Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

05 marzo, 2010

Viajando a Brasil

Un grupo danzando capoeira, Pelotas - RS.

Si estás pensando en visitar este país, te voy a contar más o menos mi experiencia. Ten en cuenta que esto sólo te vale si eres ciudadano de la Unión Europea, si no lo eres tendrás que informarte en un consulado o en la web de tu ministerio del interior. Si eres ciudadano europeo, lo primero que debes saber es que si vas a estar menos de tres meses no requieres de visado alguno: Sólo te hace falta tener tu pasaporte.

Terminal 1 del aeropuerto de Sao Paulo.

Una vez estés cruzando el charco en avión, las afafatas repartirán dos formularios. En uno tendrás que facilitar los datos sobre el viaje: Tu número de pasaporte, información personal (nombre, edad...) y un contacto. Este contacto no tiene por que ser una persona física: puede ser un hotel, un e-mail o incluso simplemente el nombre de la ciudad donde vas a estar.

El segundo formulario es para las aduanas y en él debes de declarar tus bienes. Ten en cuenta que sólo te hace falta declarar si transportas medicamentos, mercancías peligrosas, o bienes por valor de más de "x" dólares americanos. El dinero en metálico o los bienes que utilizas para tu trabajo (como puede ser un ordenador portátil) no tienen por que ser declarados. En pocas palabras: si sólo llevas encima ropa, dinero y algún presente... no tienes que declarar nada en aduanas. Estos formularios son gratuitos.

Una vez llegues al aeropuerto tendrás que hacer colas en las aduanas, antes incluso de que puedas recuperar tus maletas. Hay tres colas: ciudadanos brasileños, ciudadanos del Mercosur y extranjeros. Por lo general la policía federal no te hará preguntas, se limitarán a ver tu formulario, revisar tu billete de avión, escribir datos en el ordenador y marcar la fecha de entrada en tu pasaporte. El proceso dura menos de cinco minutos (más el tiempo que inviertes en hacer la cola). Cuando salgas del país volverán a marcar tu pasaporte con la fecha de salida.


Aeropuerto de Porto Alegre.

Si debes de realizar un vuelo doméstico a otro aeropuerto brasileño no tengas miedo, puesto que no se te realizará ningún otro control de pasaporte. Eso sí, ten en cuenta que las tarjetas de embarque brasileñas son distintas a las europeas. Tendrás que volver a hacer el checkin para que te den otra tarjeta de embarque (la que te han dado en tu aeropuerto de origen sólo te ha servido para reservar asiento). Además es bastante probable que, pese a que tu maleta se encuentre facturada desde tu ciudad de origen, tengas que recogerla tras pasar las aduanas para volverla a facturar en este checkin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario