Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

16 noviembre, 2009

Fastídiate pirata, fastídiate industria

Fuente: Europapress

Los medios de comunicación denuncian que en la última oleada de baneos en el Xbox Live se ha alcanzado la increible cifra de cerca de un millón de usuarios. Todos estos usuarios fueron expulsados por modificar su video consola para poder cargar copias de juegos sin firmar.

Y es que es triste ver como son bastantes los usuarios lloran como bebés, puesto que se han (mal)criado con la estúpida mentalidad de "todo debe de ser gratis" y que cuando descubren que las normas están hechas para cumplirse, pegan una pataleta. De hecho, voy a generalizarlo en dos tipos de usuario:

Usuario A:
- Baneando nuestras consolas Microsoft no conseguirá que compremos los juegos.

Se ve que algunos seres no se percatan que Microsoft no hace eso para que compre juegos, si no por que ahora mismo no está comprando ninguno.
Usuario B:
- En España es totalmente legal modificar una consola. Hay resoluciones que permiten la copia privada de forma que pueda utilizar copias de mis juegos para no desgastar los originales.

La Xbox 360 permite copiar tus juegos ORIGINALES al disco duro para prevenir su desgaste, por lo que modificar la consola con ese motivo no resulta más que una escusa. Es más, puestos a rizar el rizo, al cargar copias en vez de instalar tus juegos en el disco duro estás desgastando la unidad lectora de la consola.
Cuando aceptas un acuerdo de licencia, esto es lo que pasa: Si vendes tu alma no puedes llorar por perderla. Has aceptado las normas, debes cumplirlas. Y aún así Microsoft ha sido blando, en vez de inutilizar las videoconsolas "piratas", tomó una decisión salomónica: les bloqueamos la posibilidad de jugar en red. Es decir, estas consolas podrán seguir jugando sin problemas, incluso podrán seguir cargando copias... símplemente no podrás jugar con tus amigos por internet, nada más. El que sea pirata podrá seguir pirateando.

Ahora permitirme ser abogado del diablo. Hay que reconocer que un millón de sistemas pirateados (sólo en esta oleada) es un porcentaje bastante alto. Si nos fijamos en el caso de Europa el precio de los videojuegos es tremendamente caro. Los directivos de las empresas parece que no se dan cuenta que los adolescentes, que son los principales consumidores de videojuegos, no disponen de 70 euros para gastarse en el lanzamiento estrella de turno. Gears of war 2, Assassins Creed 2, Call of Duty MW 2: El que no compre juegos está condenado a ser un marginado social en esta generación. Los videojuegos son, junto al messenger, la principal herramienta de socialización de los jóvenes de hoy... y vender videojuegos a 70 euros no es un negocio, debería de considerarse chantaje.

El problema es que al ser un mercado tan grande, todo el mundo quiere sacar tajada: el dueño del Game querrá sus 15 euros por juego; El distribuidor querrá sus 15 euros por juego; el fabricante querrá sus 15 euros por juego; El equipo de desarrollo querrá sus 15 euros por juego... el resultado un producto terriblemente caro donde la avaricia ha roto el saco: nace la piratería masiva. En pocas palabras: o los terceros renuncian a parte de sus grandes beneficios, o estarán condenados a desaparecer. Esto no es apología de la piratería. La industria debe ser modificada, es un hecho.

No obstante existen formas de demostrar que la industria está equivocada sin tener que recurrir a actos ilegales: Europa es un continente multicultural donde no todos los paises tienen el euro como principal moneda, y las normas de la Unión Europea hacen que sea totalmente legal la importación y exportación de videojuegos entre paises miembros.

Esto hace que mientras el Steet Fighter IV vale aquí unos 59'90 euros, sea totalmente legal comprarlo por 20 euros con gastos de envío gratuitos desde Inglaterra: El Reino Unido es famoso por bajar rápidamente los precios a los productos que venden menos de lo esperado, y sumado a que utilizan la libra como principal moneda hace que comprarse un juego novedad cueste entre 20 y 30 euros menos que en España: Modern Warfare 2 a 59 euros, Fifa 10 a 49, Batman Arkham Asylum a 39, Resident Evil 5 a 24 euros... con gastos de envío a España incluido. Y a estas alturas no hace falta decir que en Inglaterra usan el sistema PAL.

Uno de mis mejores amigos, que trabaja en un GameSHOP, me comentó: A nosotros, un juego que vendemos a 70 euros nos cuesta con el IVA unos 55 euros. Entonces yo lanzo esta pregunta al aire, ¿cómo es posible que en Inglaterra se vendan los juegos a un precio más barato que el que pagan las tiendas de nuestro país? ¿Quién se queda con la lana? A mi me da que hay algo que debe de ser legislado, por el bien del bolsillo del consumidor y de las tiendas de videojuegos de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario