Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

16 agosto, 2013

Homefront


Todo empezó en 2015, cuando Kim Jong-un unificó ambas coreas a golpe de soldados. Esto sería el primer paso de una invasión a gran escala, con anexiones de países otros asiáticos como Japón o Tailandia. Doce años más tarde, la federación coreana entra en suelo estadounidense y haciendo uso de un nuevo satélite consigue cortar toda la electricidad del territorio americano. En 2027 casi la totalidad e los Estados Unidos ha sido conquistada por Corea.

Así de absurdo es el guión de Homefront, cuyo principal baluarte es llevar la presión de los conflictos de Afganistán e Irak hasta un territorio made in USA, dando la sensación de que realmente estamos jugando a una adaptación de "La Guerra de los Mundos", pero con coreanos en vez de alienígenas. ¿Corea del Norte con una tecnología superior y con la población necesaria como para poner un pelotón de soldados en cada calle de América? Ya de por si el guión resulta absurdo e irrisorio, e incluso cuando finalizas la historia no puedes evitar espetar un "¿Y eso es todo? ¿Todo lo que he hecho para qué carajos ha servido?".


Opening del juego.

Hablar de Homefront es hablar de un "quiero y no puedo" por parte de la difunta THQ. Si bien el juego nos brinda momentos realmente épicos y espectaculares, en la práctica se resume en una burda imitación lowcost del Call of Duty de turno. La experiencia de jugar a Homefront se puede resumir perféctamente en una sóla frase: "Encendí la consola y cinco horas más tarde ya estaba viendo los créditos del juego". Sin comentarios, para sacar software así... mejor no sacar nada.

Plataforma: Xbox 360, PS3 y PC.
Idioma: textos y voces en castellano.
PEGI: +18 años.
Nota: Mediocre.

2 comentarios:

  1. Si leí que este juego tenía mucho potencial desperdiciado

    ResponderEliminar
  2. El problema es que ya desde la intro se veía que esto iba a acabar mal X'D

    ResponderEliminar