Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

15 enero, 2008

Eternal Sonata (XBox 360)


Tras meditar mucho tiempo en cual es la mejor forma de describir las sensaciones vividas tras 20 horas jugando a esto, he llegado a la conclusión de que lo mejo será recitar la siguiente estrofa de la canción "Pesadilla en el parque de atracciones" del grupo "Los Planetas":
Quiero que sepas que ya me esperaba que esto ocurriera y que no pasa nada. Que sólo me da la razón y que he estado aprendiendo de cada momento que he estado contigo. Y pienso aplicar contra mis enemigos tus tácticas sucias de acoso y derribo. Que también he sacado algo bueno de todo este enredo. Y quiero que sepas que espero que acabes colgando de un pino cuando veas lo imbécil que has sido, cuando veas que lo has hecho fatal.
Después de este desahogo emocional hacia los programadores que dispone Namco en plantilla, procedamos a analizar el juego: Eternal Sonata es un "quiero y no puedo", una obra maestra visual con un sistema de combate prometedor, con unas escenas cinemáticas habladas (en inglés) de larga duración (hay varias de más de diez minutos)... pero que en la práctica es desesperadamente lineal y repetitivo, y si a eso le sumamos un guión absurdo y flojo... nos queda un juego que sufrió de hype y que sólo agradará a los fans de los RPG o a los papis que busquen un juego educativo con muchas peleas.

Entremos en escena: Frédéric Chopin, el famoso pianista del siglo XIX, se encuentra en su lecho de muerte en París. La aventura transcurre en un sueño que tiene mientras se va murriendo, ambientado en un mundo de fantasía, donde deja de ser tuberculoso y empieza a repartir tortas a diestro y siniestro en una orgía de combates a lo Tales of Symphonia.

El sistema de combates va sumando nuevas normas según vas incrementando tu experiencia, lo cual busca crear cierta curva de dificultad... en un juego donde los combates son repetitvos y fáciles. Y cuando digo repetitivos me refiero a que en una mazmorra te enfrentas cada dos por tres contra los mismos tipos de enemigos, los cuales vete a saber por qué... empiezan el combate situados siempre en el mismo lugar.

La historia peca de ser demasiado lineal. Muchas veces te bloquearán la salida del pueblo que no conduzca al punto necesario para seguir avanzando en la aventura. Pues a eso súmale que muchas veces el jugador no podrá salir de la calzada en los caminos, y que si este lo intenta veremos al prota corriendo pero con un muro invisible que le impide avanzar, como en los viejos Resident Evil de antaño.

Conclusiones: es un juego con una presentación increible, excelente presencia gráfica y muy buen entorno musical... pero lo que es el juego en si... algo decepcionante.

Pros:
Muchos personajes jugables.
Gráficos.
Música.

Contras:
Combates repetitivos en exceso.
Poca libertad en el mapa.

Nota: 6,0 Aceptable
Plataforma: Xbox 360
PVP: 69,90€

No hay comentarios:

Publicar un comentario