Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

07 diciembre, 2010

Gastar el tiempo


Lo peor de haber sido timado como yo lo fui, no es el dinero, si no darte cuenta hasta que punto la gente es capaz de actuar para evitar el hambre. Para que os hagáis una idea, durante nuestras largas sesiones de chat solíamos hablar de todo. Me llegó a describir con todo lujo de detalles a todas las personas de su entorno: su forma de ser, sus manías, sus creencias, sus estudios y ocupaciones... Hermanas, padres, primos, compañeros de su pensión, de clase e incluso amistades. Tras quince meses de relación, podría realizar una ficha detallada de todos sus amigos, pero sus amigos no tienen ni idea de quien soy yo.

Sobre cómo conseguía el dinero, a algunos les decía que había encontrado un trabajo y a otros que recibía ayudas de su exnovio y/o de su madre. A base de preguntar a su entorno uno acaba descubriendo la horrorosa verdad: En el otro lado del charco yo no he existido. Para algunos amigos sí que existí, pero les decía que era una especie de acosador de internet. Ver para creer. Es triste, por ejemplo, saber el nombre y apellidos de sus padres, sus platos favoritos, sus empleos... pero que ellos no sepan que he mantenido económicamente a su hija desde Marzo hasta Noviembre.

Despertarte un día y descubrir que no le importaste nunca a la chica que (supuestamente) estuvo embarazada de ti y que buscaba contigo un anillo de compromiso en las tiendas de Porto Alegre, es una experiencia que no le recomiendo a nadie. Un exnovio suyo me llegó a llamar infantil por mi reacción, me dieron ganas de llamarle gilipollas, en negrita y en letras mayúsculas. Puede que algún día le mande una foto adjunta de un primer plano de mi dedo corazón estirado. Eso sí que sería infantil jeje.

¿Y uno que hace ahora? Realmente esa chica era mi vida, por que fuera de mi empleo pasaba todo el tiempo chateando con ella. Mis amigos tienen sus propias ocupaciones, por lo que no puedo contar con ellos todos los días, y además no guardo mucha relación con mi familia. Mis padres son de otra generación, estamos hablando de una persona de 63 años y otra de 67... por lo que tenemos mentalidades demasiado distintas. Y mi hermano, pese a ser mayor que yo, ya os he comentado en ocasiones que sufre una discapacidad por lo que tampoco puedo charlar seriamente con él. ¿Que mi vida es chunga? Bueno, la suya más. Lo único que puedo hacer ahora es quemar mi Xbox, que ya la aborrezco de tanto jugar, o molestar a mis amistades de internet, que ya los tengo tan agobiados que huyen de mi jeje. Menos mal que tengo un empleo que me mantiene muy ocupado, por que si no estaría ya desesperado.


Canción: Maldita Nerea y Los Delinqüentes - El secreto de las tortugas.

6 comentarios:

  1. HOMBRE NO!
    NO qemes tu xbox, donamelo mejor hehe

    Platicar contigo no es una aburicion, ni uyo de ti , al contrario me resulta demasiado interesnte platicar contigo :)

    suerte hermano

    ResponderEliminar
  2. Jajaja XD. "Quemar" lo usamos en España para decir "usar mucho". No lo decía en sentido literal jeje.

    Gracias :)

    ResponderEliminar
  3. Eres un crack, si te aburres en casa te puedo pasar algún proyectito ;)

    Saludos / Sam

    ResponderEliminar
  4. A la próxima que salgamos por ahí vente. Aunque tengas que madrugar, que nunca salis y pa una vez que lo haceis... La zona de la avenida de francia es para gente más mayor, busquemos otra zona.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, oye, que tenía que coger una furgoneta XXL a la mañana siguiente... mejor conducir descansado ;)

    ResponderEliminar