07 agosto, 2008

Curiosidades Bélgica (II)

Una de las cosas que me ha llamado la atención de la zona donde tengo mi casa es la inexistencia de papeleras y barrenderos. Lo de los barrenderos en cierta forma tiene su lógica, puesto que el norte de Europa suele tener malas condiciones climáticas y las lluvias torrenciales de turno acaban "llevandose" las porquerías.

No obstante, si compras una lata de refresco en una máquina expendedora observarás horrorizado que no existe ningún lugar donde tirarla: salvo excepciones, no encontrarás papeleras ni contenedores. Esto se debe a una fuerte moral ecológica que tienen las comunas en esta región: cada vecino tiene sus propios cubos de basura (uno de basura orgánica, otro para embases, ect...) que guarda religiosamente en casa, y un día a la semana se sacan los cubos fuera y a lo largo de la mañana se pasará el camión de basura a vaciarlos.

PD: Saturn aún no me ha llamado por el tema del USB de 8 gigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Antes de comentar:

Revisa tu ortografía, se ignorarán comentarios con faltas graves. Esto no es una ventana para mensajes de móviles, aquí no te cobraré por letra escrita.