Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

09 abril, 2010

Efecto halo

Una cosa que me ha llamado siempre la atención es que la gente suele guiarse mucho por sus primeras impresiones, aunque sean erróneas. Por ejemplo, más de una vez algún compañero de clase, o de trabajo, ha dado por hecho que soy hijo único. Desconozco que patrones psicológicos les han llevado a pensar eso, pero sí que tengo un hermano y es seis años mayor.

Otra reacción común suele producirse cuando la gente descubre que nací en Bélgica y asocian que he vivido siempre ahí por la palidez de mi piel. Incluso más de una vez me han dedicado frases como "No, si ya lo notaba en el acento". Sería una anécdota graciosa si no fuera por que he pasado casi toda mi vida en Valencia. De hecho tengo bastantes defectos valencianos en mi habla, como pronunciar la 'v' y la 'b' de forma parecida.

Y volviendo al tema de haber pasado la mayoría de mi vida en Valencia... mucha gente de mi entorno suele dar por sentado que a mis 26 años nunca he salido de casa, pero en realidad de los 18 a los 21 he vivido fuera de casa. Para explicarlo tengo que recurrir a otro error que suele tener la gente conmigo: tengo cara de chico listo.

En los estudios realmente nunca he destacado, siempre he sido un chico del montón. De hecho soy de los que tuvieron que realizar el selectivo en septiembre por que suspendí un par de asignaturas en COU. Recuerdo que era el año 2001 y el boom de "las .com" seguía fuerte: en septiembre ninguna universidad de Valencia ofertó plazas de informática (se llenaron todas en junio), y en Castellón y Alicante me pusieron en lista de espera... así que acabé estudiando en Alcoy, una ciudad en medio de las montañas y a unos 120 km de mi hogar. Los dos primeros años los pasé en una residencia de estudiantes y el tercero en un piso de alquiler compartido. Al cuarto volví a Valencia para continuar con mis estudios.

Otro problema recurrentes, sobretodo con familiares, viene con mi oficio. Mis padres dicen a diestro y siniestro que soy "informático". Esto a día de hoy equivale a decir que pertenezco a una raza de mamíferos bípedos y ha producido situaciones tan irrisorias como ir a instalar impresoras a las amigas de mi madre o anécdotas como la siguientes:

Escena 1
- Sebas, que me han dicho que has acabado la carrera.
- Sí.
- Una cosa, es que yo me he comprado un ordenador...
- Ya empezamos...
- Y en una semana ya sé bajarme la música, los "m p treses" (mp3) esos, hacer mis carpetitas y guardar en ellas mis documentos de word.
- ¡Mira que bien!
- Entonces mi pregunta es la siguiente, ¿vosotros qué coño dais en la carrera? ¡Por que esto lo he aprendido en un par de días!

Escena 2
- ¡Ey primo!
- Hola.
- ¿De que trabajas ahora?
- De programador, en una empresa de software.
- Esto... ¿y qué haces? ¿Webs?
- Más bien... programas de ordenador.

Escena 3
- Tu eres informático, ¿verdad?
- Sí.
- ¿Sabes "C"?
- Sí. Y Java, y C#, y PHP...
- Vaya, sí que sabes cosas. Yo soy de los que descargan todo por internet.
- ¿Ah sí?
- Sí, me bajo todos los programitas: Windows, Office... Es que a mi mamá unos programadores le hicieron un programa para su empresa. Cuando cambió el PC de Windows 95 a Windows XP, ¿¡Te puedes creer que ya no le funcionaba y le pedían más dinero para volvérselo a hacer en XP!? Desde entonces me lo bajo todo, para joder a los programadores.
- ¡Díos mío! ¿Windows 95 has dicho?
- Sorprendido, ¿verdad? ¡Qué caras más duras tienen!
- No, si lo decía por que no me puedo creer que exista alguien que lo usara aún.
- Por cierto, ¿qué te falta para acabar la carrera?
- Nada, ya acabé los estudios. Trabajo de programador.

Otra cosa que suele inducir mucho a error se debe a que soy una persona muy callada. Soy tan callado que más de una vez la gente ha intentado entablar conversación conmigo en tono de preocupación para saber si estoy triste por algo.

2 comentarios:

  1. JEJE, me traicionó el subconciente, pense que el tema seria del efecto de halo.... reach :P

    Por otro lado, a mi me pasó mucho que tuvieran impresiones erróneas cuando fui profesor de universidad. Yo tenía 25 y nadie nada crédito, y menos aún que tuviera gustos muy parecidos a los estudiantes .

    ResponderEliminar
  2. yo hace tiempo deje de aguantar las gracietas:

    -. ¿Qué me ha dicho tu madre que ya terminaste la carrera, estaras contento?
    -. No

    -. ¿A qué te dedicas ahora?
    -. A tocarme los huevos.

    -. Oye Quique le podrias hacer el favor a X para instalarle el windows 50000
    -. Que llame a un técnico, yo soy biomédico, no sé como hacer eso.

    -. Me puedes ayudar a cambiar un cartucho de la impresora
    -. Lo siento, es una tarea demasiado peligrosa, llama a un agente NBQ.

    Veras que rápido dejan de tocar las pelotas.

    ResponderEliminar