Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

04 junio, 2007

Mario Strikers Charged Football (Wii)


En mi búsqueda por el juego de fútbol perfecto, debido sobre todo al nefasto PC Fútbol 2007, me he topado con este peculiar juego del cual sólo se decir bondades.

No os engañéis, no es un juego para críos. Como dicen en gamesajare, para poder jugar a Mario Strikers hay que ser macho, muy macho. Es un juego donde el modo historia te deja elegir sólo dos modos de juego: el progresivo, que empieza con una dificultad muy accesible y termina siendo imposible, diseñada por alguna mente retorcida que ha nacido desquiciado y que ahora se venga de la humanidad como programador informático; y el modo "Chungo de alucine", que es empezar desde el imprincipio con el nivel de IA más compleja disponible. Vamos, como el juego es corto se ve que los jefazos les dío por crear el juego más chungo de la historia, sin contar el Karate Kid de NES.

Así que todos los que tienen dos dedos de frente acaban usando el modo progresivo. De momento guay... metes goles rematando con el trasero (Wario), electrocutando al portero (Huesitos), lanzandoles martillazos a tus rivales (Hermano Martillo). Y es que la violencia es una de las virtudes de esta obra maestra. El juego Red Card de Midway a su lado es para nenas. Es un juego cruel, donde si eres un paquete no ganarás por mucha suerte que tengas con el escenario o los items que te han tocado.

Empiezas a jugar y descubres poco a poco los controles. El gatillo es fácil, es el de chutar, el "botón gigante", alias A, es el de pase, la cruzeta digital sirve para realizar entradas... y tras un arrebato de ira por que tu rival te ha metido un golazo agitas el mando violentamente y observas que uno de tus futbolistas se lanza contra él, empujándole contra la valla eléctrica. Y dices: "Mola, no hace falta pulsar botones para robar el balón". Símplementes agitas el mando y mandas tu rival a China, le quitas el balón, te lo roban y de nuevo a agitar el mando... puesto que te encanta destrozar a tus rivales y de paso atrapas unos bíceps de campeón. El primer día atrapas agujetas, ¡¡pero que demonios!! ¡¡me encanta empujar a mis rivales y así les haces el doble de pupa que apretando la cruzeta digital!!

El modo historia consta de 3 copas. Cada copa tiene un sistema parecido a la Copa America, la cual consta de 3 fases:
  • Una fase regular donde se juega en forma de liguilla contra todos los equipos presentes en la competición a partidos de ida y vuelta. Es muy fácil clasificarse para pasar a siguiente ronda.
  • Una fase de playoffs donde cada eliminatoria se juega a partido único.
  • ¿Has ganado la final de los playoffs? Pues aún tienes que sudar, puesto que para ganar la copa debes de ganar al equipo que defiende el título, lo que sería el "Defender" en la Copa America. Esta vez no es a partido único, gana el mejor de 3 encuentros.
Parece largo, ¿he? Pues no lo es tanto, puesto que cada partido dura 3 minutos, y en una hora puedes finalizar una copa. Lo que si fastidia bastante es que si caes en una eliminatoria no puedes reiniciar el partido, obligándote a recomenzar la competición entera. Una cosa a tener en cuenta es que en este juego no existen los empates: sólo hay victorias y derrotas. Si acaban los 3 minutos y el resultado es de empate, ganará el primero que meta un gol.

Una cosa que llama la atención es que los escenarios pueden influir bastante en el resultado final, dependiendo donde se esté jugando el partido si hay viento puede aparecer una vaca que noquee a varios futbolístas, pueden llover bolas de fuego, o si se acerca un jugador al límite del campo puede resbalar y caer al vacío dejando en inferioridad numérica a su equipo. A esto hay que añadir que si realizas una entrada dura o una carga contra tu rival este puede recibir un item, a lo Mario Kart, que podrá utilizar para fastidiarte cuando le plazca, generalmente cuando intentes realizar un "super trallazo".

Vamos, que sólo le falta la canción "No more Sorrow" de Linkin park para que el usuario sienta que te ha caido el apocalipsis cuando pierdas por siete goles en los cuartos de final de una copa, la cual tendrás que reiniciar desde el principio...

El modo on-line sólo vale la pena para jugar contra tus amigos. Si no tienes amigos con el juego este pierde bastante su encanto, por que como dice una frase de un tal Homer Simpson: "Por muy bueno que seas en algo, siempre habrán 100.000 personas mejores que tu". La red wifi de Nintendo está llena de gente sin vida social que malgasta su vida jugando y jugando... en pocas palabras, entrar en el modo on-line es como revivir la mítica pelea de los 300 espartanos contra el imperio persa: sabes que perderás, ¡¡pero demonios!! ¡¡No vas a ser menos que Leonidas!! Sólo hay dos personas que se pueden sentir el amo del mundo, y tu no eres ninguna de esas dos. Una es Leonardo DiCaprio en una escena de la película Titanic, la otra es el líder de la clasificación on-line de este juego... que para fastidiarle la vida le diré que cada semana se borran las estadísticas y que por lo tanto el lunes nadie se acordará de él (y no como nuestro querido Leonardo)

Y es que de cada 10 partidos que jueges en el on-line, 8 los perderás, 5 por goleada, 3 contra gente que piensas que hace trampa cuando símplemente son mejores que tu y los dos que ganes serán contra lloricas que no quieren que les jodas las estadísticas y desconectarán justamente cuando el partido se encuentra cláramente a tu favor. Te sentirás agobiado, estresado, minusvalorado, despreciado... pero esa sensación sadomasoquista te gusta, además no juegas para ganar, juegas para hacer entradas horribles, para desnucar a tu adversario con un brusco ageteo al mando, te sientes un gladiador, y esa sensación te encanta... debes jugar... lo sabes.

Para termiar sólo decir que nos encontramos con una obra maestra, que seguramente será un bestseller, y que no puedo esperar a que el año que viene vuelva a salir con nuevas mejoras y con las plantillas de la liga actualizadas.

Nota: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario