Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

18 agosto, 2011

Gran hermano



El 18 de Agosto el fotógrafo Daniel Nuevo se encontraba cubriendo la disolución de la "Concentración Laica" por parte de los antidisturbios. Estos le identificaron como periodista acreditado y le dictaron la zona por la que podía realizar sus quehaceres. No obstante cometió un error: fotografiar cómo un agente se dirigía a una jóven y sin mediar palabra le arreaba un puñetazo en la cara.  Al notar el flash el agente se dirigió furioso hacia Daniel para acto seguido gritarle "¡dame la puta cámara!" y apalizarle junto a la incomprensible indiferencia de sus compañeros uniformados.

Una de las dos fotos que hizo Daniel. En ella se aprecia que los agentes se quitaron las identificaciones para no poder ser denunciados.




17 de Agosto, un policía se acerca a la periodista Patricia Horrillo y sin mediar palabra le quita la identificación del cuello. El agente no se identifica, símplemente anota los datos y pregunta por el nombre y apellidos de los padres de Patricia. Estos datos suelen solicitarse cuando se va a tramitar una denuncia y Patricia, aparentemente consciente de ello, pregunta varias veces el motivo de la retención. El agente le grita, la amenza y la detiene. Patricia no era una "indignada" o "anticristiana", sólo estaba realizando su trabajo. Ella símplemente se encontraba cubriendo para su medio el transcurso de la "Manifestación Laica" y su posterior concentración.



Gorka Ramos es un redactor del medio digital La Información que el 4 de Agosto se encontraba cubriendo la concentración que los indignados estaban haciendo en la sede del Ministerio del Interior. Gorka iba identificado en todo momento, pero doce antidisturbios decidieron tratarle como a un manifestante más. Le tiraron al suelo, le golpearon y lo detuvieron. Al día siguiente fue acusado de cargos de desobediencia, atentado contra la autoridad y lesiones. Su foto siendo detenido dio la vuelta al mundo y su historia ha sido contada en medios internacionales como The Guardian, Forbes o la CBS.

La famosa foto de Gorka que ha dado la vuelta al mundo. Desconozco el autor.
Lo que veis en sus ojos no son gafas, son magulladuras y sangre.

Muy mal vamos cuando la policía ataca a los medios. Da la sensación que los "profesionales" que deberían de velar por la seguridad de nuestra ciudadanía reciben órdenes para mantenernos desinformados. Puede que Gorka o Patricia no sean miembros de El País, TVE o El Mundo, pero tienen un empleo "legal" que no han podido ejercer de forma correcta por culpa de la presión policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario