Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

13 octubre, 2008

Infinite Undiscovery


Hacía tiempo que no jugaba a un RPG que me atrajera tanto, y es que Square-Enix ha hecho un fabuloso trabajo con este juego de rol para Xbox 360. Seguramente si en vez de este nombre tan horrible le hubieran puesto el de una franquicia al estilo "Final Fantasy" o "The Legend of Zelda" este gran título no habría pasado tan desapercibido tanto para el público como para la prensa. Estamos hablando de un juego sorprendentemente bueno, ni mucho menos perfecto, pero que desprende una sensación agradable de bienestar conforme pasas las horas con el gamepad.


Uno de los trailers del juego.

Infinite Undiscovery es un Action-RPG donde nos ponemos en la piel del huérfano de Capel, un flautista cobarte e irresponsable que dentro de lo que cabe se defiende bien en el combate. El mundo de Infinite Undiscovery es un mundo medieval, donde la influencia de la luna da poderes mágicos a sus habitantes. De hecho un terrorífico villano, el Caballero Oscuro, ha encadenado la luna al planeta a través de unas cadenas mágicas para poder magnificar su poder mágico y el de sus hordas. No obstante no existe villano sin héroe, y ahí entra Lord Sigmund, un admirado jefe de la resistencia que recorre los paises liberandoles de las cadenas mágicas. El gran parecido de Capel con Lord Sigmund hace que las hordas del Caballero Oscuro lo confundan con él y le encarcelen, y ahí es donde empieza esta gran aventura llena de personajes secundarios.

Y es que uno de los puntos fuertes de Infinite Undiscovery es la gran cantidad de miembros que se van uniendo y llendo del grupo. En algunos momentos llegaremos a tener hasta15 compañeros, los cuales en determinadas misiones podrás dividir en 3 subgrupos de 4 personas donde cada grupo irá matando enemigos, cogiendo cofres y ganando experiencia por su cuenta. En algunas mazmorras será necesario dividir cada grupo por un camino y será necesario el intercambio de items clave entre los distintos grupos para que cada uno pueda progresar por su cuenta. No obstante, en condiciones normales sólo habrá un grupo formado por cuatro miembros.

Otro de los mejores apartados del juego es su sistema de batalla. Y eso los programadores del juego lo saben... hasta tal punto que una de las mazmorras del segundo DVD es directamente entrar y enfrentarte al enemigo final de la mazmorra. Cada jugador controlado por la CPU va por libre, luchando de una forma muy decente. La forma de luchar cambiará dependiendo de la técnica que digas, y esta puede cambiar en medio de la batalla según te convenga: con sólo apretar el cursor digital darás ordenes del estilo "Dar el 100% del ataque", "No esforzaros mucho", "¡Replegaros!", "¡Ataquemos al mismo!", ect. También podrás pedir a tus compañero que te curen si estás maltrecho (apretando el botón Y) o solicitar la ejecución de conjuros o técnicas de combate a través del menú "iconnect". Y es que dicho menú tiene mucho juego, sobre todo dentro de un poblado: cada compañero de aventuras tendrá alguna habilidad especial y tendrás que solicitarle que cocine comida, fabrique armaduras o rompa cerraduras según te convenga. Otra cosa que me ha llamado la atención de los combates es que los compañeros que tengas con lunagríficos (tatuajes que les permiten usar poderes lunares) si sobrepasan su límite de fuerza se transformarán en seres demoniacos y atacarán todo lo que vean, recordando mucho a las "revelaciones" que sufrían las claymore al sobrepasar su umbral en el manga Claymore. No obstante, al igual que en el manga Claymore, estos compañeros "revelados" pueden volver a su estado normal, pero cada personaje tendrá una forma específica de hacerlo (tendrás que tocar una melodia en concreto con tu flauta o darle un determinado item por ejemplo).

Michelle sufriendo la tranformación demoniaca. En condiciones normales al atrapar las alas negras atacaría al resto del grupo.


Escena del anime de Claymore donde Priscilla sufre una revelación. Advertencia, +18 años (violencia).

Pese a todas las bondades que estoy diciendo, no nos encontramos ante un juego perfecto. Es lineal en exceso, más de una vez la falta de indicaciones hacen que no sepas donde ir para continuar... y eso en un mapa tan gigantesco es una gran putada. También maldecirás las madres de los programadores cuando descubras la inexistencias de "continues" y tengas que cargar la última partida que salvaste para continuar jugando. Otra cosa inexplicable es la falta de consistencia con las escenas cinemáticas: puedes pasarte 10 minutos viendo una escena perféctamente doblada al inglés, después ver otra escena cinemática sin voz alguna y sólo texto y luego ver escenas cortas donde el doblaje da auténtica vergüenza.

Como he comentado no es un juego perfecto, pero ey, ¡¡es muy bueno!! Estamos ante un juego que podría catalogarse de una calidad similar a un "Breath of Fire" de la presente generación: pese a no ser "lo más" en apartado técnico, es todo un must have que cualquier amante a los RPG debería de tener sin pensarlo. Sin duda un aperitivo bastante agradable que nos da una idea de por donde deberían de ir los tiros del próximo Final Fantasy XIII de Square-Enix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario