Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

18 mayo, 2013

FX Fútbol


Seis años y medio han pasado desde que llegó a las tiendas PC Fútbol 2007, uno de los tres juegos de Gaelco Multimedia que cavaron la tumba de la saga. Y es que los tres juegos de Gaelco fueron, son y serán recordados por ser una de las mayores fábricas de bugs del software español: Partidos on-line que finalizaban con un marcador distinto en cada ordenador, un sistema de compra-venta de futbolistas irreal donde era prácticamente imposible vender jugadores, un simulador de partidos donde los jugadores ninguneaban todas las órdenes que les dabas, etcétera.

Como era de esperar a un español le puedes tomar por tonto una, dos e incluso tres veces, pero no cuatro. Y, por consiguiente, Planeta DeAgostini no renovó su acuerdo con Gaelco Multimedia, dejando huérfana a la franquicia estrella del software nacional.
¿Sabías que PC Fútbol 6 y PC Fútbol 7 vendieron la friolera de 350.000 copias cada uno? Con el handicap de que los juegos de ordenador venden muchas menos unidades que los de videoconsola y que sólo se comercializaron en territorio nacional. Dinamic era productor y desarrollador, por lo que la empresa acababa llevándose un buen pellizco del precio final del producto. Como resultado, precios populares: 2,995 pesetas el juego (18€).
Y así nos quedamos los fanes de la saga que fuere originada por Dinamic, descontentos con Gaelco por sus eternas promesas incumplidas y decepcionados por Planeta por liquidar la franquicia. No obstante la alegría resurgió cuando a mediados de Febrero un periodista deportivo publicó el siguiente tuit, dando ya el nombre del juego que nos ocupa hoy:
"¡NOTICION! ¡¡BOMBAZO!! LOS CREADORES DE PC FUTBOL HAN VUELTO. En @juegosFX llevan más de 1 año trabajando en secreto. Atentos a... #FXFUTBOL".
De hecho, si nos fijamos, los fundadores de la empresa española FX Interactive son ni más ni menos que Carlos Abril, diseñador original y programador jefe del que fueran las primeras versiones de PC Fútbol, y su hermano Ruíz. Es decir, aquella supuesta primicia resultó creíble y tras un año de desarrollo casi clandestino por fin ha llegado a nuestras tiendas el presunto sucesor espiritual de PC Fútbol: FX Fútbol.
¿Sabías que pese al éxito de PC Fútbol 2001, Dinamic Multimedia decidió contratar una empresa externa para perfeccionar el motor gráfico y así ahorrar costes? Esa empresa fue Enigma Software y tras la quiebra de Dinamic el estudio recicló su simulador en un juego sobre el mundial: Pro Soccer Cup 2002.
Ahora bien, ¿es FX Fútbol realmente el sucesor natural de PC Fútbol? Bueno, esto es una pregunta trampa. Por un lado es empezar a jugar y darte cuenta que la interfaz recuerda mucho al PC Fútbol 2001: Formularios con colores calmados y aceleración gráfica activada con efectos de transición, música repetitiva y somnolienta, con pantallas de directiva, de plantilla, de once inicial, de estadio... Técnicamente hablando sí, este juego recuerda bastante al último que nos presento Dinamic; Pero por su desgracia su esencia no es la misma, el nuevo juego de FX Interactive falla en su "raison d'être", falla en los cimientos básicos que PC Fútbol hacían que fuera agradable jugar.

Y es que no nos engañemos, los PC Fútbol no eran recordados por tener un simulador de partidos que no impresiona (que este también lo trae de serie) o por traer cuatro formularios bien coloreados. La razón por la que comprábamos cada año un PC Fútbol era la misma: Manejar al equipo de tu ciudad, hacer triplete y fichar a Ronaldo. En cambio este juego tiene una dificultad extrema si no manejas al Barcelona o al Madrid (incluso en modo resultado) y las estrellas mundiales se niegan a fichar por tu club incluso triplicándoles su salario y poniéndoles una cláusula de rescisión casi gratuita. Repito, ni triplicándoles el salario quieren fichar por tu equipo, incluso si este año has ganado la Liga, la Copa y la Liga de Campeones. Esto pasa incluso si el jugador en cuestión se encuentra en último año de contrato y tu oferta es para que él venga a tu equipo una vez se quede libre.

Intentando fichar a un jugador de segunda fila del Barcelona:
Yo: "¿Cobra dos millones al año? OK, le ofrecemos 7."
Secretario técnico: "No creo que acepte esta oferta".

¿De qué te sirve un PC Fútbol que no te permite manejar al Valencia y fichar a Messi, a Cristiano Ronaldo, a Ibrahimovic o a Robben? La ecuación es bien simple, en este juego el objetivo de un club (ganar la liga, clasificarse para la Liga de Campeones, no descender de división...) se calcula exclusivamente en función de la media de tus jugadores, produciendo la siguiente paradoja: "Las estrellas no quieren fichar por tu club porque tu objetivo no es ganar la liga, pero tu objetivo no es ganar la liga porque no tienes estrellas". Pero por otro lado sorprende mucho lo fácil que es vender jugadores normales a grandes equipos: En un par de minutos he cedido a Bernat al Manchester City y he venido a Parejo a la Roma.

Pero dejando de lado la ética moral de los futbolistas de querer morir en un club cobrando cinco veces menos, llama la atención que el juego pese a no contar con nombres reales, aplica cláusulas de rescisión en ellos que se parecen mucho a los de la vida real. Me explico: En el PC Fútbol 6 o en el PC Fútbol 7 tu cogías a un equipo de segunda fila como el Valencia y tenías un prespuesto de 6.000 millones de pesetas (35 millones de euros), de los cuales destinabas 5.000 millones a fichar a Ronaldo, el que fuere el mejor futbolista del juego; En cambio, ahora coges al Valencia y te encuentras que tienes el doble de presupuesto (70 millones de euros), pero que Messi tiene una cláusula de rescisión de 200 millones de euros. Cof, cof... debes de hipotecarte en la vida real para renunciar a tu trabajo y así conseguir jugar cinco millones de horas seguidas a esto para obtener el dinero virtual necesario para fichar a Messi.
David Albelda, el capitán del Valencia C.F., es el único futbolista en activo de la Liga que no ha cambiado de equipo desde PC Fútbol 2000. A sus 35 años el "gran capitán" lleva 14 temporadas seguidas sin cambiar de camiseta, en los que ha disputado 411 partidos oficiales. No obstante, dos años antes, ya podíamos jugar con él como valencianista en el PC Fútbol 6, pero al año siguiente se marchó cedido al Villareal. De hecho, el "chaval" de La Puebla Larga ya aparecía en la lista de juveniles a entrenar del PC Fútbol 5 (liga 1996 - 1997). Por consiguiente, es el único futbolista en activo que ha aparecido en cinco de los diez juegos de Dinamic, los tres juegos de Gaelco y en éste de FX Interactive.
Quitando el tema de los fichajes (repito, la verdadera razón de existencia de todo PC Fútbol), hay que destacar la enorme dificultad del modo resultado. Esto se debe a que la media final de cada jugador varía muchísimo en función a su estado moral actual, más incluso que a su estado de forma. Esto también pasaba en los PC Fútbol originales, pero aquí se ha implementado en su máximo exponente. Estamos hablando de que si un jugador feliz y en plena forma te rinde a 85 puntos sobre cien (caso de Soldado), si éste se encuentra deprimido su rendimiento baja perféctamente hasta los 60 puntos. El caso es que con el mero hecho de perder un partido, baja la moral de toda la plantilla en bloque, pero luego te cuesta sudor y lágrimas recuperar la moral de tu equipo. Esto en la práctica significa que si no ganas los tres primeros partidos de liga te puedes encontrar el resto de la temporada luchando por no descender, mientras que si ganas los primeros seis puedes llegar a ser, a lo mejor, un candidato al título. Esto podías "arregarlo" en los PC Fútbol originales regalando primas por victoria o por objetivo... opción que ha desaparecido en este título.

Pero es que aún hay más:
  • En el modo "Mánager", por primera vez aquí, puedes ser despedido por tus malos resultados.
  • Tras ser despedido tres veces seguidas llegas a la conclusión que la única forma de llegar a clasificarte en puestos de Liga de Campeones es haciendo trampa: Vuelve a cargar la partida cada vez que pierdas un partido.
Bueno y así podría estar hablando horas y horas y horas. Así que para no mataros de aburrimiento os dejo un esquema de las cosas que me han gustado y de las que no me han gustado.

Me ha gustado:
  • Funciona en Linux instalándolo a través de Wine y funciona genial.
  • El sistema de cartas es excelente. Cada jugador tiene la suya propia y sus efectos son bastante interesantes: Van desde atraer más público al estadio, pasando por mejorar el rendimiento ante rivales fuertes e incluso mejorar la moral o el estado de forma del resto de componentes del once inicial.
  • Puedes corregir los nombres de los jugadores (y reemplazarlos por los reales) de forma muy fácil, basta con hacer clic derecho en un nombre y este se transforma en un textbox auto-actualizable. La comunidad además ya ha elaborado mods con los nombres reales de los jugadores y los escudos de los equipos.
  • ¿Te invaden las lesiones y te has quedado sin porteros, defensas, medios o delanteros? Promociona un juvenil durante un par de semanas. Los juveniles no tienen ficha, pero a los 21 años abandonan el equipo si no les haces contrato.
  • El secretario técnico te aconseja siempre que haces una oferta a un futbolista, indicándote si la oferta es mala, razonable o generosa.
  • El envejecimiento de jugadores está activado por defecto y es imposible desactivarlo. Esto no es un problema para mi, que estoy acostumbrado a jugar así en los PC Fútbol originales, pero sí para una gran cantidad de fans de esta franquicia.
  • Cada temporada hay muchos jugadores sin equipo, pero son jugadores "del montón" (tres estrellas o menos). Puedes contratar los mejores de menos de 22 años para cederlos y así ver como suben sus medias.
  • Las subidas de media de los jóvenes son bastante mayores que en la de los PC Fútbol originales.
  • Recibes 70 millones por ganar la Liga de Campeones.
  • Cuando renuevas un jugador, se machaca su contrato con los datos del nuevo contrato, pero incrementando el número de años.
  • La CPU también hace ofertas a jugadores de otros equipos en último año de contrato. Es más, te robarán algún jugador de esta forma.
  • El editor de tácticas está bien trabajado, te permite ver de forma simple cual es la mejor posición para cada futbolista.
  • El sistema de transición de menús es hermoso. Está muy logrado.
  • Puedes retrasar la jubilización  de un futbolista incrementándole el salario.

  • El modo resultado te permite simular la tanda de penaltis y queda genial.


No me ha gustado:
  • Es prácticamente imposible fichar a una estrella, a no ser que seas un grande de Europa.
  • No puedes primar a tus jugadores por ganar partidos o por cumplir objetivos.
  • Cuando por fin tienes una plantilla que te permite cambiar el objetivo a "Ganar el Título" el juego pasa de ser drásticamente difícil a drásticamente fácil. Esto es porque los jugadores "cracks" tienen la habilidad de subir la media, la moral o el estado de forma del resto de integrantes del once inicial.
  • Puedes cambiar el nombre de los jugadores, de los equipos, de los estadios e incluso el escudo del equipo y su vestimenta... pero no puedes cambiar el nombre de las competiciones: Debes quedar cuarto en la Liga FX 1 para clasificarte a la Copa Europa FX. Si ganas la Copa Europa FX o la Liga Europa FX jugarás la Copa Campeones europa. Mientras que si ganas la Liga FX1 o la Copa FX lucharás por la Copa Campeones. ¡Arrrrg! ¿Que no habían nombres más horribles?
  • Las competiciones no tienen tablas de máximos goleadores o de porteros menos goleados. Es más, los jugadores ni siquiera tienen una estadística sobre cuantos goles llevan metidos en la presente campaña o en cada competición.
  • No puedes realizar cambios en un partido simulado. Funciona igual que en el modo resultado, sólo puedes realizar cambios en el descanso. Aún así el simulador funciona muy bien, pero apenas aporta un par de opciones básicas.
  • La I.A. del simulador sorprende... para mal. Un delantero puede regatear un portero de forma fácil, pero puede fallar un gol cantado estando sin meta y a dos metros de la portería.
  • Los jugadores de menos de 22 años que están "by-default" en el primer equipo no suben media con el paso del tiempo, sólo lo hacen los canteranos. En cambio, todos los jugadores pierden facultades al llegar a los 30 años.
  • Si realizas una oferta a un jugador sin equipo, guardas la partida y vuelves a cargarla, la oferta desaparece de tu lista, pero sigue existiendo.
  • Las renovaciones de los jugadores siempre te piden un salario al alza. Si les ofreces demasiado la has fastidiado, luego te será imposible venderlos. Si te esperas a que les baje la moral para realizarles una oferta a la baja te encontrarás que ya han firmado con otro equipo para la siguiente temporada.
  • El editor de dorsales apesta. Si quieres cambiar un dorsal tienes que entrar en la ficha de un jugador y hacerlo desde ahí. Vamos, que si cada año quieres cambiar el dorsal de los 30 jugadores debes de entrar en la ficha de 30 jugadores. Esta acción era mucho más rápida y fácil en los PC Fútbol originales.
  • Sólo puedes contratar a un único entrenador y este tiene capacidad para entrenar lo mismo que los cinco que contratabas en los PC Fútbol originales: Tiro, pase, regate...
  • El precio de las mejoras de estadio es prohibitivo.
  • Pueden jugar filiales en la misma división que sus equipos propietarios. Sin comentarios, se ve que el reglamento de la Liga FX difiere del de la Liga BBVA.
  • Hay partidas que "se joden", tal cual, echando por tierra el tiempo invertido en ellas: juegas un partido y este se bloquea; Vuelves a cargar la partida y el mismo partido se bloquea; Repetir la iteración 'n' veces.
  • Puedes ser despedido en el Manager. En este modo la directiva además te obliga a tener un máximo de 'X' jugadores, incluso teniendo la mitad cedibles o transferibles.

Conclusión:
Pese a la similitudes con PC Fútbol, este FX Fútbol no es resalmente su heredero natural. No obstante, dentro de todos los juegos que hay ahora mismo en el mercado éste es el más parecido que hay a día de hoy. Sí, es cierto que en bastantes ocasiones FX Fútbol nos ofrece varias sensaciones de "déjà vu" con respecto al mítico juego de Dinamic, pero la presencia de bugs o la extrema dificultad de fichajes hace que se disipe el espejismo.

Aún así es un juego que me ha dado muy buenas impresiones y puede que acabe siendo el referente que buscamos en futuras ediciones o una vez nos presenten un par de parches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario