Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

24 enero, 2010

G.I. Joe - The rise of Cobra


Con una historia que parece que transcurre en un universo paralelo a la película (por que el guión no es ni por asomo el mismo), nos llega una aberración semejante al Contra de NES... pero migrado a 3D y con peor jugabilidad. La calidad del juego rebosa por su deficiencia en cada uno de sus apartados, salvo en la banda sonora (por que usa la misma que la película).


Aunque parezca mentira, este Contra es mejor que el G.I. Joe de Xbox 360.

A nivel de control es horrible: un shooter en tercera persona donde no hay ningún botón para saltar, una cámara que elige siempre el peor ángulo posible y un sistema de cobertura que parece un chiste comparado con el de la saga Gears of War.

Y es que en este juego es imposible morir, y si mueres, es que eres realmente malo jugando: Te cubres, recuperas en un segundo el 100% de la vida. Cambias de jugador (manejas un equipo de dos joes), y el joe anterior recupera toda vida en menos de dos segundos. La verdad es que hay que ser realmente torpe para conseguir morir en una misión.

Siguiendo con el vapuleo de la jugabilidad, la IA de los cobra destaca por su ausencia, limitóndose a "veo un joe, pues le disparo". Esto incluye también los final-bosses (Cobra, Destro, Firefly, La Baronesa...), donde la solución para su nefasta inteligencia se ha corregido incrementando exponencialmente su nivel de vida. Esto significa que para matar a Destro tendrás que estar disparándole unos 50 cargadores de munición... que para más inri la munición es infinita.

Pero no paremos aquí, sigamos vapuleando: este juego tiene momentos tan irrisorios como que resulta más letal pegar una patada a ciertos enemigos... que endosarle un cargador de munición. Así, como suena. Si ves a un ninja o a un robot, limítate a pegarle patadas. Si ves a una víbora, pues vacía tu cargador. Desconozco si los ninjas usan chalecos anti balas, pero en la práctica les hace más pupa recibir patadas.

Pero no paremos aún, sigamos: el manejo de los vehículos es lo más odiado desde la invención de los juguetes Playskool (que también los fabrica Hasbro). Se manejan como si fuera el Resident Evil, esto es: Izquierda y derecha giran el ángulo, adelante avanzas, no puedes girar y avanzar a la vez.

Pero no paremos aquí: le han querido poner tintes del rol del juego. Al empezar cada misión eliges dos joes para combatir. Estos joes pueden tener tres clases: Comando, Pesado y Soldado. ¿Para que sirve cada clase? Para absolutamente nada. Símplemente, hay habitaciones en las que puedes entrar siendo de una clase u otra, pero no son necesarias para acabar la fase.

Vale, ya hemos vapuleado demasiado el aspecto jugable. Ahora vayamos con el técnico: Lo normal en un shooter es que cuando des al botón de disparar se realicen una serie de cálculos y después se dibuja un rayo que vaya desde el punto A (quien dispara) al punto B (quien recibe la bala). Aquí le han dado la vuelta a la tortilla: le das a disparar y tu joe suelta "algo" (que parece una bala de tamaño XXL y color rojo chillón) que va avanzando con la velocidad de un avión de papel, y si ese "algo" toca al enemigo... pues el enemigo sufre pupa. Totalmente absurdo. Para camuflar esta chapuza, hacen gala de un sistema de auto-apuntado: Esto significa que tu joe no dispara al enemigo que quieras abatir, si no al que le salga de los cojones a la consola (por que no siempre se selecciona como objetivo el rival más cercano). Y no, no hay ningún botón para cambiar de objetivo. La única forma de cambiar de objetivo es acercarte a otro enemigo y darle una patada.

Sigamos con el apartado técnico: A nivel de gráficos, el juego luce exáctamente igual en Xbox 360 como en Wii. No he probado la versión de Wii, pero fue meter el juego en mi Xbox 360 y pensar: "Coño, estos gráficos tienen diez años de retraso". Joder, ¡si hasta Lara Croft en Tomb Raider 2 usaba más polígonos que Duke!


El análisis de Gametrailers

Por decir algo positivo este juego, la verdad, es que me habría encantado si tuviera ahora mismo nueve años. Pero... no los tengo.


Plataforma: Xbox 360, PS3, Wii, PS2.
Precio de venta recomendado: 29,90 euros.
PEGI: +16 años.
Nota: Mediocre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario