Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

16 mayo, 2012

Instalando Diablo II en Linux

Mientras medio planeta está celebrando el lanzamiento mundial del Diablo III, yo he instalado Diablo II en mi Game Station. A continuación os voy a explicar cómo instalar el juego en distribuciones GNU/Linux a través de Wine.


Requisitos:

  • Poseer los discos originales del juego y su correspondiente licencia.
  • Tener definidos dentro del xorg.conf las resoluciones 640x480 o 800x600.
  • Conexión a internet (para nuestro proceso de instalación).
El primer paso es claro, debes de poseer los discos originales del juego sí o sí. Lejos de daros una charla sobre lo mala que es la piratería, lo que realmente pasa es que la instalación de este juego queda corrupta si se realiza desde archivos iso virtualizados. Por lo menos eso me pasó a mi, cuando probé a hacer la instalación desde unas imágenes que creé a partir de mis discos híbridos (compatibles con Windows y Mac OS). Una cosa que hay que tener en cuenta, es que a partir de la versión 1.12 los discos sólo se utilizan para el proceso de instalación. A partir de esa versión, publicado en Junio de 2008, el juego no realiza ninguna verificación. Aparentemente se hizo esto para que la gente pudiera jugar al Diablo II en los primeros netbooks del mercado.

El segundo paso es básico, instalar Wine, una aplicación que permite ejecutar aplicaciones diseñadas para Windows en otros sistemas operativos. Muchos lo definen como un "emulador" de Windows, pero cabe destacar que Wine es el acrónimo de "Wine Is Not an Emulator". Si eres usuario de Debian o Ubuntu, su instalación es tan sencilla como abrir una terminal y teclear "sudo apt-get install wine".

Una vez lo tengas instalado, procedemos a ejecutar winecfg desde una terminal para crear la configuración por defecto de Wine. Se te abrirá una aplicación bastante sencilla de utilizar. Nos interesa que abras la pestaña "Unidades" y selecciones el botón "autodetectar" para que Wine reconozca tu lector de CD/DVD a la primera. Anótate en alguna parte la unidad que se te ha configurado como lectora de discos compactos. Si tu monitor no soporta las resoluciones 640x480 o 800x600, tendrás que ir a la pestaña "Gráficos" y activar el checkbox "Emular un escritorio virtual", fijando el tamaño a una de esas dos resoluciones. Si esas resoluciones tampoco son soportadas por tu tarjeta gráfica, olvídate de continuar con el proceso de instalación... puesto que no pasarás el test de vídeo que se realiza desde el disco de instalación. Si desconoces si tu gráfica las soporta, abre una terminal y ejecuta el comando xrandr, el cual te dirá todos los modos gráficos soportados por tu tarjeta. Por último vamos a la pestaña "Aplicaciones", revisaremos que la "Versión a Imititar" sea Windows XP, y le damos a los botones "Aplicar" y "Aceptar".

Si tienes una distribución GNU/Linux moderna, te encontrarás con un segundo escollo. En el pasado era bastante común que todos los discos compactos se montaran en la misma carpeta: /mnt/cdrom, /media/cdrom, /media/dvd... etc. Hoy en día esto ha cambiado, lo tradicional es que el nombre de la carpeta dependa de la etiqueta que tenga grabada el CD que se está leyendo. Esto significa que los tres discos del juego se montarán en /media/INSTALL, /media/PLAYDISC y /media/CINEMATICS respectivamente. Si además posees el disco de "Lord of Destruction", este se montará en /media/Expansion. Esto te ocasionará un problema puesto que, si bien recuerdas, en el winecfg se definió una carpeta concreta para el lector de discos compactos... y con esta broma deberíamos de haber definido tres (cuatro contando la expansión) unidades con sus respectivos puntos de montaje. No obstante, esto nos puede dar problemas durante la instalación, por lo que finalmente haremos un pequeño engaño en Wine.

Lo primero es lo primero, mete el disco de instalación y ejecuta "wine /media/INSTALL/INSTALL.exe" y selecciona la instalación completa. Conforme nos vaya solicitando que insertemos un nuevo disco, haremos lo siguiente:
  • Expulsamos el disco.
  • Insertamos el disco que nos solicita.
  • Borramos la unidad lectora virtualizada: rm ~/.wine/dosdevices/d\:
  • La reemplazamos, con un enlace simbólico, por el punto de montaje correspondiente: ln -s ~/.wine/dosdevices/d: /media/INSTALL
Siendo "D:" la unidad lectora de discos que te mencioné que debías de anotar. Al finalizar la instalación la aplicación te lanzará un test de vídeo. Si este falla, tendrás que revisar que o el modo 640x480, o el 800x600 estén definidos en tu /etc/X11/xorg.conf. Si no consigues pasar este test no podrás jugar de ninguna forma.

Una vez tengas todo instalado, te recomiendo descargarte el último parche, el 1.13d. Este parche fue publicado en Noviembre de 2011, corrige varios bugs, aporta mejoras y te permite ejecutar el juego sin necesidad de insertar ningún disco compacto. Sí, habéis leído bien. Pese a que el juego salió a la venta en Junio del 2000, a día de hoy Blizzard continúa sacándole parches y mejoras. Desde luego es algo muy loable desde su parte, puesto que pese a que Diablo II continúe vendiéndose, hay que recordar que es un producto que hoy en día está más que rentabilizado.

Para hacer uso de la ejecución "NO CD", tendréis que copiar todos los archivos "mpq" del raíz del disco "Play" a la carpeta donde hayas instalado el juego. No obstante, si has instalado el Lord of Destruction, los archivos a copiar deberán de ser los"mpq" del disco de la expansión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada