Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

21 julio, 2011

Los leones al circo, por favor.

Ayer salió a la venta el nuevo Mac OS X 10.7, alias "Lion". Como tenía derecho a una copia gratuita me ha dado por instalarlo y así comprobar por qué hay tanto hype por él.


Así luce el nuevo Mac OS X:



Atentos a la copiada de los escritorios GNU/Linux, el nombre de usuario en la esquina superior derecha:


Bueno, realmente ya existía esto en Mac OS X, pero por defecto no se aplicaba. A primera vista la novedad más importante es que ahora puedes hacer "gestos" en el trackpad para desplazarte entre los distintos escritorios. Utilizando estos "gestos" la navegación entre escritorios resulta ser muy cómoda y fluida. Vamos, que queda genial:



Si el primer movimiento del trackbar es un movimiento hacia la izquierda, en vez de otro escritorio lo que visualizaremos será el dashboard (ese horrendo invento que nos colocaron con calzador en Tiger):



Muy cuco todo eso de los gestos, el problema es que yo tengo esto:


Se llama ratón y lo utilizan el 99% de los ordenadores, hasta los Mac's. Un ratón convencional es totalmente incompatible con los gestos del trackpad. Es decir, si quiero desplazarme a otro escritorio tengo que levantar la mano de mi ratón, estirar el brazo hasta el portátil y realizar el gesto de turno. Para mi que todo esto de los gestos es un invento diabólico porque a Apple le sigue sin salir de los cojones sacar un Macbook con pantalla táctil. La realidad es que la experiencia de la nueva tecnología de detección de gestos es preciosa si estás con el trackpad portátil, pero es horrenda si de normal trabajas con un ratón externo.

Otra de las principales novedades es la opción de poder emplear aplicaciones a pantalla completa. Mal vamos si en pleno 2011 vendemos esto como una novedad. Además, en antaño pensábamos que el botón "+" era el de maximizar, pero se ve que no, que hemos vivido engañados toda la vida por tito Jobs. Somos unos puñeteros noobs, maximizar ahora es esa flecha bidireccional que está arriba a la derecha:



Y así queda Chromium a pantalla completa. Es algo caótico, puesto que te ocultan hasta los bordes de la ventana. Si mueves el ratón arriba aparece de nuevo la barra del sistema, pero dependiendo de la aplicación puede ser más difícil de lo que parece restaurar el tamaño original de la ventana. En todo caso este "maximizar" consigue marear más que otra cosa.



Por cierto, si tenéis un ratón externo habréis notado que en Lion el scroll de navegación se invierte. Es decir, para desplazaros por las ventanas tendréis que mover la rueda en sentido contrario. Para solventarlo tendréis que ir a las opciones del trackpad y desactivar la opción de "Dirección del desplazamiento: natural":



Otra novedad es el Launchpad. Parece un parche aplicado a un sistema operativo futurista que en pleno año 2011 sigue careciendo de "Menú inicio". Una de las novedades de Snow Leopard era poder visualizar carpetas en el dock en formato de pila o matríz y la gente aplicaba eso para listar las aplicaciones. Ahora se ve que no, que lo más es hacer que tu ordenador de mil euros tenga menús con la potencia gráfica de un iPod.



Si nos fijamos, Launchpad por defecto nos muestra sólo las aplicaciones de Apple y sus third parties. ¿Dónde están las otras aplicaciones que tengo instaladas? Bueno, pues resulta que abajo tenemos un paginador:



O haces un gesto en el trackpad hacia la derecha, o bien haces click en ese diminuto circulo opaco del paginador con tu ratón. Ahí verás todas las aplicaciones "no Apple" que has instalado por tu cuenta:



Y así luce ahora el nuevo Finder, como siempre todo muy cuco. Nuevo diseño para el scroll, nuevas opciones como "Mostrar menos (items)", lavado de cara en los iconos de la izquierda, ect...



Por cierto, si eres padre y quieres saber donde guarda tu hijo el porno, puedes usar el nuevo marcador de "Todos mis archivos":



Por último, no deja de ser curioso que un sistema operativo llamado "Lion" sólo tenga una imagen de este animal entre sus wallpapers:



En definitiva, mucho hype, pijería y colorines... pero he visto novedades más grandes entre versiones de Ubuntu del mismo año... ¡y gratis!

2 comentarios:

  1. Es el espíritu de Apple, lo peor es que hay fanboys que están extaciados ante tanta "novedad".

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la teoría de que Mac OS X está 100% terminado en casa de Steve Jobs, pero que Apple se ve que prefiere venderlo por fascículos ;)

    ResponderEliminar