Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

02 noviembre, 2011

Y se desató el caos financiero en Europa

Este fin de semana la Unión Europea pactó un acuerdo para el segundo rescate financiero de Grecia, donde entre otras medidas se obligaba a la banca a recapilitarse y a asumir pérdidas del 50% sobre los bonos de deuda comprados al país heleno. Esto equivale a un perdón de más de 100.000 millones de euros, pero bajo la premisa de que el ejecutivo griego debe bajar su nivel de deuda hasta el 120% del PIB antes del 2020. Esto paró la vorágine de los especuladores, dando un descanso al efecto contagio sobre España e Italia... recuperando ligéramente sus niveles de bonos de deuda y sufriendo subidas generalizadas, de hasta un 6% diario, en sus principales bolsas.

No obstante la troica (Fondo Monetario Internacional, Unión Europea y Banco Central Europeo) no perdona dinero porque sí. No nos engañemos, nuestro sistema económico es capitalista y toda condonación de deuda va ligada a un negocio con vísperas de ganar más dinero aún. Básicamente si Grecia acepta este "perdón" está hipotecando aún más su futuro. Pero no tiene opción, el ejecutivo de Papandreu está bien cogido por los huevos y necesita liquidez para evitar que el estado entre en suspensión de pagos en Diciembre.

Sarkozy dialogando con Papandreu. Foto: Agencia Reuters.

Este Lunes ha caído la bomba. El primer ministro griego, en un alarde de honradez, parece haber entendido que su país no puede seguir siendo un nido de disturbios antisistema: "La democracia está por encima del apetito de los mercados". Acto seguido anunció la elaboración de un referendo para Diciembre donde la ciudadanía tendrá que ratificar o rechazar los planes de ajustes marcados como requisitos mínimos para recibir el segundo rescate. Llega tarde este referendo, pero llega. Cuando el partido Movimiento Socialista Panhelénico llegó al poder en 2009, no aparecía nada sobre recortes sociales impuestos por la troica en su programa electoral y por lo tanto es totalmente coherente que se consulte al pueblo ahora que el sistema griego está en una situación extrema de crisis económica.

Los efectos no han tardado en producirse: La medida no ha gustado nada a los especuladores financieros y a sus colegas europeos. El peor escenario posible se está cumpliendo e Italia y en menor medida España y Bélgica se están contagiando. Ayer la prima de riesgo Italiana alcanzó los 450 puntos, considerado por muchos la barrera de "no retorno", mientras que la española alcanzaba los 370 puntos y la belga alcanzaba los 265 puntos por primera vez desde la aparición de la moneda única. Con semejante panorama de nada han servido las medidas de austeridad aplicadas por Berlusconi o Zapatero e incluso el reciente parche aplicado unilateralmente en nuestra sagrada constitución.

Merkel y Sarkozy, flamantes erigidos baluartes europeos en esta crisis económica sin precedentes, no andan contentos con la decisión de Papandreu. Haciendo gala de su conocida faceta de "derechas" no han podido soportar que exista gente democrática en este orden mundial. Así que de forma unilateral han decidido dar un empujón para expulsar a Grecia de la zona euro: La Unión Europea no realizará el próximo pago de 8.000 millones de euros al país heleno, correspondiente al sexto tramo del primer rescate financiero. Grecia, por ahora, queda abandonada a su suerte.

2 comentarios: