuestan unos 25 euros cada uno, pero en internet es muy fácil hacerse con imitaciones chinas de 5€ [1 y 2]. Tened en cuenta que toda la serie de videoconsolas PSP emite su señal de salida en NTSC, por lo que vais a necesitar una televisión compatible. Si vuestra televisión sólo admite PAL, lo veréis todo en blanco y negro.



El "cradle" oficial de PSP Go (el de PSP normal no sirve). Por desgracia se encuentra descatalogado en España, por lo que seguramente vas a tener que optar por la importación. El cradle, en sí, te puede salir por diez euros en Alemania, pero te sablarán dos veces más en gastos de envío.



Realmente el cradle no es obligatorio, pero es el única opción que nos permite dar alimentación a la videoconsola mientras utilizamos el cable de serie para conectarla a la televisión. Esto es debido a que por defecto la PSP Go carece de ranuras específicas para recargar su batería y hace uso del puerto de serie para alimentarla. Es decir, sin el cradle no podréis ver la consola en una pantalla externa y recargar la batería al mismo tiempo.



El cradle hace uso de un cable de PSP-1000 para recargar la videoconsola, el cual Sony no proporciona ni cuando compramos la PSP Go, ni cuando compramos el cradle. Yo me he echo con este cable de corriente PSP-1000 con salida a USB en unos chinos. Me viene perfecto, puesto que mi televisión tiene puerto de USB-Host, el cual proporciona corriente y me evita tener que gastar un enchufe de más.



Por último nos va a hacer falta un Dualshock 3 de PlayStation 3, el cual vamos a sincronizar a la portátil a través de bluetooth. Estos mando son caretes (estamos hablando de unos 60 euros), pero puedes ahorrarte unos 20 euros si lo buscas de importación. El proceso de sincronización no es nada sencillo, vas a necesitar de una PlayStation 3 (opción "oficial" de Sony) o bien de un ordenador con Windows y el MonitioninJoy instalado (opción a la que recurrí yo). Tanto como para la sincronización, como para recargar la batería del Dualshock 3, vas a necesitar un cable micro-usb, el cual (para variar) también se vende por separado. Por suerte la sincronización sólo se realiza la primera vez.



Para configurar el monitor externo tendremos que encender la PSP y dirigirnos a "Ajustes> Ajustes de pantalla conectada". Ahí seleccionaremos como salida el monitor externo. Por desgracia esto hay que realizarlo cada vez que enciendas la consola. 



La única pega es que en los juegos, a excepción de los de PlayStation One, no se ven a pantalla completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario