Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

12 agosto, 2013

Ganar gracias a un trolleo

Como muchos sabréis soy un gran aficionado de PC Fútbol y esto se puede apreciar gracias al gran volumen de entradas que he escrito sobre esta saga. Esto hizo que hoy no dudara en leer una entrada de uno de los medios digitales más famosos de España, titulado "Mis hermanos se reían de mí cuando les hablé de hacer el PC Fútbol" y que supe de su existencia gracias a que apareció en la portada de Meneame.net. Es decir, si esta entrada no hubiera llegado a Meneame nunca habría conocido de su existencia.

El caso es que la entrada tiene tenía una captura de pantalla que me resultó muy familiar:


Si vemos la imagen en grande nos sonará un poco más. Se trata de la plantilla del Valencia C.F. visualizando en primer plano la ficha técnica de Nico Olivera.


El caso es que me sorprendió de la captura, aparte de ser del crack 'Nico' Olivera, que el scroll de la lista de "jugadores no convocados" estuviera complétamente bajado, cuando por defecto está subido. Esto nos da a entender que el que hizo la captura no pretendía hacer una captura, si no jugar realmente una partida nueva. Entonces fue cuando pensé "coño, ¿que no será una captura de mi blog?". Y di en el clavo, la captura del diario El Confidencial es un copypaste recortado de una entrada que publiqué el 30 de Enero de 2011, titulada "El peor jugador de la historia de PC Fútbol".


Básicamente el autor de la entrada recortó la imagen de forma que no se viera el marco de la ventana de Wine, ni los equipos que iban a disputar el próximo partido, ni la fecha en que éste se disputaría. Eso sí, tuvo el detalle de dejar inmaculado el cursor del ratón, prueba irrefutable del hurto. La cuestión es que no es delito robar una imagen para informar, pero queda moralmente mal el apropierte de una autoría que no es tuya. En pocas palabras, no me molestó que pusieran la imagen, símplemente que daban a entender que ellos hicieron todo el curro de instalar el PC Fútbol 6, su expansión y realizar un screenshot. Y así se lo hice saber a la persona que redactó la entrada vía Twitter:


Y también se lo hice saber a El Confidencial vía Twitter, los cuales se comprometieron a citarme en la entrada:



Y eso hicieron... durante veinte minutos. Se ve que en este diario está mal visto citar las fuentes de sus contenidos o darles el mérito de la autoría y al cabo de un rato reorganizaron la entrada cambiando la imagen de lugar y borrando la cita a mi blog. Cosa que me cabreó bastante y que notifiqué en varias ocasiones, sin obtener respuesta alguna. Sencillamente me robaron una imagen y encima me ignoraban:


Así que visto el panorama decidí trollearles creando un meme con hashtag "#elconfidencialmeroba":




Y se ve que causó efecto. Fue publicar las imágenes y ver por fin una reacción. Primero se excusaron diciendo que habían empleado una captura de pantalla distinta. Se ve que no entendieron la sutileza del "corta-pega" del cursor y tras remarcarles que seguían empleando mi captura, decidieron borrar la imagen diréctamente de su entrada.


Es decir, lo peor de todo no es que se apoderaran de una imagen mía, que ya de por si está mal, si no el hecho de prometer que me citarían, hacerlo y recular a los veinte minutos sin ni siquiera avisarte. En serio, ¿cómo quieren que les tome por un medio serio si ni siquiera saben respetar el trabajo ajeno?

2 comentarios: