Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

02 mayo, 2012

Salven al becario

La altísima tasa de paro Española es la principal causa de la situación tan precaria que estamos viviendo ahora mismo. A más empleo, mayor es la recaudación de la hacienda pública y mejor salud gozan las arcas de la seguridad social. Es algo lógico, cuanto más empleo hay, más dinero se recauda y por lo tanto más fácil es sanear las cuentas del Estado.

Por poneros un ejemplo fácil de ver: en la primera legislatura de Zapatero el paro bajó al 7,9%, lo cual produjo una situación de superávit del 1,7% y se tradujo en bajadas de impuestos (los famosos "400 euros" para todos) o en medidas sociales como la Ley de Dependencia o el cheque bebé.

Cuatro años más tarde la tasa de paro se ha triplicado y como consecuencia tenemos un déficit económico superior al 8%. Lejos de impulsar la creación de empleo, se ha preferido subir los impuestos, alargar la edad e jubilación y recortar este año un 20% el presupuesto de todos los ministerios.



El tema de alargar la edad de jubilación me parece el mayor error de todos. Bueno, realmente el mayor error de todos ha sido abaratar el despido y ofrecer la famosa "amnistía fiscal". De todas formas, hay que remarcar que ambos ejecutivos, tanto el socialista como el popular, han metido la pata hasta el fondo y donde entonces dijeron "digo" ahora dicen "Diego".

Seamos realistas, la sociedad española está envejecida. Actualmente el 43,1% de la población es mayor de 45 años. Es decir, dentro de 20 años, aparte de ser una de las poblaciones más envejecidas del planeta, nuestro sistema de pensiones estará en la miseria, puesto que actualmente más del 50% de nuestros jóvenes (menores de 25 años y activos) no tiene trabajo. Para más inri, sólo el 15,8% de nuestros habitantes tiene menos de 16 años y por primera vez desde hace años, la cantidad de emigrantes españoles supera a la de inmigrantes extranjeros. Es decir, en España no sólo hay menos jóvenes cada año, si no que además estos están saliendo del país.

La cosa es así de simple: hay que priorizar la creación de empleo juvenil sí o sí. Nuestro Gobierno ha hecho hincapié en la última reforma laboral en la necesidad de agilizar el mercado laboral, una medida impopular (bonito juego de palabras) y suicida, puesto que está mal enfocada para lo que necesita actualmente el Estado. Primero, una de las normas básicas de la economía es la oferta y la demanda: A mayor oferta, menor demanda; A mayor demanda, menor oferta. Es decir, para absorber a toda la ingesta cantidad de parados, debes de crear puestos de trabajo. Si abaratas el despido, estás creando puestos de trabajo, pero también estás creando más parados.

Lo que hay que realizar, es que los empresarios se vean obligados a contratar a gente sin que puedan despedir a sus empleados. ¿Cómo se puede conseguir eso? Fácil, bajando el número de horas de las jornadas laborables. Si actualmente el cupo de empleo está cubierto con 41 horas semanas, pues bájalas a 37 horas. Algo así de simple hará que el empresario de turno acabe contratando a más personal para cubrir las necesidades de su negocio. No es ninguna aberración económica, en Alemania podrían el grito en el cielo si les obligaran a trabajar 41 horas semanales como hacemos nosotros. Además, en países sudamericanos que rozan el pleno empleo, como es el caso de Argentina, lo tradicional es que te hagan un contrato indefinido y que en caso de ser despedido te paguen 45 días por año trabajado (más del doble que aquí). Queda gracioso que un país que Europa considera del tercer mundo tenga mayor seguridad laboral que España... con semejantes cifras, la patronal española debería de estar ahora mismo pidiéndonos disculpas.

Otra solución pasa por premiar a los jóvenes antes que a los mayores. Esto pasa por reducir la edad máxima de jubilación. Por lo general, un trabajador cercano a la edad de jubilación gana mucho más que un empleado recién titulado, debido a primas por trienios, sexenios o antigüedad. Todo empresario vería con buenos ojos prejubilar una nómina elevada a condición de sustituirla por una más ligera e igual de competente. Desde el punto de vista del Estado esto es una putada, puesto que la cotización del joven será menor que la del empleado de edad avanzada y además tendrá que pagarle a este último una pensión que irá en proporción a lo que haya cotizado. No obstante, si los jóvenes ven que resulta más fácil conseguir un trabajo, producirá un efecto llamada que hará que volvamos a ser una tierra acogedora para los jóvenes emigrantes y estos podrán cotizar a la seguridad social para sanear las cuentas de las pensiones.

Hay quienes achacan la elevada tasa de paro juvenil al fracaso escolar, el cual se aproxima al 30% en secundaria. Está claro que un nivel tan alto no es un buen indicativo. Quiero decir, estas personas van a ser las que van a mantener tu pensión el día de mañana y semejante índice crea el famoso tópico de que nuestros jóvenes son burros. Para evitarlo, hay que encontrar las causas de este desangro intelectual y reforzar nuestros puntos débiles. Esto significa: mejor inversión en infraestructuras, contratar más docentes, aumentar el número de horas lectivas, etc... La cuestión es que hay que invertir en educación porque a la larga trae dinero al Estado. Cuanto más formados estén, mejor empleo tendrán y por consiguiente más alta será su cotización a la seguridad social.

¿Cómo está afrontando el Gobierno esta "inversión"? No renovando profesores, aumentando el número de horas de trabajo de estos, bajando el presupuesto en 3.000 millones de euros, subiendo los requisitos para poder solicitar becas e incrementando el precio de las matrículas universitarias. En pocas palabras, con el panorama actual el fracaso escolar se va a multiplicar. En todo caso, si seguimos con el modelo actual, la edad de jubilación volverá a subirse, una y otra vez, hasta que resulte absurdo cotizar y por lo tanto todo el mundo acabe trabajando en negro. Vamos, que no hace falta ser muy listo para darse cuenta que el modelo actual de pensiones recuerda al de un fraude piramidal a gran escala... y todos los fraudes piramidales acaban con alguien con mucho dinero riéndose de miles de personas que han perdido el suyo.


Conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña: - "Que (los jóvenes) se vayan a Londres a servir cafés para ganar fluidez con el inglés". Este no sabe quién le va a pagar su pensión el día de mañana.

4 comentarios:

  1. Se ve a leguas que lo quieren es solo cuidar el dinero de los poderosos, no sanear realmente el problema.

    Me sorprende mucho la situación que tienen allá, aca de manera similar que en Argentina si eres despedido bajo contrato te dan 30 días de salario por año trabajado, pero por ley, mínimo son 3 meses de sueldo.

    Acá todos, empleados o no empleados tienen derecho a solicitar seguridad social (que sea toda una odisea el utilizarlo es otro tema) pero nadie está desamparado en ese aspecto legalmente.

    Lo del problema del evejecimiento de la población se vió por acá desde hace tiempo y eso que aquí el porcentaje de gente menor a 20 años es del 30% aproximadamente y previendo lo de los pensionados se aplico una solución dura y tal vez algo injusta, pero que es clara y no es chapucera, cada trabajador tiene que juntar su dinero para la jubilación, el gobierno lo que hace es que tiene tu dinero invertido para que gane algo de interéses, no será lo ideal pero sabes aque le tiras.

    Respecto a la educación el gobierno mantiene un programa de becas muy fuerte y el costo de la escuela pública no está tan elevado, acá el problema es que aún así no es suficiente para la cantidad de solicitudes.

    Aún así tenemos problemas muy serios, me da miedo pensar como estariamos si el panorama fuera igual al de España,

    ResponderEliminar
  2. Gran aporte Cidroq. La verdad, si ustedes tienen problemas de envejecimiento con un 30% de población menor a 20 años... entonces lo nuestro no es un problema, ¡es todo un problemón!

    ResponderEliminar
  3. No es mala idea que vayas haciendo tu fondo de ahorro porque como se ven las cosas, te jubilaras hasta los 85 años si no cambia la situación.

    Otro detalle que iba a comentar y se me paso (problemas de la edad), es lo de la jornada de trabajo. Me parece increible que se siga teniendo la imágen del mexicano flojo que se la pasa dormido bajo el arbol, imegen que buena parte del mundo tiene de nosotros, cuando aquí las horas trabajadas por semana estan en el rango de las 40-45 en promedio (en la empresa donde laboro, todos hacemos 45 horas por semana).

    ResponderEliminar
  4. En general, mucho sentido común. Yo, trabajando para una multinacional de SW, desde que volví a España (antes estaba en Irlanda) trabajo cerca de 60 horas a la semana, porque hay que quedarse siguiendo la cultura española de echar horas por doquier. En terminos de productividad, un error. por encima de 45 horas no sólo no se rinde más sino que se rinde menos (estudios lo avalan).

    Hay un punto en el que no estoy de acuerdo del todo. Gente mayor que un recién licenciado, cobra más, pero sí que puede aportar un valor extra. No todos los trabajos son iguales ni se puede generalizar, pero la experiencia sí puede traducirse en productividad, por lo que gente muy experimentada, está bien que cobre de acuerdo al valor que aporta.

    Por lo demás, básica la reforma de la educación. Países punteros como Alemania son muy estrictos en este tema pero invierten muchísimo en ese aspecto y a la larga se convierte en algo positivo, como explicas.

    Ojalá me quitaran horas (porque no me pagan extras) para dárselas a un recién licenciado) Win2Win!

    ResponderEliminar