Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

23 abril, 2011

Fable III


No sé como expresar todo el odio que llevo acumulado contra Lionhead Studios tras pasarme el Fable III. Su predecesor, Fable II, era sencillamente genial, que si bien tenia una durabilidad escasa era todo un baluarte dentro de los juegos de rol occidentales. Fable III les ha salido rana, bien rana. Básicamente deberían de recoger todas las copias de este juego y enterrarlas en algún desierto remoto para negar por siempre la existencia de este engendro.

¿Sabéis esos juegos que van de menos a más? Vale, pues Fable III no es ese tipo de juego. Fable III va de menos a peor. Comienza siendo un copypaste del Fable II pero con gráficos mejorados, donde por algún motivo desconocido consigue realizar ralentizaciones en la consola. Tanto hype con que tenemos que hacer una revolución... y sigue siendo lo mismo de siempre: ir de quest en quest hasta que nos den la corona.

Una vez eres el nuevo monarca se desvela un nuevo giro argumental. Debes recaudar seis millones y medio de monedas en un año para tener preparado tu ejército ante un poderoso ataque enemigo. Entonces Lionhead Studios te va haciendo zancadillas del estilo "prometiste fundar un colegio", "prometiste proteger al pueblucho de turno", "prometiste reconstruir una biblioteca", etc. Y sin darte cuenta, cumpliendo todas las promesas que hiciste para convertirte en monarca... puedes verte perféctamente con un agujero de dos millones de euros en las arcas del estado.

Entonces el juego te plantea destrozar tu ecosistema para recaudar dinero (crear un cementerio de residuos en los barrios bajos, drenar un lago, etc...) o bien ignorar tus promesas para no gastar nada. Suena interesante, si no fuera por que existe una trampa que puede descubrir hasta un bebé de 3 años. El tiempo no va definido por el número de días que corren en el juego, si no por tu avance en las quests.

Si has jugado a los anteriores Fable, sabrás que la principal fuente de ingresos son los alquileres. Nada más empezar una partida lo primero que tienes que hacer es comprar una casa y alquilarla. Comprar otra y alquilarla... en condiciones normales ya posees casi todas las casas del reino antes de ser rey. Pues bien, con todas las casas y tiendas del reino, recibes cada día (5 minutos en el mundo real) unas 100.000 monedas. Es decir, antes de seguir avanzando en las últimas quest puedes dejar perféctamente la consola encendida y te bajas a tirar la basura, hacer unas compras, a cenar... haz las cuentas: ¡Dejando tu consola encendida durante seis horas tienes dinero de sobra para cumplir todas tus promesas y encima salvar el reino!

Vale, es hacer trampa... pero es que por lo general la dificultad ha caído en picado. Por ejemplo, han copiado el sistema de vida de los Call of Duty: Desaparecen los corazones o barras de vida, simplemente cuando tengas poca vida se te pone roja la pantalla, descansas un ratito y ale, vuelves a tener tu vida a tope. ¡Pero que mierda es esta! Sólo me han matado una vez en toda la aventura. Por no tener no hay ni jefes finales. Antes al menos tenías trolls gigantes... ¡ahora ni eso!

Han simplificado hasta el sistema de interacción con otros personajes. Ahora sólo tienes tres acciones: amable, groserías, amenazador. Ya está, tres botones para interactuar con los NPC. Antes tenías miles de acciones que te permitían hacer amistades o casarte. Olvídate, con este sistema ahora se estilan las bodas express, en menos de dos minutos ya has ligado y hasta te puedes casar sin problemas. Dale cuatro minutos más y puedes haberte divorciado y vuelto a casar. Eso sí, ahora algunos personajes te pedirán que les hagas quests predefinidas para afianzar su amistad, pero todas serán del estilo "entrega esto a XXXX en YYYY. Símplemente decepcionante.

Plataforma: Xbox 360.
Idioma: 100% voces y textos en castellano.
Precio de venta recomendado: 64,90 euros.
PEGI: +16 años.
Nota: Mediocre.

2 comentarios:

  1. Y si encima cuesta 64 pavos apaga y vamonos.

    ResponderEliminar
  2. Yo me lo compré por UK, 23€ la edición coleccionista. Eso sí, está 100% en inglés jeje. Pero en fin, tampoco hace falta mucho inglés para entender las tramas de Fable =)

    ResponderEliminar