Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

13 octubre, 2010

Ubuntu 10.10

Tras probarlo en mi netbook y en mi Macbook Pro, os voy a dar mis impresiones. La primera y más notoria es la rapidez de arranque: en una decena de segundos ya tenemos el escritorio funcionando.

De requisitos mínimos estamos hablando de 2,4GB de disco duro, aunque yo recomendaría como mínimo 3GB en el directorio raíz por si queréis instalar software adicional. Respecto a la memoria RAM puede funcionar en sistemas de 256 MB, pero recomendaría encarnizadamente disponer por lo menos de 512 MB para que el sistema pueda ir fluído.

Con 2GB de RAM, para el uso que doy, no requiero de partición SWAP.

También llama la atención la gran facilidad para instalar software de terceros:  con sólo dos clicks desde Rhythmbox podremos descargar el plugin para escuchar mp3 y más de lo mismo con el plugin de Flash desde Firefox. El caso de Rhythmbox es muy loable: por defecto ya trae instalado el plugin de LastFM, es compatible con iPods y se han currado un nuevo widget en la barra de volumen del sistema.

Controles de Rhythmbox incluidos en la barra de volumen del sistema. Incluso si cierras la aplicación, podrás escuchar y controlar la música ;)

Sincronización total con LasFM

Al cambiar de pista, te sale un aviso en una esquina de la pantalla.

Otro punto que llama la atención es que ahora el programa elegido para explotar las colecciones de fotos es Shotwell, en detrimento del "antiguo" F-Spot. Shotwell tiene una estética que nos recuerda bastante al iPhoto de Mac OS X, pero es muy inferior a este en cuanto a funcionalidades. Aún así es bastante completo, permitiendo organizar las fotos por eventos y/o fechas, además de que resulta cómodo para publicar álbumes en Facebook. Por cierto, es 100% "drag'n'drop", de forma que para importar fotos basta con arrastrarle una carpeta de imágenes.

Puedes ordenar fotos por eventos y/o de forma cronológica.

La visualización recuerda mucho al iPhoto

Muy fácil para compartir tus álbumes en la red

Creando un álbum en Facebook con sólo un par de clicks.

Otros de los puntos fuertes de esta Ubuntu es la sincronización con chats (MSN, Yahoo Messenger, Google Talk, Jabber...), e-mail y cuentas de difusión (Twitter, Google Buzz, Facebook, etc.). Para ello hace uso de unos widgets en la barra de tareas encargadas de manejar y configurar los programas Empathy (chat), Evolution (agenda e e-mail) y Gwibber (difusión en redes sociales). El manejo y configuración de estos widgets es tan sencillo que para el usuario novel puede darse a entender que se trata de una integración del sistema y no un "control remoto" para programas de terceros. La parte de chat e e-mail funcionan bastante bien, no obstante la parte de difusión es bastante decepcionante: Gwibber aún no soporta bien Google Buzz (no muestra las publicaciones y tampoco permite publicar contenido), mientras que con Facebook sólo puedes realizar consultas (no permite publicar). Aún así Gwibber resulta genial y cómodo si tienes una cuenta de Twitter.


Así luce el widget de notificaciones de e-mail, chat y difusión.

El cliente de chat, Empathy, tiene soporte para múltiples cuentas. Permite tener tu MSN, GTalk, Yahoo, etc... en una sola lista de contactos.

El número de protocolos que acepta es larguísimo 

Cada vez que alguien te hable, una hermosa notificación aparecerá en la esquina de tu pantalla, y el sobre del widget se volverá de color verde.

Para no llenarte la pantalla de ventanas de chat, las charlas que no atiendas se irán acumulando en el widget de notificaciones (el sobre verde).

Y así de hermoso luce la interfaz del chat.

Este es el widget de estado de chat y de publicación de difusiones. Lo que escribas en la caja de texto saldrá publicado en tu Twitter, Flicker... Mientras que si cambias de estado (Disponible, Ausente, Ocupado, etc.) se actualizará el estado de todas tus cuentas de chat.

Al igual que Empathy, Gwibber soporta gran cantidad de protocolos. Por desgracia cantidad no significa calidad: como he comentado antes no todos son funcionales.

Ojeando mi Facebook desde Gwibber


Otro punto a tener en cuenta en esta Ubuntu 10.10 es la excelente integración con Ubuntu One. Para el que no sepa de que va la cosa, Ubuntu One es un soporte de almacenamiento en internet, lo que comúnmente se conoce como "la nube". En Ubuntu 10.04 se podía sincronizar la carpeta "/home/user/Ubuntu One/" de forma que todo lo que pusieras ahí se pudiera recuperar en otro ordenador con la misma cuenta de Launch Pad (registro gratuito). Esto se ha potenciado, ahora a través de tu cuenta de Launch Pad podrás sincronizar mensajes de difusión, marcadores de Firefox, contactos de Evolution y cualquier carpeta del home de tu usuario.

El cliente de Ubuntu One. En él podremos hacer login con una cuenta Launch Pad.

También podremos gestionar los equipos ligados a la cuenta. 

Y seleccionar los elementos que deseamos sincronizar.

Como se aprecia, la sincronización de "Mis documentos" es tan simple como marcar un checkbox. Ahora todos los documentos que altere, elimine o inserte en esta carpeta se verá reflejado en el resto de equipos que tengo ligados en mi cuenta de Launch Pad.

Pero Ubuntu One es mucho más que un mero sistema de sincronización de archivos. También nos sirve para publicar contenido en internet. Por ejemplo, imaginemos que quiero enseñar una foto en un foro de internet. Así que voy a sincronizar la carpeta donde se encuentra. Por defecto sólo tu tienes acceso a tu Ubuntu One. Nadie más puede acceder a tus documentos. Una vez sincronizada la carpeta, puedo "publicar" un elemento en concreto para que cualquier persona tenga acceso a ese documento.

Sincronizamos la carpeta.

Seleccionamos el elemento a hacer público.

Copiamos al portapapeles el vínculo ofuscado.

Y... voilà.

Ahora bien, con Ubuntu One no es todo oro lo que reluce. Si bien es cierto que el servicio es gratuito, se limita a un máximo de 2GB de espacio. Permite upgradear tu cuenta con 20 GB extra pagando 30 dólares al año (menos de 22 euros), pero aún así la sincronización de elementos no es tan rápida e inmediata como se desearía. No obstante Canonical ha dado en el clavo y en los futuros años esta tecnología debería de sufrir un notorio boom.

De hecho cabe comentar que Ubuntu One no es el único lugar donde Canonical va a sacar pelas. Ahora se incluye una tienda virtual en Rhythnbox (el reproductor de audio). Esta tienda se llama (como no podía ser de otra forma) "Ubuntu One Music Store" y resulta un calco del servicio de iTunes. Tiene gran variedad de artistas famosos, y los precios rondan los 9,90€ el album y el 1,49€ una única canción. Eso sí, las canciones a descargar son en formato MP3 y a 256k (calidad de formato superior a la tienda de Apple). A estas alturas no hace falta que diga que la música que compres podrá ser sincronizada entre los distintos equipos que tengas asignados en tu cuenta de Launch Pad.


Otro sacaduros es que ahora el centro de software permite aplicaciones de pago. Por ahora sólo hay una, pero no sería extraño que fueran apareciendo más en el futuro: como pudiera ser el caso del famoso Cedega (WineX) de Transgaming. De todas formas no tengáis miedo. Ubuntu siempre ha tenido y tendrá grandes aplicaciones gratuitas para descarga: Skype, Cheese, Gimp, Chromium/Chrome, etc.


Resumiendo, este Ubuntu 10.10 es todo un éxito. Canonical y la comunidad han conseguido crear un producto maduro, seguro, fiable y bonito que además rinde de lujo en equipos poco potentes. Eso sí... sólo les ha faltado arreglar un par de cosas de Gwibber para calificar el producto de perfecto.

Actualización 14/10/2010
Corrección del "sólo lectura" de Facebook en Gwibber (también corrige la desaparición del botón "Añadir" al insertar una cuenta nueva).
Corrección de Google Buzz, ahora 100% funcional en Gwibber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario