Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

30 octubre, 2011

Viewpad 7

El Viernes me llegó esto, la Viewpad 7 de Viewsonic. Se trata de una tableta Android de siete pulgadas que a lo largo de 2010 ha pasado sin pena ni gloria por Europa. De hecho, ni siquiera se ha comercializado en España.


Por tamaño, peso y características recuerda bastante al Galaxy Tab 7, pero su precio es casi la mitad. También es cierto que su hardware es mucho más inferior: Estamos ante un dispositivo con un procesador ARM11 mononúcleo de 600 MHz (chipset Qualcomm MSM7227), 512 MB de RAM, un disco duro en flash de 512 MB (casi totalmente ocupado por el sistema operativo), una resolución de pantalla de 800x480 y Android 2.2. Para más inri carece de puertos USB o de lector de tarjetas SD.

Bueno, eso de que "carece" es una mentira a medias, puesto que el dispositivo permite la inserción de tarjetas Micro SD de hasta 32GB y dispone de una salida Micro USB que nos sirve para recargar la batería y para sincronizar la dichosa Micro SD a un ordenador.

¿Por qué entonces me tiene enamorado este chisme? Bueno, digamos que esta tableta es un claro ejemplo de que no hace falta gastarse los cuartos en un pedazo de máquina para entregar un producto de calidad. Recordemos fiascos como el Folio 100, un ejemplo claro de alucinante potencia (procesador Tegra) que se la pegó en ventas de forma estrepitosa.

Con ello debo de remarcar que pese a su escasa potencia el sistema operativo funciona fluído en todo momento, e incluso puedes jugar sin problemas al Angry Birds o al Fruit Ninja. La pantalla además es capacitativa, responde muy bien a las órdenes táctiles que le damos y cuenta con muy buena retroiluminación (superior a la del Folio 100, por ejemplo). Además trae conectividad con dispositivos bluetooth, cámara trasera de 3 MP, webcam frontal de 0,3MP, sensor de giroscopio, de compás y de luz ambiente (trae opción de autoregulación de brillo) y una batería de polímero de litio de 4 a 6 horas de uso intenso (60 en stand-by).

No obstante hay dos puntos primordiales que hacen que este producto sea superior respecto a las tabletas normales:
  1. Este dispositivo dispone de una ranura SIM que te permite tener conectividad 3G a través de tu operadora móvil.

  2. El Android que trae de fábrica no está "capado". Es decir, por una parte tenemos preinstaladas todas las aplicaciones de Google (GMail, Google Talk, Market...) y por otra podemos hacer tethering a través de wifi (como si de un dispositivo mifi se tratara) o a través del cable Micro USB.

Probando la tableta con un par de juegos.

¿Sobre el precio? Como he comentado antes este chisme no ha llegado a comercializarse en España. Es posible comprarlo a través de internet, pero actualmente está descatalogado debido a que ViewSonic va a sacar este mes una nueva versión de $200. Aún así, la puedes conseguir por 198€ en Amazon y en su caja viene con una funda de cuero plegable (2), un adaptador de corriente (con cabezales para Europa, UK y USA), un cable Micro-USB a USB y unos auriculares preciosos (con botón de on/off, pero son de baja calidad y suenan fatal).

28 octubre, 2011

Operación 20N

(Aviso, algunas imágenes pueden herir su sensibilidad).

27 octubre, 2011

Londres


Liverpool Street

Una estación de alquiler de bicicletas en Liverpool Street, tengo entendido que el abono cuesta 80 libras al año (poco más de 90 euros, cinco veces más caro que en Valencia).

"I Goat" de Kenny Hunter (2010), cerca de Liverpool Street. Mi nuevo wallpaper.

Estación de St Pancras, en Kings Cross. Su exterior fue utilizado para el rodaje de las películas de Harry Potter.

Estatua gigante de una pareja besándose dentro de la estación de St Pancras. De fondo los anillos olímpicos (Londres será sede de los juegos en 2012).

El London Eye, con 135 metros de altura es la tercera noria más grande del mundo.

Un monumento egipcio expuesto en el Támesis.

En Piccadilly Circus.

Exterior del British Museum.



El objeto más antiguo del Britrish Museum, una piedra tallada por algún humano prehistórico para ser usada como herramienta. Tiene unos dos millones de años.

La piedra Rosseta, su valor es incalculable puesto que ha resultado esencial para poder descifrar los jeroglíficos egipcios. Esta piedra tiene grabado un decreto dictado por un consejo de sacerdotes y contiene escritos en jeroglífico, egipcio demótico y griego. Data del 196 A.C.


En el lago de Hyde Park




Un monumento a los soldados británicos caídos en la segunda guerra mundial.

Buckingham Palace, lugar donde vive la reina del Reino Unido.




De compras en un HMV, una famosa cadena de ocio digital.

En el London Bridge.

Exterior de la National Gallery, en Trafalgar Square.

El Big Ben y el Parlamento.

La Abadía de Westminster.

El Parlamento.

Bonita vista del Parlamento y el London Eye.


Exterior del Imperial War Museum en Lambeth Road.

Otra espectacular vista del London Eye, el Parlamento y el Big Ben.

Entrada de la National Gallery en Trafalgar Square.

Los indignados acampados en la Entrada de la catedral de St Paul.

Lateral de la catedral de St Paul.

Vista de la catedral de St Paul desde el puente del milenio.

Aprovechando el "duty free" de la tienda HMV situada en el aeropuerto de London Stansted. Ambos me han salido por 80 euros. El Fifa 12 tiene un precio recomendado en España de 69,95€, mientras que el Batman Arkham City cuesta aquí unos 62€. Es decir, tengo un ahorro de unos 50 euros por dos juegos que han salido a la venta hace menos de un mes.

18 octubre, 2011

Aquí huele a podrido

Ayer empezó el juicio contra Jorge Bellver, teniente de alcalde y concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia. Se le acusa de corrupción urbanística por aprobar en 2004 la construcción de un aparcamiento que carecía de los trámites necesarios y que se ha construido a escasos metros del Jardín de Monforte, el cual está protegido por su carácter histórico.

Jorge Bellver. Foto: Europapress.

Para más inri el constructor del aparcamiento subterráneo no es otro que el mismísimo Enrique Ortiz, empresario acusado de sobornar a cargos públicos en las tramas Brugal y Gürtel. Entre los presuntamente sobornados se encuentra el padre de la ministra de Sanidad (José María Pajín), Luis Díaz Alperi (exalcalde de Alicante), Sonia Castedo (alcaldesa actual de Alicante) y José Joaquín Ripoll (líder provincial del PP y presidente del Puerto de Alicante). También se le conoce por ser dueño del Hércules Club de Fútbol y sobornar, presúntamente, a la plantilla del Córdoba para que se dejaran ganar en el último partido de la temporada 2009/2010 de la Segunda División Española.

Para daros cuenta de la gravedad de la situación, Jorge Bellver es el encargado de realizar las funciones de la alcaldesa cuando esta no puede ocupar su cargo por motivos de ausencia, enfermedad, viajes, etc. Rita Barberá actualmente tiene dos cargos públicos: Alcaldesa de Valencia y Diputada por Valencia en les Corts Valencianes, por lo que para el Ayuntamiento de Valencia la figura de teniente de alcalde es realmente necesaria. En caso de ser declarado culpable, Jorge podría ser inhabilitado de cargos públicos durante ocho años y medio.

Cambiando de tercio, también desde hace poco se sabe que la jueza Estela San José (famosa por destapar una trama de multas falsas en la jefatura de tráfico de Lugo) está investigando la relación existente entre el empresario Jorge Dorribo y José Blanco (ministro de Fomento, portavoz del Gobierno y actual número 2 del PSOE). El empresario ha declarado en la Operación Campeón haber pagado nada menos que 400.000€ al ministro a cambio de subvenciones públicas.

Dorribo y el ministro de Fomento en la misma mesa. Foto: Periodistadigital.com

El ministro ha reconocido la existencia de un encuentro con Jorge Dorribo en una gasolinera de Lugo, pero ha negado el soborno. Además también ha salido a la luz que la empresa de Dorribo debe 22.000 euros al primo del ministro y que, para más inri, se rumorea que dentro de poco la Fiscalía trasladará al Supremo una imputación contra Blanco. De hecho, la Operación Campeón ya se ha cobrado sus primeras víctimas políticas: Los diputados Pablo Cobián Fernández de la Puente y Fernando Blanco han dimitido de sus cargos, pese a declararse inocentes.

La verdad es que resulta muy fácil encontrar casos de corrupción en la política española, basta con buscar la palabra "imputado" en el buscador de noticias de Google. Dime, ¿aún no tienes motivos para estar indignado?

16 octubre, 2011

Sin miedo


Madrid.


Valencia.


Roma (Euronews).


Frankfurt (Euronews).


Londres (Euronews).


Nueva York (Euronews).


Japón y Australia (Euronews).

14 octubre, 2011

Dennis Ritchie

En la madrugada de ayer Robert Pike publicó en su Google+ el fallecimiento de su colega Dennis Ritchie. Falleció el pasado día 8, con 70 años y rodeado de su familia. Graduado en Harvard en Física y Matemática Aplicada,  Dennis es conocido sobretodo por su etapa dentro de Laboratorios Bell, donde creó en 1969 (junto a Ken Thompson y Douglas Mc Ilro) el sistema operativo Unix y en 1972 el lenguaje de programación C.

Para haceros una idea de estas aportaciones, el Unix moderno es el estándar a seguir en todo sistema operativo (GNU/Linux, BSD, Mac OS X...). A día de hoy más del 60% de los servidores tiene un sistema operativo basado en Unix y el porcentaje se dispara hasta el 91% entre los 500 ordenadores más potentes del mundo.

Su versión de C fue conocida como "K&R C" (abreviaturas de Ritchie y Kernighan, el compañero que le ayudó en la elaboración del libro "El lenguaje de programación C" en 1978) y fue el estándar a seguir hasta la aparición de ANSI C en 1988. Casi cuarenta años más tarde, el lenguaje C es el lenguaje de programación más usado del mundo, seguido muy de cerca por su variante C++ y Java.

08 octubre, 2011

Fallece Steve Jobs (IV)

Hijo de una madre soltera fue dado en adopción bajo la condición de que sus nuevos padres tuvieran estudios universitarios. No obstante, los padres seleccionados le rechazaron "por no ser niña" y acabó en siendo adoptado por una familia humilde, sin estudios, a condición de que el día de mañana le pagaran unos estudios universitarios.

Los padres cumplieron su promesa y gastaron todos sus ahorros para que Steve pudiera estudiar en el  Reed College de Portland (Oregón). Ahí conoció al que sería más tarde el primer empleado de Apple (Daniel Kottke) y a Bill Fernández (el vecino del que sería más tarde su mejor amigo, el genio Stephen Wozniak). No obstante Steve tenía un problema que a día de hoy siguen teniendo muchos de nuestros jóvenes... No le gustaban sus estudios, así que al finalizar el primer semestre decidió abandonarlos. Realmente no dejó la universidad, símplemente continuó yendo a las clases que le interesaban en categoría de oyente. No le culpo, hay que recordar que entonces la ingeniería informática, como tal, no existía. También hay que remarcar que Steve pasaba por apuros económicos, hasta el punto de tener que recurrir a reciclar latas de cocacola para poder pagarse la comida o de asistir al templo local de los Hare Krishna para poder comer gratis.

Un año más tarde empezó a trabajar como técnico en Atari. Las malas lenguas dicen que era tan "perroflauta" que le asignaron al turno de noche para ocultar su mal olor corporal. Pero Steve no estaba en Atari para revolucionar la industria de los videojuegos, su idea era clara: Ahorrar dinero para costearse un viaje a la India, junto a su colega Daniel Kottke, para así poder visitar a Neem Karoli Baba.

Mientras tanto Stephen Wozniak se encontraba haciendo un ordenador casero en el garaje de su vecino, Bill Fernández. Pero su adicción a la cerveza produjo un incendio en el local y por propiedad transitiva la posterior prohibición de los padres de Fernández de "volver a jugar" con Wozniak. Pese a ello, la genialidad de Wozniak le acabó reportando un empleo estable dentro de Hewlett Packard.

A su regreso de la India, Steve volvió a su anterior empleo como técnico de Atari. Una de sus primeras tareas fue optimizar la placa base de la recreativa Breakout (el popular Arkanoid). Básicamente le ofrecían unos cien dólares por cada chip que se eliminara del prototipo inicial, así que decidió volver a entrar en contacto con Stephen Wozniak para intentar pegar un braguetazo. Steve mintió a Wozniak diciendo que irían a medias y que Atari sólo le pagaría $700. Finalmente la realidad es que Woznicak recibió $350 mientras que Steve se endosó casi 5.000 dólares. Pese a semejante braguetazo, el diseño de Wozniak resultó ser demasiado complicado para ser reproducido (la optimización requerida para eliminar 50 chips era demasiado bestial) y su modelo acabó siendo descartado.

Este sería su primer trabajo en común, pero no el único. Con el dinero que iban ahorrando en sus puestos dentro de Atari y HP, comenzaron a elaborar un ordenador casero en el garaje de Jobs. En 1976 crearon el "Apple I", el cual es considerado por muchos el primer ordenador personal. Pero había un problema, Hewlett Packard es una "fábrica" de patentes y el contrato de Wozniak obligaba a presentarles todos sus inventos. Por suerte para ambos, los jefes de Wozniak se rieron de él al ver su cachibache: "¿Para qué quieren las personas normales utilizar un ordenador?". Probablemente este fue uno de los errores más grandes en la historia de Hewlett Packard.

Gracias a este descarte, Job y Wozniak ya podían decir que eran 100% dueños de su producto. Cierta mañana Steve acudió a la Universidad de Berkeley para dar a conocer su "Apple I". Consiguieron un gran impacto entre los nerds y se pusieron a vender ordenadores como churros. Su sociedad se quedó pequeña y empezaron a contratar a sus amigos para elaborar más ordenadores en el garaje de Steve: Había nacido Apple Computers.

Vendieron unas 150 unidades de aquel modelo a un precio de $666'66 (idea de Wozniak, un fanático de los números repetidos). Estamos hablando de que en 1976 una pequeña empresa de amiguetes estaba facturando casi $100.000 en ordenadores. Siete años más tarde Steve Jobs se convirtió, con 27 años, en el millonario más joven de la historia de Estados Unidos.

Steve Jobs presenta el Macintosh, 1984

Hablar de Steve Jobs es hablar del sueño americano. Pocos conocen que en lo personal era el típico "jefe cabrón" y también un negociador extremadamente duro y prepotente. A pesar de ello era considerado un hombre modelo: Un triste pasado, una alimentación vegana, una persona que hizo frente al cáncer y un CEO con un salario de tan sólo $1 al año. Sí señores, habéis leído bien, un dólar al año. Cuando en 1996 volvió a ser presidente de Apple, propuso que todos los directivos se bajaran el sueldo para poder sobrevivir a la quiebra. Entonces era dueño mayoritario de Píxar y posteriormente lo fue de Disney, por lo que podía vivir muy cómodamente con el sólo hecho de ganar dinero con los dividendos de sus acciones.

No inventó el iPhone, ni el iPad, ni la nube... Pero hay que tener presente que, en sus quince años como CEO de Apple, ha transformado una empresa en quiebra en la marca comercial más valiosa del mundo. Puede que no sea Von Neumann, pero no se puede negar que se trataba de un showman, un maestro de los braguetazos y desde luego un ser inigualable. Es el Cid Campeador de la informática, alguien que incluso muerto está dando publicidad gratuita a Apple en todos los medios de comunicación.

06 octubre, 2011

Fallece Steve Jobs (III)


Tenía 22 años cuando me compré mi primer ordenador Apple. Me gasté todos mis ahorros en un Mac Mini de primera generación: Procesador PowerPC G4 a 1'42 GHz, 1GB de RAM DDR2, 80 GB de disco duro, grabadora de CD y tarjeta gráfica ATI de 32MB. Para la época no era nada del otro mundo, pero impresionaba por su reducido tamaño.



Para programar me sobraba: Mac OS X venía con una shell, comandos Unix y el editor Vi preinstalado...  Pero para juegos este tipo de máquinas era "lo peor". Muchos sellos importantes daban soporte comercial a Mac OS X, pero los juegos salían a la venta tarde, a un precio muy elevado y además rara vez venían en castellano. Algunos juegos, como el Diablo II, salían a la venta con una edición de CD híbrido (compatible con Windows y Mac OS X). Otros fabricantes, como Bioware con Neverwinter Nights, te daban la opción de comprar el juego en su formato Windows y descargarte gratis, desde su web, los binarios de Mac OS y GNU/Linux.



No obstante habían juegos gratuitos realizados por la comunidad que resultaban treméndamente adictivos. Este era mi preferido: Kill Dr. Cote.


Pese a que Mac OS X Panther era hermoso y veloz, no tardé en instalarle Linux al cacharro. Varios de mis compañeros de oficina no entendían esto, siempre me espetaban "¡Eso es como ponerle un motor de SEAT a un Ferrari!". Símplemente yo "pensaba diferente". Por cierto, me costó lo mío conseguir reproducir Youtube en un ordenador con procesador PowerPC (Adobe no da soporte en Linux para este tipo de procesador) y tres cuartos de lo mismo con Java. Entonces Java no era Software Libre como ahora y debía de recurrir a una máquina virtual creada por IBM.

Me gustó tanto mi experiencia con Apple que no tardé en coprarme un iPod Shuffle de primera generación. Tenía 512MB de memoria en flash y el tamaño de un paquete de Trident. Mi amigo Guillermo acabó comprándose otro, pero se cagó en todo al comprobar que el gadget depende, sí o sí, de iTunes.



Dos años más tarde, una vez vencida la garantía, el disco duro de mi Mac Mini petó. Compré un disco duro genérico de mismo tamaño, pero de 120GB. Ya que destripaba el cacharro decidí cambiar el módulo de RAM por otro de 2GB. Un año más tarde se quemó la tarjeta gráfica y falleció la batería de mi iPod Shuffle. Ni la gráfica ni la batería se pueden remplazar. Ahora mismo me sirven como pisapapeles. El Mac Mini posee conexión ssh, por lo que si quisiera podría emplearlo como servidor web o de backup remoto.


No obstante, tampoco puedo criticar a Apple. A mi portátil EasyNote A8 de Packard Bell le falleció el inverter, dejando la pantalla prácticamente inservible. Compré por eBay un inverter oficial pero sólo duró un día. En pocas palabras, la placa base de mi Packard Bell funde los inverters. Eso sí, la salida VGA sí que funciona a la perfección.


Me quedé prendado del iPod Shuffle de segunda generción y acabé comprando el modelo Product Red para colaborar, simbólicamente, en la lucha contra el sida. Hoy en día sabemos que la campaña Product Red resultó ser un fiasco, pero la intención fue buena.



A principios de 2009 empecé a buscar un sustituto para mi EasyNote, pero con los netbooks en pleno auge los fabricantes dejaron de sacar portátiles de 13". Básicamente o comprabas un nebook malo de 10" o gastabas tus ahorros en un portátil de 17". Yo lo quería de 13", quería una versión idéntica y renovada de mi A8... pero no se vendía en ninguna parte. No me costó decidirme por el MacBook Pro: 13", Core Duo, 2GB de RAM DDR3, gráfica integrada de nVidia y 160GB de disco duro. Sobretodo me decidí por tener memoria DDR3 y gráfica nVidia (la competencia seguía apostando por la DDR2 y las gráficas integradas de Intel).
Ya que me iba a gastar los cuartos a lo grande, decidí comprar también el teclado extraplano de Apple. Me tiene enamorado, pese a que se ensucia con gran facilidad. El tacto es muy agradable y el hub con dos puertos USB resulta ser muy práctico. El único defecto es que se trata de un hub para puertos USB 1.1, haciendo muy lenta la copia de archivos a lápices USB e imposibilitando la recarga de batería de tus dispositivos móviles.




Snow Leopard era estéticamente muy parecido a Panther, pero daba la sensación de ser "más hermoso aún". Quién diría que antes vino Tiger y Leopard... Además, el cambio a procesador Core Duo de Intel hacía que Mac OS X funcionara muchísimo más fluido que con los G4/G5 de IBM.


Pese a ello, la inteligencia de sus aplicaciones tenía fallos clamorosos.



Por último este verano compré un MacBook Pro aprovechando el 50 aniversario de Saturn. Procesador i5 a 2,6GHz, 4GB de RAM DDR3... No lo necesitaba, lo hice porque era una ganga: Rebajaron el precio unos cien euros, te regalaban un disco duro externo de 500GB y además te daban 200 euros en tarjetas regalo. En pocas palabras, recibía una rebaja de 300 euros respecto al precio de venta recomendado y además me regalaban un disco duro. Además esa semana conseguí vender mi anterior MacBook Pro a un compañero de oficina, el cual quería trastear con el SDK de iPhone pero no disponía de medios para comprarse un Mac nuevo.