Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

08 marzo, 2011

Microsoft, el final de una oligarquía

Hace años todo lo referente a ordenadores y dispositivos debía de funcionar o ser compatibles con Windows. Te ibas a una tienda y mirabas que el último ordenador tuviera instalado el XP y de paso observabas, sin escandalizarte, que todos los juegos de ordenador se ejecutaban únicamente en Windows. Lo mismo con los periféricos: esa webcam con el logo del MSN Messenger, esa tarjeta gráfica con la pegatina de "Compatible con Windows 7"... Existieron alternativas, véase Linux o Mac OS, pero nunca cuajaron en un mercado tan monopolizado. ¡Hasta las PDA tenían una versión reducida de Windows!


¡Programadores, programadores, programadores!

Cierto día de 2002 salió a la venta el primer bestseller de BlackBerry: El 5790. Un teléfono móvil que, entre otras bondades, permitía leer e-mails y navegar por internet. Se puede decir sin tapujos que durante 5 años BlackBerry tuvo el monopolio absoluto de los smartphones. ¿Cómo es que nadie vio que esto era el futuro? Es un producto que existe desde 2002, ¿cómo es que Microsoft no quiso participar entonces en aquel mercado?

La famosa BlackBerry 5790.


Bueno, casualmente en Junio de 2003 Microsoft lanzó al mercado el Windows Mobile 2003. Era básicamente su sistema operativo para PDA's adaptado a los teléfonos móviles. Pero traía bastantes pegas: A los fabricantes no les gustaba la licencia de distribución, los teléfonos eran aparatosos y además la interfaz de usuario era poco amigable. En 2005 Microsoft sacó "Magneto", el nombre en clave de su nueva versión de Windows Mobile. Resultó ser un frankenstein compatible con Office, .net, Windows Media... y que cláramente iba más orientado a las PDA que a los smartphones. En 2007 sacó el Crossbow (W.M. 6), el cual para variar aterrorizaba más que agradar. Microsoft básicamente ofrecía smartphones que parecían Ferraris. Lógicamente sus dispositivos no cuajaron nada bien en comparación con los ofertados por BlackBerry.


Un HTC con Windows Mobile 6.

Y mira tu por donde, en Enero de 2007 Apple anunció el lanzamiento del iPhone, el cual empezó a comercializarse en Junio de 2007. Los nerds cayeron víctimas del hype y rápidamente el teléfono se convirtió en un gran éxito de ventas. Era bonito, útil y fácil de usar. El sistema operativo iOS no tenía nada que ver con la aberración de Windows Mobile. Entre sus características se incluía sincronización total con la cuenta .Mac y una App Store que permitía la instalación sencilla de aplicaciones a través de internet.


El iPhone. Dispositivo elegante y fácil de usar. Adiós teclado, hola pantalla táctil.

Pero Apple no fue el único en ver que este era el mercado del futuro. Dos años antes, en julio de 2005, Google compró la empresa californiana "Android Inc.". Pero no le sacó partido hasta el 2007, conicidiendo con el lanzamiento del iPhone, cuando se unió con varios fabricantes de teleco y hardware (tales como Intel, Nvidia, Motorola...) para formar la "Open Handset Alliance". Finalmente, el 21 de octubre de 2008, la O.H.A. lanzó al mercado la primera versión del sistema operativo Android. El encargado de bautizar el barco fue el HTC Dream. Android resultó ser un sistema agradable, que recuerda a los entornos de escritorio de ordenador y que además también resulta bastante sencillo de utilizar. Al igual que los iPhones con las cuentas .Mac, estos dispositivos permiten una sincronización total con cuentas de Google: e-mail, calendar, Google Talk, contactos de la agenda, etc. Y además también viene con su propio Market Place de aplicaciones. No obstante, Android no empezó a ser popular hasta principios de 2010.


El HTC Magic, un bestseller con Android de serie.


Este hecho, el lanzamiento del iPhone y de los primeros móviles con Android, hizo que Microsoft se replanteara su política respecto a los smartphones y en 2009 lanzó el Windows Phone 6.5, que incluía un renovado total de las interfaces gráficas y un market place para aplicaciones (¿casualidad?). Pero le pilló el toro. Microsoft estuvo tan obsesionado con sacar al mercado su iPod Killer (Zune), la Xbox 360 y el asesinato anticipado del horrendo Windows Vista, que descuidó por completo el mercado de los smartphones. Bueno, tecnicamente el Windows Mobile llegó bastante antes que el iOS de Apple o el Android de Google, pero no supieron sacarle provecho a lo que tenían entre manos. En febrero de 2010 Microsoft sacó el Windows Phone 7, pero ya era tarde, los usuarios ya tenían claro que Microsoft sobraba en este mercado.

En el segundo cuatrimestre de 2010, Android tenía un share del 27% del mercado de smartphones. El iOS (Apple) tenía el 23%, BlackBerry el 33% y Windows Phone/Mobile bajó hasta el 11%. (Fuente: The Nielsen Conpany).

En Enero de este año Android ya era el sistema operativo más utlizado en smartphones, con un 31% de share. Windows Phone cayó hasta el 8%. (Fuente: Francisco Javier Martín, El País). Recientemente Microsoft ha comprado Nokia y le pagará 700 millones de dólares para que sus dispositivos utilicen Windows 7.

Y el 27 de Enero de 2010 Apple anunció la bomba: El iPad. Te lo vendían como una alternativa real a los netbooks, cuando realmente era un smartphone gigante y con un precio desproporcionado. Los nerds enloquecieron: En 60 días Apple vendió 3 millones de unidades. Sobran los comentarios.


Steve Jobs presenta el iPad.


En menos de dos meses los chinos se dieron cuenta: el iPad sólo es un iPhone tamaño XXL, así que varios fabricantes locales decidieron robarle la idea a Apple y comenzaron a fabricar tablets con el S.O. de la comepetencia: Android. Resultaron ser terriblemente económicos, desde 80€ ya puedes conseguir una imitación china del iPad con Android de serie.

La cara de los chinos al enterarse que Android está basado en Linux.

Eken M001, una tablet china de 7" con Android. También sirve como lector económico de eBooks.

El éxito del iPad y de los tablets chinos no pasó desapercibido y al igual que con los smartphones los fabricantes empezaron a pactar con Google. Archos, Motorola, Toshiba, Samsung... Todos quieren forrarse en el mercado de las tablets y Android es el sistema operativo elegido para ello. Android se ha convertido en el sistema operativo que debe de utilizar todo dispositivo que no sea de Apple. A día de hoy Android es a los gadgets lo que Windows es a los ordenadores. El éxito ha sido tan exponencial que recientemente Google ha anunciado para este mismo año el lanzamiento de Honeycomb: una versión de Android adaptada a tablets.

La comercialización de tablets se ha disparado en España. La inmensa mayoría utiliza Android.


El Folio 100 de Toshiba.


Steve Ballmer, CEO de Microsoft, esta vez reaccionó "pronto" y en una presentación en Octubre de 2010 mostró una tablet similar al iPad funcionando con Windows 7. Prometió que estarían disponibles a partir de navidad. Ya se ha visto alguna Archos a la venta, pero al igual que los smartphones han llegado tarde. Además, quien lo haya probado habrá notado que el procesador ARM hace mucho daño en Windows 7: el sistema no funciona tan fluido en estos dispositivos.

Ballmer presentando Windows 7 en una tablet. Finalmente se espera que el Windows "oficial" para tablets llegue en 2012.

Mercado de tablets en 2010. En el último cuatrimestre los dispositivos con Android suponían el 20% de las ventas. (Fuente: electricpig.co.uk).

En esta última década hemos visto bastantes cambios, como por ejemplo el resurgir de Apple o el gigantesco auge que está teniendo Google. No obstante lo más llamativo es la caída en picado que está sufriendo la empresa de Redmond.

3 comentarios:

  1. Orale, te hechaste una entrada muy completa, buen trabajo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Vaya currada!!!
    A ver si linux empieza a ser más utilizado a nivel de usuario.

    ResponderEliminar