Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

30 enero, 2010

Sábado accidentado

De normal nunca narro mi vida personal, pero mira, esto es lo que hace el aburrimiento...

Esta madrugada no podía dormir y la pasé reinstalando el sistema operativo de mi Netbook. Pero no por capricho, si no por que horas antes me dió por eliminar programas para mejorar el rendimiento y en un apt-get remove se me coló un asterisco. Vamos, que me cargué el sistema al eliminar ciertos paquetes que no tenían que ser eliminados.

Como cada sábado, quedo con los amigos en el centro. Voy a mi coche, meto la llave, arranco... y sonaba agobiado. Intento una y otra vez... y puf. Nada. Batería agotada. También es culpa mía por haberlo tenido más de dos semanas parado. Lógicamente, si la correa del coche no genera electricidad durante X tiempo... la que hay se gasta.

Así que tuve que ir al bus. Esto me hizo llegar más de media hora antes, puesto que me ahorré el tener que buscar un aparcamiento (casi imposible estos años). Fui al Starbucks y me pedí un Café moca mediano (aunque ellos lo llaman "Grande"). Fue algo cómico, por que en el pasado era muy asiduo y un día simplemente dejé de ir. Lo más gracioso es que varios camareros me reconocieron, incluso uno me soltó:
- Oye, ¿has traído el ordenador ese pequeñito?
- Sí.
- Ok, voy a decir a mi compañera que te de Wifi.
- No, no, no... No hace falta, ya tengo mi módem USB.

Fue cómico como ver que a pesar del tiempo, la gente te ficha y te reconoce. Incluso si no saben tu nombre. Saqué mi Toshiba NB 100, y me puse a Twittear y a ver los blogs que me gustan, sobretodo hay uno que me tiene últimamente en vilo.

Se hizo las 18:30h, me levanté y fui al Fnac. Vi que mis amigos aún no estaban. Di una vuelta y pasado un cuarto de hora mandé un sms a Guillermo, el cual acto segudo me llamó:
- Oye, que aún estoy en mi casa.
- ¿WTF?
- Sí, que Arturo por alguna incomprensible razón aún no me ha recogido.
- Ok, pues nada, ya doy una vuelta y me llamáis al llegar.
- Podrías ir al Game, hay dos juegos que tiene reservados Gonzalo.

Me quedé a ver los videojuegos (me llamó la atención que el MassEffect 2 tenía una recomendación del Dragon Age, mucho daño hace el copypaste), los libros, ect... Salí, vi un par de librerías, alguna tienda de ropa, fui al Game y compré los dos juegos de Gonzalo, y por último fui a Metropolitan. Ahí vi que por fin estaba el tomo 5 de Biomega (¡ya era hora!) donde la portada parece clavada al Blame. Que se va a hacer, si los dos los hace el mismo dibujante y es famoso por dibujar más que por hacer diálogos... También compré lo último de Suehiro Maruo, un autor que detesto, pero una referencia a tener en cuenta siempre.

Tras una hora tarde, entran Guillermo y Arturo a Metropolitan.
- Enhorabuena, cada vez más puntuales.
- ¡Pero tenemos una excusa buena!
- Sí, ¡es cierto!
- Mira, a Arturo le calló esta naranja a la cabeza. - Y me enseñan una naranja dura como una piedra y de color verde manzana.
- ¿Me estáis diciendo que habéis llegado una hora tarde por que a Arturo le ha caído encima una naranja?
- Bueno, ¡ahora es más listo!
- Pero no lo entiendo, ¿se ha quedado inconsciente durante una hora o algo?
- No, pero como ahora es más listo, como Newton, casi ha elaborado una fórmula que reduzca dimensiones de espacio-tiempo.
- Ver para creer...

Nos pusimos a jugar a las cartas en el Expréssaté, como cada sábado. Pero a las 21:00h se tuvieron que ir. Arturo por que siempre se va y Guillermo por que tenía otro plan. Y aquí estoy, esperando que sean las 22:40h para que me recoja Gonzalo.

Aún no sé que película veré, ni que cenaré. Quería ver "Capitalismo: Una historia de amor", pero no hay ninguna sesión ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario