17 años en Internet

25 noviembre 2022

Reparando un mando de Xbox Series


     El pasado 10 de noviembre me llegaron un par de juegos que compré de segunda mano y me decidí a probarlos. Instalé el "Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin", me puse a jugarlo y en el momento en el que tutorial te dice "Pulsa RB para atacar"... pues yo presionaba y presionaba el botón pero mi personaje no hacía nada. Es más, el feedback que me daba el botón era extraño.

- Cariño, ¿le ha pasado algo al mando? No me va un botón.

- Se le ha caído a la peque.

- Pues está roto.

- Ah... (silencio de me importa un pimiento).

 

    Así que hice lo que suelo hacer en estos casos, comprobar si el mando estaba en garantía. Como me vino con la consola era bastante probable que aún estuviera en los dos años de garantía y Microsoft facilita mucho este tipo de verificaciones: Basta con poner el número de serie del mando en una página web de Microsoft y ellos saben a partir de qué fecha se ha estado usando y cuándo ha dejado de usarse (https://support.xbox.com/es-ES/help/hardware-network/controller/controller-warranty). Pero por desgracia estaba fuera de garantía: Se ve que los mandos, a pesar de venderse con la consola, tienen una garantía menor. Básicamente el mando que se incluye en la consola tiene una garantía de un año mientras que los que compras por separado aparentemente apenas cuentan con 90 días de garantía. Eso sí, la consola, en si tiene una garantía de 2 años (por obligación, la leyes europeas lo exigen). Cabe destacar también que el seguimiento de la garantía de los mandos que se incluyen diréctamente desde la consola se realiza desde otra url: https://account.microsoft.com/devices?refd=support.xbox.com


     Así que no quedó otra que desarmar el mando para ver qué pasaba y ahí descubrí que el despefecto se debía únicamente a una pieza de plástico que se había roto y que servía únicamente a modo de falso muelle: Es decir, sirve para forzar a que el botón regrese a su posición inicial una vez lo presionas.


    En un primer momento intenté hacer una ñapa, juntando la pieza con pegamento y quemándola para forzar su pegado (se trata de una pieza de plástico). Pero por desgracia no servía, si la pieza no está pegada exáctamente en la posición milimétrica exácta, diréctamente el presionado del botón o no funciona o el botón no vuelve a su posición inicial.


    Así que cambié de estrategia: Aproveché que el día siguiente era el 11/11 para comprar una pieza de reemplazo en Aliexpress a mi proveedor de confianza. Cabe destacar que no se trata de una pieza original, es decir, que el proveedor me vende una pieza fabricada en algún lugar de dudosa procedencia pero que en efectos prácticos es idéntica a la original. Y diez días más tarde me llegó el pedido a casa:

     Al final el pedido fue más o menos rápido y barato: hablamos de 10 días de espera (pedido realizado el 11/11 y recibido el 21/11) en el que pagué 5,23€ (dos piezas idénticas + gastos de envío). Seguramente estas piezas podrían conseguirse más baratas aún, pero cuando estoy contento con un proveedor me gusta repetir con él (llevo varios años comprándole material).

    Y poco más: Monté el mando con la nueva pieza de reemplazo y ya está 100% operaional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario