Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

27 noviembre, 2005

La delirante teoría-protesta del ''espagueti volador'' y los ''pastafaris''

I. DOMÍNGUEZ/ROMA
eldiariomontanes.es

El humor siempre ha sido un buen método para replicar a los críticos acérrimos del evolucionismo. En 1925, el fiscal del famoso proceso de Tennesse a un profesor que enseñaba la teoría de Darwin sentenció que el mundo «fue creado el año 4315 antes de Cristo a las seis de la tarde». «¿Hora de la costa este o de la oeste?», preguntó la defensa. En nuestros días es todavía más divertido. Ante el dilema del Consejo de Educación de Kansas, célebre por debatir en los últimos meses si incluir el 'diseño inteligente' en el plan de estudios, un joven licenciado de Física les escribió en junio una carta asombrosa, que dirigió también a otros diez consejos escolares del país en idéntica situación.

Dado que pretendían enseñar esta doctrina, Bobby Henderson, de 25 años, pedía que también fuera incluida, por los mismos motivos, la enseñanza de una religión que él mismo acababa de fundar: la Iglesia del Monstruo Volador de Espagueti (Flying Spaghetti Monster, en inglés). Adjuntaba un dibujo del ser que, en su opinión, era el creador del mundo, un montón de espagueti con ojos y aupado en dos albóndigas (el modo norteamericano de comer la pasta). En el mismo lenguaje científico empleado por los defensores del 'diseño inteligente', y con mucha ironía, argumentaba que su teoría era tan válida como cualquier otra que se refiriera a una inteligencia superior.

La provocación fue un éxito en Internet y ha atraído oleadas de seguidores auténticos. La broma ha seguido y se ha perfeccionado: ya hay camisetas, pósters y parodias de obras de arte famosas. En el último Halloween, triunfó el disfraz de 'espagueti volador' y sus adeptos se hacen llamar 'pastafaris'. Risas aparte, al final, esta semana, el consejo de Kansas ha aprobado que el 'diseño inteligente' sea materia de examen en 2007 en Biología.

En cambio, la presión popular sí ha derrotado al consejo de Dover, en Pennsylvania, el primero de EE UU que decidió aceptar la teoría. Ninguno de sus ocho miembros republicanos fue reelegido el martes en las nuevas elecciones. Al parecer, la gente estaba harta de ser el centro de atención del país como la nueva versión de aquel juicio de 1925. Porque en Dover tiene lugar otro proceso: un grupo de padres ha acudido a los tribunales al considerar que enseñar el 'diseño inteligente' en las escuelas viola la separación entre Estado y religión impuesta por la constitución. El juez dictará sentencia en diciembre o enero.



Visita la web oficial del culto: www.venganza.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario