Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

12 enero, 2012

Pensando en comprar deuda española

Llevo tiempo meditando y me ha llamado la atención que en una cuenta corriente, por lo general, tu banco no te pague ni un duro por guardar tu dinero. Al fin y al cabo un banco es un negocio que debe de conseguir beneficios para luego rendir cuentas a sus accionistas. Piensa un poco, simplificando la situación nosotros somos su materia prima, puesto que ellos cogen tu dinero y en vez de guardarlo lo invierten para generar beneficios. Y no sólo no te pagan por dejar que jueguen con tu dinero, si no que además en muchos casos te cobran por ello.

Vale que exista un efecto placebo producido al entrar en la web de tu entidad bancaria y verificar que tu dinero sigue ahí. Pero lo único que ves es una cifra, realmente no aprecias nada tangible. En cierta forma es probable que te estén vendiendo humo, puesto que dudo que dicha entidad tenga liquidez suficiente como para devolver el dinero de todos sus clientes.

He llegado ya a un punto donde considero que me resulta absurdo almacenar mis ahorros en una cuenta corriente, puesto que cara a mi es dinero que duerme sin generar beneficios... y que a su vez está siendo utilizado por terceros para especular a espaldas mías. El caso es que lo único bueno de estar en crisis es que la deuda pública española está ofreciendo unos intereses muy apetecibles para lo que yo busco. Además, este tipo de operaciones me transmite la seguridad de que el Estado está obligado a saldar estas deudas sí o sí (basta con ver la que se está armando a base de recortes).

El funcionamiento de las "letras del tesoro" españolas es el siguiente: Cada mes se realiza una subasta pública donde se fija un interés (la última fue de un 4,05% en el bono a 12 meses). Entonces tu compras bonos valorados por mil euros pero a un precio con el interés ya descontado. Para haceros una idea, con los datos de la última subasta (del bono a doce meses) si yo quisiera comprar tres bonos gastaría un total de 2.881,98€ en Enero de 2012 para recibir 3.000€ en Enero de 2013. Es decir, haces un gesto patriótico invirtiendo en tu país y además obtienes un beneficio de 118,02€ por ello.

Cálculo obtenido de la aplicación oficial de tesoro.es

Ahora nos vamos a la web de ING Direct, probablemente el banco más apetecible (en cuestión de intereses) para los ciudadanos de a pie y ojeamos su producto estrella: La Cuenta Naranja. Haciendo uso de su calculadora, decidimos invertir una cantidad equivalente (2.900.000€) durante un año. ¿Beneficio obtenido? Sólo 54,86€: Es decir, pagas 18 euros más y obtienes un 56% menos de rentabilidad. Y se supone que este es uno de los bancos "más rentables" para la ciudadanía española.


Puede que cien euros no parezca mucho beneficio, pero si alguna vez invirtieras el doble conseguirías una rentabilidad equivalente al precio de una PlayStation 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario