Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

11 mayo, 2012

Victoria

Después de 26 meses y tres "expedientes", Air France me ha compensado con 64,28€ las dos noches que me quedé tirado en París por culpa de una huelga de controladores aéreos (concrétamente el 24 y 25 de Febero de 2010). Ver entradas [1] y [2].

La mañana del 24 acababa de llegar de un vuelo AF0455, proveniente de Sao Paulo, para tomar, en unas horas, la combinación con Valencia. El caso es que al llegar a París descubrí, atónito, que mi vuelo a Valencia había sido cancelado y que los operarios de Air France/Air Europa se lavaban las manos conmigo.

Aquella mañana el aeropuerto me pareció un caos y los operarios me redirigieron a varios lugares para pedir información. Personalmente, la sensación que me transmitían era de que ahí nadie sabía cómo actuar. Finalmente me dieron pasaje para el día siguiente y me espetaron un "ahí tienes una oficina de turismo, reserva un hotel; Ahí tienes un cajero, saca dinero". Resignado, tuve que aceptar esa solución sí o sí. En ningún caso se me informó que el motivo de la cancelación era debida a una huelga de controladores aéreos y tuve que enterarme de ello a través de la televisión de mi habitación de hotel.

Al día siguiente, de vuelta al aeropuerto, me quedé desconcertado al comprobar que a otros pasajeros, con vuelos cancelados (incluso del mío), sí que les pagaron el hotel y la manutención. Al reclamar a Air France la contestación que tuve fue "es que ellos están en combinación". De poco servía que yo sí que estuviera en combinación y de que yo se lo indicara en francés (soy español y belga, tengo doble nacionalidad), puesto que debido al alboroto que había en el aeropuerto los operarios no querían prestarme ni el más mínimo de atención.

Cancelación de mi segundo vuelo a Valencia.

Como veis en la foto, mi vuelo volvió a ser cancelado y tuve que pasar otra noche en París. La única solución que me plantearon los operarios fue abrir reclamaciones a Air France y al aeropueto, facilitando en ellas copias de los tickets con mis gastos. A pesar de la mala experiencia que viví, lo que realmente se me quedó clavado en las retinas fue ver a una adolescente extranjera que lloraba desesperadamente, puesto que viajaba sola y no sabía hablar francés... mientras que las televisiones la grababan cual buitres sin prestarle ningún tipo de ayuda. Me pareció una escena dantesca y vomitiva, que demostraba hasta que punto el ser humano puede ser despreciable. Finalmente una empleada del aeropuerto se hizo cargo de ella para dar la cara ante las cámaras, aunque desconozco que pasó una vez dejaron de grabar.

Por suerte, el tercer vuelo no fue cancelado y pude volver a casa. Al cabo de unos meses obtuve respuesta del Aeropuerto Charles de Gaulle de París, donde básicamente me decían que se lavaban las manos, puesto que ellos avisaron "con suficiente" antelación de que mi vuelo a Valencia había sido cancelado. Cosa que discrepo, puesto que este dato no me fue comunicado por los operarios ni cuando cogí el vuelo Porto Alegre - Sao Paulo, ni el de Sao Paulo - París.

El tema de las contestaciones de Air France eran más kafkianas. En las primeras reclamaciones me informaban por carta que no me encontraban en su vuelo, en otras ocasiones se remitían a mi con mi nombre mal escrito (lo cual explica por qué no me encontraban) y más tarde me empezaron a solicitar los tickets originales para "valorar" si me hacían el abono. Siempre e negué a suministrarlo los originales, puesto que en ningún caso se me garantizaba la devolución de los mismos en caso de ser rechazados.


Matando el tiempo en el Charles de Gaulle, horas antes de embarcar en el tercer vuelo.

Realmente, 64,28€ son pocos. No creo que compensen la totalidad de los tickets entregados. Además, hay que añadir otras molestias: como no poder disponer de tus maletas (facturadas en el primer aeropuerto); gastar dinero extra para llamar a tus familiares; o los dos días de vacaciones que tuve que solicitar para que no me descontaran el sueldo en la oficina. En todo caso, tras 26 meses, por fin veo algo del dinero que perdí en esa maldita huelga de controladores aéreos. Lo bueno es que por fin puedo cerrar página con este asunto... Lo importante no es el dinero, es enfrentarte a una multinacional y a base de reclamar decir "yo soy el que tenía razón, por lo tanto os he ganado".

PD: Lo gracioso de todo es que en aquel viaje tenía pensado hacerlo a través de Lisboa (y no de París), pero la web de TAP no aceptaba tarjetas de débito.

2 comentarios:

  1. Vaya que fue toda una odisea y que bueno que les lograste sacar algo.

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, más vale tarde que nunca jeje

    ResponderEliminar