Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

31 mayo, 2012

Varias medidas (falsas) que veremos antes de 2013

  • El ministro Wert anuncia que cada año, los alumnos de la mejor clase de segundo de Bachiller serán llevados a una isla desierta para hacerlos combatir a muerte hasta que sólo quede uno con vida. La primera vez que se planteó la idea iba a ser con la peor clase de España, pero temían que Koushun Takami les denunciara por plagiar Battle Royale y además así se conseguirá reducir el presupuesto destinado a becas universitarias. Finalmente acaban siendo denunciados por Suzanne Collins, puesto que considera que el ambiente post apocalíptico de España coincide con su novela "Los juegos del hambre".

  • Luis de Guindos plagia la economía de los países sudamericanos para evitar la inflación de precios, debida a sus reiteradas subidas de impuestos. A partir de ahora creará en la sombra un mercado de euro "paralelo" (blue), de forma que un euro con la carita del Rey equivalga a 0,80€ de cualquier otro país europeo. Izquierda Unida pone el grito en el cielo, se proclama la tercera república y la inflación se dispara aún más, puesto que nadie quiere pagar más por tener monedas del suegro de Urdangarín.

  • Brasil decide entrar aposta en recesión para demostrar que es el país "más europeo" de Sudamérica. Por su parte Kirchner vuelve a hacer gala de su pernonismo subiendo por enésima vez los impuestos a las clases más desfavorecidas, pero lo compensa nacionalizando Boca y pagando con dinero público la cláusula de rescisión de Lionel Messi. El Barcelona se entera del fichaje cuando miembros del ejército argentino entran a punta de pistola en el hotel de Sandro Rosell.

  • Tras perder por tres goles a cero contra la todopodersa Ucranía, la selección francesa es eliminada de la Eurocopa como colista de grupo. Los guiñoles de "Canal +", en vez de parodiar la incompetencia de sus deportistas, deciden hacer cortos sobre el dopaje en el deporte español durante el resto del torneo. Mientras, Fernando Torres se consolida como pichichi de la selección española, con un gol (de penalty) en tres partidos.

  • Industria privatiza el aire. La Sociedad General de Autores y Editores aplaude la medida y se hace con el derecho de explotación, aplicando a la población un canon compensatorio por copia privada. Ferrán Adrià denuncia que él es el inventor de los platos de aire y va a juicio, el cual acaba con una sanción de la Unión Europea a la SGAE por monopolio dominante.

  • Ana Mato descarta una oferta de colaboración con la fundación Raspberry Pi y aprovecha el fracaso de Chrome Box para comprar a precio de saldo todo su stock a Google, les instala Windows y los regala a hospitales privados de la Comunidad Valenciana. Acto seguido, dichos hospitales acaban en concurso de acreedores y Ana Mato recompra todos los equipos para rescatar económicamente el sistema sanitario valenciano.

  • Rajoy da la enhorabuena a Ana Matos por evitar el colapso sanitario mientras que la prima de riesgo se dispara a los 760 puntos básicos. Acto seguido La Razón publica una portada con el texto "La envenenada herencia de Zapatero", la cual es del agrado de Stephen King y acaba usándola en su próxima novela, protagonizada por un zapatero que sin quererlo acaba abriendo las puertas del infierno. Por su parte, las editoriales obligan a Juan Gómez-Jurado a crearse una cuenta de Tuenti para atraer al público juvenil, donde anuncia para 2015 su próxima novela: "La leyenda del ladrón espía contratado por Dios". Al día siguiente Planeta plantea la posibilidad de cambiar el espía por un vampiro licántropo, puesto que "Crespúsculo está de moda y eso".

  • A final del año los gobiernos de Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal votan a favor de expulsar a Alemania del euro. Los mercados aplauden la medida, el euro se devalúa, vuelve la paridad euro-dólar y la eurozona sale de la recesión.
Nota: esto es una sátira, no un ataque al honor de los referenciados.

Grande Arguiñano


30 mayo, 2012

La pastilla azul, crónica de un regreso

Acompañé a la chica más adorable del mundo a su trabajo. No, la tuya no, Pau. La mía. De paso compramos unas facturas, como llaman los argentinos a los productos de bollería, para que celebrara su cumpleaños con sus colegas de oficina. En un par de horas, debía de partir.

Amable como siempre, el portero del hotel me pidió un taxi para que pudiera acudir rápido a Ezeiza. El "colectivo" (bus metropolitano) es unas 100 veces más barato (textualmente hablando), pero también es cuatro o cinco veces más lento y no quería jugármela. Tras un cuarto de hora el portero coge el teléfono. Algo no cuadraba, me dijo que debía salir e ir hasta la avenida 9 de Julio, puesto que nuestra calle aparentemente estaba cortada por algún tipo de protesta o manifestación.

El portero se ofreció a acompañarme y me condujo hasta el cruce de 9 de Julio con Lavalle. Ahí me esperaba un monovolumen antiguo, de color gris claro, de esos que aparentan ser una especie de furgoneta  en miniatura. Ahí vino mi primera sospecha. Si alguna vez habéis estado en Buenos Aires, sabréis que todos los taxis son Sedan y de color negro. Para más inri, la puerta del asiento del acompañante delantero estaba rota, obligándome a sentarme detrás sí o sí. Al entrar en el coche di por hecho que estaba siendo secuestrado.

Ya con el coche en marcha, empecé a revisar el entorno y comprobé que aparte de tener las revisiones actualizadas, poseía una licencia de un ministerio. El secuestrador, bajito y bronceado, tenía un ligero acento porteño, pero no parecía argentino. Mi teoría se confirmó cuando me preguntó si me iba de vacaciones. Era un extranjero que no se había dado cuenta de que yo era extranjero. Condujo lento en todo momento, sin rebasar en ningún instante las normas de velocidad, mientras me hacía preguntas del tipo "¿sale muy caro venir a Argentina?", "¿de qué trabajás en España?", etc. Realmente no se trataba de ningún secuestrador, era un simple conductor peruano que mostraba interés por tener familia en España. Si tenéis curiosidad, la carrera desde el Obelisco (primer lugar donde se izó bandera argentina en Buenos Aires) hasta Ezeiza sale por 180 pesos (unos 32 euros). No es mal precio para un trayecto de 40 kilómetros, pero el "colectivo" me hubiera salido por sólo 2 pesos (0,35€).


Llegué al mostrador de Alitalia, listo para realizar el checkin. No había cola, puesto que llegué a tan sólo diez minutos antes del cierre. No obstante, pese a no hacer cola, me sentí observado. Apenas a media decena de metros, había un par de personas que me miraban por que sí, sin sentido aparente. Facturé mi maleta y puse rumbo hacia la zona de embarque. Iluso de mi, no pasaron ni diez segundos cuando una de esas personas se acercó a mi y se puso delante mía. Era de estatura media, de unos cuarenta años, muy bien vestido y calvo. No hacía falta saber que la persona que tenía delante nunca había pasado hambre.
- Disculpe señor, control de inmigraciones. ¿Me enseñá su pasaporte?
- Sí claro, aquí tiene.
- Enseñá también las cartas de embarque. ¿De dónde sos vos?
- De Valencia.
- ¿Cual es su motivo de viaje? ¿Negocios? ¿Turismo?
- Tengo pareja acá.
El calvito bien vestido pone en todo momento cara de póquer, como si esperara ganar la lotería conmigo. No le culpo, debe de ser su trabajo. Abre mi pasaporte y espeta con una sonrisa partida.
- ¡Ah! ¡Sos de Bélgica! ¿De qué trabajás vos?
- Soy programador informático.
Calvito comienza a revisar una a una las hojas de mi pasaporte, con el afán de encontrar algo que le pudiera ser útil.
- Mirá, si no es la primera vez que venís.
- Sí, es mi segunda vez.
- Realizás visitas muy cortas.
- Lo que permiten las vacaciones...
Al agente le gustó mi respuesta y espetó una carcajada, la cual complementé sonriendo para no romper el hielo.
- ¿Tenés una tarjeta de visita para mi?
- ¿Una tarjeta de visita?
- Sí, para comprobar que decís la verdad.
- No, no tengo. - Le respondo mientras le enseño mi cartera, llena de tarjetas de socio o de usuario de distintos servicios.
- Bueno, supongamos que es cierto. Continúe.
Me resultó una situación cómica. Casi me descojono de él delante suya, sobretodo por el tema de la tarjeta de visita. No sé, un agente de Barajas me habría pedido algún otro tipo de documentación donde se viera que vivo en Valencia, como pudiera ser mi permiso de conducir o mi DNI. Supongo que fui víctima de un control aleatorio de inmigración y que símplemente fui seleccionado por no parecer sudamericano. Cinco minutos más tarde pasé el control de pasaportes sin problemas. Este control no hay que confundirlo con el simulacro de interrogatorio: Desde principios de mes Argentina te saca una foto y captura tus huellas digitales tanto si sales como si entras en el país. Esta nueva medida me gusta, no por el tema de que se pueda formar un futuro "Gran Hermano", si no porque antes entrar era un chiste... básicamente era presentar tu pasaporte y tener visado de turista sí o sí.

Había mucha cola para el embarque de mi vuelo y este no había comenzado. Así que me dirigí a la cafetería y compré un sandwich mixto y una cocacola por casi 60 pesos. Un puto timo, pero estaba hambriento. Para haceros una idea, el conjunto salía por unos diez euros, un precio prohibitivo incluso para un aeropuerto europeo. Esto te da una idea de la clase de turistas que pasan por Ezeiza.

Al entrar en el avión, me encontré con esta horrible sorpresa: Una caja metálica que ocupaba un sitio considerable y que me iba a incomodar los pies durante las próximas trece horas.

Instante en el que me cagué en Roberto Colaninno, presidente de Alitalia.

Lo peor de todo es que también me tocó soportar esta maldita caja durante las trece horas del viaje de ida. Realmente en el viaje de ida no me tocaba utilizar este asiento, pero me ofrecí para facilitarle el viaje a Alfredo y Marta, una pareja de jubilados de la zona de Provincias. ¿Qué probabilidad existe que te toque esta putada, tanto en el viaje de ida como en el de vuelta y en asientos distintos? No obstante decidí no venirme abajo, así que saqué el móvil y me puse a revisar en él las fotos de mi viaje, mirando con morriña lo que dejo en Buenos Aires, con la esperanza de poder volver en breve.

Por megafonía anunciaban que el vuelo saldría con veinte minutos de retraso. Esto me volvió a recordar a Alfredo y Marta, puesto que ellos remarcaban que les gustaba viajar con Alitalia por su alto grado de puntualidad. La verdad es que mi experiencia dice lo contrario, puesto que la mitad de vuelos que tomo con ellos salen tarde y realmente siempre los elijo porque son los más baratos para los viajes que me interesan.

Mientras daban dicha noticia por megafonía, mi compañero de asiento se mostraba terriblemente nervioso, molestando cada dos por tres a una azafata. Se trataba de un hombre de 50 años, metido en el cuerpo de uno de 40. Sin duda alguna era una especie de metrosexual italiano, que lucía unos anillos en su mano que no parecían para nada baratos. Tras un par de minutos, se dirige hacia mi:
- Excuse me, ¿speak español? - De nuevo me traicionó mi apariencia nórdica.
- Sí, hablo español. - Le dije forzando un castellano puro de Valladolid.
- ¿Su celular funciona aquí? ¿En Buenos Aires?
- Sí... - Le miro con cara rara, mientras retiro las fotografías del móvil.
- ¿Me dejaría hacer una llamada? Se la pagaría. Es que creo que me he dejado la puerta del departamento abierta y por descuido he dejado ahí mi celular.
- Bueno... - Sigo mirando con cara rara, mientras abro el sms de Simyo donde me comunican mi tarifa en Argentina. - Serían unos 80 céntimos por llamada + 1,69€ minuto. ¿No le saldría más barato pedirlo a otra persona?
- Sí, mire... me he dejado dinero en la mesa. Tengo miedo que alguien entre y robe...
- Bueno, pero más que el dinero tendrá miedo de que le roben en casa. Entiendo que es una emergencia, dígame el número.
Tras un par de llamadas fallidas, me empezó a explicar la realidad de la situación. El señor en cuestión vive en el edificio más alto de Palermo, la zona más rica de Buenos Aires... Un lugar que, pese a su excesiva seguridad, es muy propensa a los robos. Estamos hablando de que a lo mejor la lámpara de mesilla de su entrada podía valer mucho más que mi sueldo y de que el "Señor H" (como lo llamaré a partir de ahora) sospechaba de que se había dejado la puerta sin cerrar.

Por suerte, tras un par de intentos, consiguió contactar con un conocido minutos antes de despegar. Dicha persona venía de pasar por su casa y le confirmó que se dejó la puerta cerrada, pero no a llave.
- ¿Pero como llamás? ¿Si tenés el celular acá?
- Un pive amable me prestó el suyo.

Por suerte todo quedó en un susto, pero el uso del teléfono le permitió poder descansar tranquilo durante las trece horas que dura el viaje. Durante este, el Señor H me aclaró que tenía una enfermedad viral, causada por una mutación de sus estafilococos que le producían episodios de amnesia y que requiere de una decena de pastillas diarias para su tratamiento. Esto hizo que ante una situación de estrés como la llegada antes de tiempo de su taxi, le produjera que se olvidara de coger el móvil y que dejara abierta la puerta de su casa. En todo caso, el Señor H se mostró siempre amable y hablador y acabó pagándome un refresco en el aeropuerto de Roma para compensar el cargo de la llamada. Ahí me confesó que estaba dispuesto a pagar la tarifa de Alitalia para realizar llamadas de teléfono desde el avión (unos 14 dólares americanos el minuto), pero que la azafata con la que hablaba era una vaga y que ella le propuso que hablara conmigo, puesto que me habían visto ojear las fotos de mi viaje en mi móvil.

Dos horas más tarde embarqué en mi último vuelo, rumbo a Valencia. También con Alitalia y también con retraso, para variar. Al llegar, adivinen... mi maldita cara de extranjero. Volví a ser víctima del control de aduanas. Por suerte soy chico bueno y legal y no tuve ningún problema en el control "aleatorio".

En fin, welcome to Matrix. Mañana toca ir a la oficina.

21 mayo, 2012

Acojonado por el poder de Google

Hoy, como cada día, he utilizado el modo incógnito para navegar por internet. Un modo que a priori te deja el historial de navegación impoluto, además de impedir el memorizado de contraseñas o la descarga de cookies. Por descontado utilicé, como siempre, Google Chrome.

Como cada día, entre mis quehaceres, aparte de mirar mi correo, realicé el seguimiento de varios artículos que me interesaban: Entré en webs como Zavvi, Amazon o Game para revisar el precio de un determinado juego de la Nintendo 3DS; Consulté las especificaciones de un par de ordenadores Alienware; Etc... No es que quiera comprar ambos productos, símplemente despertaron mi interés. El caso es que la encapsulación de Google Chrome hace que cada pestaña desconozca el contenido de la anterior, como si de distintas estancias de navegadores web se tratara... lo que sumándose a las bondades de la navegación en modo incógnito debería de garantizarme un grado insuperable de privacidad.

Ni más lejos. De forma inconsciente estuve en todo momento empleando las herramientas de Google: desde mi cuenta de correo electrónico, pasando por el motor de búsqueda incluido en varios sitios de compra e incluso utilizando el propio navegador web elaborado por la gran G. Toda esa información, claro está, almacenada en algún lugar para dar mejores resultados en otro de sus productos estrella: Google Adsense. 

Es decir, pese a navegar en el "anonimato", la gran G recopila mi información para ofertármela, de forma descarada, a través de los enlaces publicitarios de sus servicios. Y todo eso, utilizando mi cuenta de Google como clave primaria de dicho registro... ¿no les dije ya que también ojeé mi correo? Creo que una imagen vale más que mil palabras:

16 mayo, 2012

Instalando Diablo II en Linux

Mientras medio planeta está celebrando el lanzamiento mundial del Diablo III, yo he instalado Diablo II en mi Game Station. A continuación os voy a explicar cómo instalar el juego en distribuciones GNU/Linux a través de Wine.


Requisitos:

  • Poseer los discos originales del juego y su correspondiente licencia.
  • Tener definidos dentro del xorg.conf las resoluciones 640x480 o 800x600.
  • Conexión a internet (para nuestro proceso de instalación).
El primer paso es claro, debes de poseer los discos originales del juego sí o sí. Lejos de daros una charla sobre lo mala que es la piratería, lo que realmente pasa es que la instalación de este juego queda corrupta si se realiza desde archivos iso virtualizados. Por lo menos eso me pasó a mi, cuando probé a hacer la instalación desde unas imágenes que creé a partir de mis discos híbridos (compatibles con Windows y Mac OS). Una cosa que hay que tener en cuenta, es que a partir de la versión 1.12 los discos sólo se utilizan para el proceso de instalación. A partir de esa versión, publicado en Junio de 2008, el juego no realiza ninguna verificación. Aparentemente se hizo esto para que la gente pudiera jugar al Diablo II en los primeros netbooks del mercado.

El segundo paso es básico, instalar Wine, una aplicación que permite ejecutar aplicaciones diseñadas para Windows en otros sistemas operativos. Muchos lo definen como un "emulador" de Windows, pero cabe destacar que Wine es el acrónimo de "Wine Is Not an Emulator". Si eres usuario de Debian o Ubuntu, su instalación es tan sencilla como abrir una terminal y teclear "sudo apt-get install wine".

Una vez lo tengas instalado, procedemos a ejecutar winecfg desde una terminal para crear la configuración por defecto de Wine. Se te abrirá una aplicación bastante sencilla de utilizar. Nos interesa que abras la pestaña "Unidades" y selecciones el botón "autodetectar" para que Wine reconozca tu lector de CD/DVD a la primera. Anótate en alguna parte la unidad que se te ha configurado como lectora de discos compactos. Si tu monitor no soporta las resoluciones 640x480 o 800x600, tendrás que ir a la pestaña "Gráficos" y activar el checkbox "Emular un escritorio virtual", fijando el tamaño a una de esas dos resoluciones. Si esas resoluciones tampoco son soportadas por tu tarjeta gráfica, olvídate de continuar con el proceso de instalación... puesto que no pasarás el test de vídeo que se realiza desde el disco de instalación. Si desconoces si tu gráfica las soporta, abre una terminal y ejecuta el comando xrandr, el cual te dirá todos los modos gráficos soportados por tu tarjeta. Por último vamos a la pestaña "Aplicaciones", revisaremos que la "Versión a Imititar" sea Windows XP, y le damos a los botones "Aplicar" y "Aceptar".

Si tienes una distribución GNU/Linux moderna, te encontrarás con un segundo escollo. En el pasado era bastante común que todos los discos compactos se montaran en la misma carpeta: /mnt/cdrom, /media/cdrom, /media/dvd... etc. Hoy en día esto ha cambiado, lo tradicional es que el nombre de la carpeta dependa de la etiqueta que tenga grabada el CD que se está leyendo. Esto significa que los tres discos del juego se montarán en /media/INSTALL, /media/PLAYDISC y /media/CINEMATICS respectivamente. Si además posees el disco de "Lord of Destruction", este se montará en /media/Expansion. Esto te ocasionará un problema puesto que, si bien recuerdas, en el winecfg se definió una carpeta concreta para el lector de discos compactos... y con esta broma deberíamos de haber definido tres (cuatro contando la expansión) unidades con sus respectivos puntos de montaje. No obstante, esto nos puede dar problemas durante la instalación, por lo que finalmente haremos un pequeño engaño en Wine.

Lo primero es lo primero, mete el disco de instalación y ejecuta "wine /media/INSTALL/INSTALL.exe" y selecciona la instalación completa. Conforme nos vaya solicitando que insertemos un nuevo disco, haremos lo siguiente:
  • Expulsamos el disco.
  • Insertamos el disco que nos solicita.
  • Borramos la unidad lectora virtualizada: rm ~/.wine/dosdevices/d\:
  • La reemplazamos, con un enlace simbólico, por el punto de montaje correspondiente: ln -s ~/.wine/dosdevices/d: /media/INSTALL
Siendo "D:" la unidad lectora de discos que te mencioné que debías de anotar. Al finalizar la instalación la aplicación te lanzará un test de vídeo. Si este falla, tendrás que revisar que o el modo 640x480, o el 800x600 estén definidos en tu /etc/X11/xorg.conf. Si no consigues pasar este test no podrás jugar de ninguna forma.

Una vez tengas todo instalado, te recomiendo descargarte el último parche, el 1.13d. Este parche fue publicado en Noviembre de 2011, corrige varios bugs, aporta mejoras y te permite ejecutar el juego sin necesidad de insertar ningún disco compacto. Sí, habéis leído bien. Pese a que el juego salió a la venta en Junio del 2000, a día de hoy Blizzard continúa sacándole parches y mejoras. Desde luego es algo muy loable desde su parte, puesto que pese a que Diablo II continúe vendiéndose, hay que recordar que es un producto que hoy en día está más que rentabilizado.

Para hacer uso de la ejecución "NO CD", tendréis que copiar todos los archivos "mpq" del raíz del disco "Play" a la carpeta donde hayas instalado el juego. No obstante, si has instalado el Lord of Destruction, los archivos a copiar deberán de ser los"mpq" del disco de la expansión.



La cruda realidad europea


15 mayo, 2012

Creando "alias" en el cmd de Windows

Fuente: rhyous.com

Si alguna vez os cambian de oficina y os obligan a usar Windows (root no lo quiera), os dejo esta ñapa que os permitirá manejar el "cmd" de forma más amigable. Básicamente, la idea es poder utilizar los comandos básicos de una shell en Windows de forma similar a sus homónimos en Unix.

La primera parte pasa por definir un "autorum.bat" en la raíz de vuestra carpeta de usuario. Ese archivo deberá de ser creado en texto plano (utilizando por ejemplo el "Bloc de notas") y deberá de contener los comandos Unix que más cariño te den, utilzando la orden doskey como si el alias de Unix se tratara:

@echo off
doskey ls=dir $*
doskey cat=type $*
doskey grep=find "$1" $2
doskey mv=ren $*
doskey rm=del $*
doskey cp=copy $*
doskey clear=cls
doskey nano=notepad $*
doskey pscp=scp $*
doskey alias=doskey $*
@echo on
Por último, para definir que esta shell se ejecute siempre que hagamos abramos un "cmd", tendremos que crear para ello un registro en Windows. La forma más simple será crear un archivo autorun.reg en texto plano (también con el "Blog de notas"), con el siguiente contenido:

Windows Registry Editor Version 5.00
[HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Command Processor]
"Autorun"="%USERPROFILE%\\autorun.bat"

11 mayo, 2012

Victoria

Después de 26 meses y tres "expedientes", Air France me ha compensado con 64,28€ las dos noches que me quedé tirado en París por culpa de una huelga de controladores aéreos (concrétamente el 24 y 25 de Febero de 2010). Ver entradas [1] y [2].

La mañana del 24 acababa de llegar de un vuelo AF0455, proveniente de Sao Paulo, para tomar, en unas horas, la combinación con Valencia. El caso es que al llegar a París descubrí, atónito, que mi vuelo a Valencia había sido cancelado y que los operarios de Air France/Air Europa se lavaban las manos conmigo.

Aquella mañana el aeropuerto me pareció un caos y los operarios me redirigieron a varios lugares para pedir información. Personalmente, la sensación que me transmitían era de que ahí nadie sabía cómo actuar. Finalmente me dieron pasaje para el día siguiente y me espetaron un "ahí tienes una oficina de turismo, reserva un hotel; Ahí tienes un cajero, saca dinero". Resignado, tuve que aceptar esa solución sí o sí. En ningún caso se me informó que el motivo de la cancelación era debida a una huelga de controladores aéreos y tuve que enterarme de ello a través de la televisión de mi habitación de hotel.

Al día siguiente, de vuelta al aeropuerto, me quedé desconcertado al comprobar que a otros pasajeros, con vuelos cancelados (incluso del mío), sí que les pagaron el hotel y la manutención. Al reclamar a Air France la contestación que tuve fue "es que ellos están en combinación". De poco servía que yo sí que estuviera en combinación y de que yo se lo indicara en francés (soy español y belga, tengo doble nacionalidad), puesto que debido al alboroto que había en el aeropuerto los operarios no querían prestarme ni el más mínimo de atención.

Cancelación de mi segundo vuelo a Valencia.

Como veis en la foto, mi vuelo volvió a ser cancelado y tuve que pasar otra noche en París. La única solución que me plantearon los operarios fue abrir reclamaciones a Air France y al aeropueto, facilitando en ellas copias de los tickets con mis gastos. A pesar de la mala experiencia que viví, lo que realmente se me quedó clavado en las retinas fue ver a una adolescente extranjera que lloraba desesperadamente, puesto que viajaba sola y no sabía hablar francés... mientras que las televisiones la grababan cual buitres sin prestarle ningún tipo de ayuda. Me pareció una escena dantesca y vomitiva, que demostraba hasta que punto el ser humano puede ser despreciable. Finalmente una empleada del aeropuerto se hizo cargo de ella para dar la cara ante las cámaras, aunque desconozco que pasó una vez dejaron de grabar.

Por suerte, el tercer vuelo no fue cancelado y pude volver a casa. Al cabo de unos meses obtuve respuesta del Aeropuerto Charles de Gaulle de París, donde básicamente me decían que se lavaban las manos, puesto que ellos avisaron "con suficiente" antelación de que mi vuelo a Valencia había sido cancelado. Cosa que discrepo, puesto que este dato no me fue comunicado por los operarios ni cuando cogí el vuelo Porto Alegre - Sao Paulo, ni el de Sao Paulo - París.

El tema de las contestaciones de Air France eran más kafkianas. En las primeras reclamaciones me informaban por carta que no me encontraban en su vuelo, en otras ocasiones se remitían a mi con mi nombre mal escrito (lo cual explica por qué no me encontraban) y más tarde me empezaron a solicitar los tickets originales para "valorar" si me hacían el abono. Siempre e negué a suministrarlo los originales, puesto que en ningún caso se me garantizaba la devolución de los mismos en caso de ser rechazados.


Matando el tiempo en el Charles de Gaulle, horas antes de embarcar en el tercer vuelo.

Realmente, 64,28€ son pocos. No creo que compensen la totalidad de los tickets entregados. Además, hay que añadir otras molestias: como no poder disponer de tus maletas (facturadas en el primer aeropuerto); gastar dinero extra para llamar a tus familiares; o los dos días de vacaciones que tuve que solicitar para que no me descontaran el sueldo en la oficina. En todo caso, tras 26 meses, por fin veo algo del dinero que perdí en esa maldita huelga de controladores aéreos. Lo bueno es que por fin puedo cerrar página con este asunto... Lo importante no es el dinero, es enfrentarte a una multinacional y a base de reclamar decir "yo soy el que tenía razón, por lo tanto os he ganado".

PD: Lo gracioso de todo es que en aquel viaje tenía pensado hacerlo a través de Lisboa (y no de París), pero la web de TAP no aceptaba tarjetas de débito.

09 mayo, 2012

Bankia

Según los medios de comunicación, Bankia necesita una inyección de capital de entre 7.000 millones de euros y 10.000 millones. Visto el panorama, si se tratara de una empresa "normal", la única solución posible para que continuara funcionando sería ser absorbida por otra entidad bancaria más fuerte y capaz de asumir sus pérdidas. Pero como el agujero es muy grande, ningún rival va a querer comprarla.

Otra opción pasaría por expandir su capital emitiendo nuevas acciones. Esto quiere decir que habría que cambiar el modelo actual de las acciones de Bankia para atraer nuevos accionistas capaces de invertir 7.000 millones de euros más, dando preferencia de compra a los antiguos accionistas. El problema es que actualmente Bankia vale en bolsa unos 4.700 millones de euros, casi la mitad de lo que necesita para sobrevivir.

Existe una tercera vía: un rescate por parte del Banco Central Europeo, el cual es muy dado a dar préstamos a las entidades bancarias a cambio de un 1% de interés. El problema es que el fondo de este banco es capital público, pagado con el dinero de todos los europeos. Y Europa, como entidad económica, tiene claro que no va a salvar empresas privadas de la quiebra, cómo mucho puede ayudarlas ligeramente.

Es decir, no es viable que Bankia sobreviva por sus propios medios y no es viable que sea vendida a otra empresa. Esto hace que el Estado tenga que intervenir la tercera entidad bancaria más importante de España, fruto de la unión de dos grandes cajas de ahorros: Caja Madrid y Bancaja.

Claro, aquí nace el gran problema: 7.000 millones de euros es mucho dinero. Para haceros una idea, supone el recorte realizado en Sanidad o más del doble de lo recortado en Educación. Supone, por poneros un ejemplo, aproximadamente el 20% del presupuesto que se destinó a Sanidad el año pasado. Ahora viene lo lógico: Si hemos recortado diez mil millones de euros, es porque el Estado no los tiene. Si el Estado no los tiene y debe pagarlos, ¿de dónde sacará el dinero? Emitiendo nuevos bonos y subastando deuda pública. Es decir, transformas una monumental deuda privada en una deuda pública... y soberana. 

La palabra "soberana" es muy importante en este término, puesto significa que no somos nosotros quienes pagarán la consecuencia de la nacionalización, si no que serán las siguientes generaciones, las cuales estarán obligadas a hacer frente a la devolución de los bonos y sus intereses correspondientes.

El problema de nacionalizar (o rescatar) Bankia no está sólo en el hecho de que transformemos deuda privada en pública. Es el hecho de que salvaremos los ahorros de nuestros ciudadanos y además los activos tóxicos que le han llevado a la quiebra. Es decir, parcheamos Bankia durante un par de años, pero como esta entidad no se libre de sus productos (ajenos a las cuentas de ahorros de nuestros ciudadanos) volverá a quebrar y volveremos a emitir bonos y volverán a pagarlo las futuras generaciones... y así hasta que la situación sea inaguantable y se repita el crac del 29.

¿Qué hacer entonces? Desde mi punto de vista el Gobierno tiene dos alternativas:

  1. No poner ni un duro, avalar las cuentas corrientes de sus clientes y dejar que quiebre. Los ciudadanos tendrán su dinero avalado e incluso puede que se reproduzca el corralito, pero así Bankia se verá obligada a sacar a la venta su enorme  stock inmobiliario y a saldar su deuda con sus bienes;
  2. Separar Bankia en dos entidades: una caja de ahorros con nuestro ingresos e intervenida por el Estado y un banco "malo" con el resto de sus productos. El banco malo quebraría y Bankia también se vería obligada a saldar su deuda sacando a la venta su stock inmobiliario y sus bienes.
Por desgracia, por ahora debemos permanecer expectantes y esperar.

07 mayo, 2012

6M - La crisis del Euro se acentúa


Sarkozy era, junto con Angela Merkel, el principal baluarte del "pacto del Euro". En Junio, mes en que se ratificó dicho acuerdo, José Sócrates perdió las elecciones portuguesas. En Noviembre, Yorgos Papandreu tuvo que dimitir como primer ministro heleno, por las presión ejercida por la troika (Banco Central Europeo, Unión Europea y Fondo Monetario Internacional) puesto que este último no le gustó nada su idea de intentar hacer un referendo para que la población ratificara el rescate de Grecia. Ese mismo mes, el 16 de Noviembre, los mercados obligaron a Berlusconi a dimitir. Cuatro días más tarde el Partido Socialista perdería las elecciones en España.

Este Domingo ha sido demoledor: En Grecia ha muerto el bipartidismo y Hollande se acaba de proclamar nuevo presidente de la república francesa. Todos los pesos pesados del pacto se han ido, Merkel se ha quedado sola.

04 mayo, 2012

Prohibido "prestar"

Recuerdo con cariño Sacred 2. Fue el primer juego que compré por Amazon España y me enamoré fácilmente de él. El siguiente vídeo lo preparé en su día para publicarlo como análisis en mi blog, pero por falta de tiempo esa entrada nunca vio la luz.


La cosa es que mirando en cierta conocida web de venta de videojuegos, vi que la versión de ordenador estaba siendo liquidada por menos de 3 euros.


Sabía que el juego no había vendido mucho, cosa que no entendía puesto que el juego de Xbox 360 (pese a no ser ninguna maravilla técnica) me dejó cautivado. Me puse a investigar y vi que era altamente compatible Wine, así que me dije "este juego lo necesito para la Game Station que estoy montando".

Nueva Sebas Game Station a la vista... [1] [2] [3] ;)

La cosa es que fue abrir el juego y entender por qué vendió tan poco. ¿Cómo funciona el juego en Xbox 360? Pues tu metes el juego y juegas. ¿Cómo funciona el juego en ordenador? Pues digamos que... ¡¡bienvenidos al maravilloso mundo de SecuROM!! ¿Qué es SecuROM? Pues se trata de un precioso sistema anticopia que te permite tener el juego instalado sólo en dos ordenadores y que además no te permite ejecutar el juego en sendas máquinas al mismo tiempo. ¿Cómo controlan esto último? Fácil, estás obligado a estar conectado a Internet para poder jugar. ¿Se te ha ido la conexión? Te jodes y no juegas. ¿Se ha caído el servidor de SecuROM? Te jodes y no juegas. ¿Que SecuROM el día de mañana quiebra, se va a la mierda y cierran sus servidores? Te jodes y no juegas. Esto, señores, es el copyright llevado a su enésima expresión.

Puede que os suene exagerado, ¿pero sabías que la licencia del juego está limitada por país?. Sí, tengo un amigo que se fue a vivir a Helsinki y el juego, gracias a las bondades del SecuROM, dejó de funcionarle. Tuvo que ponerse en contacto con la asistencia técnica del distribuidor para que le facilitaran una licencia válida para Finlandia.

Bueno, no pasa nada, saco el juego para instalarlo en mi ordenador y noto algo raro en la leyenda que hay impresa en los DVD.



¡Espera! ¡El distribuidor me prohíbe que preste este juego a mis amigos o familiares! ¡¿Pero qué puta mierda es esta!? Perdonad la grosería, pero a mi modo de entender, el hecho de prestar un objeto no da lugar para delito. A no ser que se trate de una carta de carácter privado que esté siendo distribuida a terceros... pero leñe. ¡Yo he pagado por un bien y me prohíben prestarlo!

Ya puestos, completemos la leyenda con más tonterías sin sentido:


Lo dicho, si podéis comprarlo en Xbox 360 o en PS3, os dará menos quebraderos de cabeza. Además, os confirmo que en la versión de consola no está impresa la prohibición de prestar vuestro juego.

02 mayo, 2012

Salven al becario

La altísima tasa de paro Española es la principal causa de la situación tan precaria que estamos viviendo ahora mismo. A más empleo, mayor es la recaudación de la hacienda pública y mejor salud gozan las arcas de la seguridad social. Es algo lógico, cuanto más empleo hay, más dinero se recauda y por lo tanto más fácil es sanear las cuentas del Estado.

Por poneros un ejemplo fácil de ver: en la primera legislatura de Zapatero el paro bajó al 7,9%, lo cual produjo una situación de superávit del 1,7% y se tradujo en bajadas de impuestos (los famosos "400 euros" para todos) o en medidas sociales como la Ley de Dependencia o el cheque bebé.

Cuatro años más tarde la tasa de paro se ha triplicado y como consecuencia tenemos un déficit económico superior al 8%. Lejos de impulsar la creación de empleo, se ha preferido subir los impuestos, alargar la edad e jubilación y recortar este año un 20% el presupuesto de todos los ministerios.



El tema de alargar la edad de jubilación me parece el mayor error de todos. Bueno, realmente el mayor error de todos ha sido abaratar el despido y ofrecer la famosa "amnistía fiscal". De todas formas, hay que remarcar que ambos ejecutivos, tanto el socialista como el popular, han metido la pata hasta el fondo y donde entonces dijeron "digo" ahora dicen "Diego".

Seamos realistas, la sociedad española está envejecida. Actualmente el 43,1% de la población es mayor de 45 años. Es decir, dentro de 20 años, aparte de ser una de las poblaciones más envejecidas del planeta, nuestro sistema de pensiones estará en la miseria, puesto que actualmente más del 50% de nuestros jóvenes (menores de 25 años y activos) no tiene trabajo. Para más inri, sólo el 15,8% de nuestros habitantes tiene menos de 16 años y por primera vez desde hace años, la cantidad de emigrantes españoles supera a la de inmigrantes extranjeros. Es decir, en España no sólo hay menos jóvenes cada año, si no que además estos están saliendo del país.

La cosa es así de simple: hay que priorizar la creación de empleo juvenil sí o sí. Nuestro Gobierno ha hecho hincapié en la última reforma laboral en la necesidad de agilizar el mercado laboral, una medida impopular (bonito juego de palabras) y suicida, puesto que está mal enfocada para lo que necesita actualmente el Estado. Primero, una de las normas básicas de la economía es la oferta y la demanda: A mayor oferta, menor demanda; A mayor demanda, menor oferta. Es decir, para absorber a toda la ingesta cantidad de parados, debes de crear puestos de trabajo. Si abaratas el despido, estás creando puestos de trabajo, pero también estás creando más parados.

Lo que hay que realizar, es que los empresarios se vean obligados a contratar a gente sin que puedan despedir a sus empleados. ¿Cómo se puede conseguir eso? Fácil, bajando el número de horas de las jornadas laborables. Si actualmente el cupo de empleo está cubierto con 41 horas semanas, pues bájalas a 37 horas. Algo así de simple hará que el empresario de turno acabe contratando a más personal para cubrir las necesidades de su negocio. No es ninguna aberración económica, en Alemania podrían el grito en el cielo si les obligaran a trabajar 41 horas semanales como hacemos nosotros. Además, en países sudamericanos que rozan el pleno empleo, como es el caso de Argentina, lo tradicional es que te hagan un contrato indefinido y que en caso de ser despedido te paguen 45 días por año trabajado (más del doble que aquí). Queda gracioso que un país que Europa considera del tercer mundo tenga mayor seguridad laboral que España... con semejantes cifras, la patronal española debería de estar ahora mismo pidiéndonos disculpas.

Otra solución pasa por premiar a los jóvenes antes que a los mayores. Esto pasa por reducir la edad máxima de jubilación. Por lo general, un trabajador cercano a la edad de jubilación gana mucho más que un empleado recién titulado, debido a primas por trienios, sexenios o antigüedad. Todo empresario vería con buenos ojos prejubilar una nómina elevada a condición de sustituirla por una más ligera e igual de competente. Desde el punto de vista del Estado esto es una putada, puesto que la cotización del joven será menor que la del empleado de edad avanzada y además tendrá que pagarle a este último una pensión que irá en proporción a lo que haya cotizado. No obstante, si los jóvenes ven que resulta más fácil conseguir un trabajo, producirá un efecto llamada que hará que volvamos a ser una tierra acogedora para los jóvenes emigrantes y estos podrán cotizar a la seguridad social para sanear las cuentas de las pensiones.

Hay quienes achacan la elevada tasa de paro juvenil al fracaso escolar, el cual se aproxima al 30% en secundaria. Está claro que un nivel tan alto no es un buen indicativo. Quiero decir, estas personas van a ser las que van a mantener tu pensión el día de mañana y semejante índice crea el famoso tópico de que nuestros jóvenes son burros. Para evitarlo, hay que encontrar las causas de este desangro intelectual y reforzar nuestros puntos débiles. Esto significa: mejor inversión en infraestructuras, contratar más docentes, aumentar el número de horas lectivas, etc... La cuestión es que hay que invertir en educación porque a la larga trae dinero al Estado. Cuanto más formados estén, mejor empleo tendrán y por consiguiente más alta será su cotización a la seguridad social.

¿Cómo está afrontando el Gobierno esta "inversión"? No renovando profesores, aumentando el número de horas de trabajo de estos, bajando el presupuesto en 3.000 millones de euros, subiendo los requisitos para poder solicitar becas e incrementando el precio de las matrículas universitarias. En pocas palabras, con el panorama actual el fracaso escolar se va a multiplicar. En todo caso, si seguimos con el modelo actual, la edad de jubilación volverá a subirse, una y otra vez, hasta que resulte absurdo cotizar y por lo tanto todo el mundo acabe trabajando en negro. Vamos, que no hace falta ser muy listo para darse cuenta que el modelo actual de pensiones recuerda al de un fraude piramidal a gran escala... y todos los fraudes piramidales acaban con alguien con mucho dinero riéndose de miles de personas que han perdido el suyo.


Conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña: - "Que (los jóvenes) se vayan a Londres a servir cafés para ganar fluidez con el inglés". Este no sabe quién le va a pagar su pensión el día de mañana.