Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

08 octubre, 2012

Cosas a tener en cuenta cuando compres una tableta

Recientemente me ha llamado la atención una entrada en hackeame.org donde se hace referencia a las 10 mejores tabletas chinas. Tras leerme el texto entero, he llegado a la conclusión de que no han tocado ni una sola de esas tabletas. No les culpo, han hecho muy bien en investigar las características técnicas reales de cada uno de esos hardwares, pero la experiencia me dice que el software que trae una tableta suele ser más importante que su hardware.


- Primer punto, compatibilidad de software:
  • El apartado más importante: Verificad que incluya el Google Play o el Android Market (antiguo Google Play). En caso de no estar presentes, huid de los "market" chinos y verificad en los foros de internet si es posible instalarle el Google Play. Aunque tu tableta sea occidental, ten presente que eso no es garantía de que sea compatible con Google Play. Varias empresas importantes, como Toshiba, suelen ofrecer su propio "market" para sacar mayor tajada.
Ejemplo: Cliente de DealExtreme opinando sobre el teléfono Android que ha comprado en esa web.

  • Si vas a usar la tableta para jugar, revisa que los juegos que buscas sean compatibles con esa tableta. Por desgracia suele haber muy poca información al respecto en internet. Por lo general la gente suele comentar a través de foros o de Youtube lo bien que funcionan los juegos en una tableta nueva, probando en ella los más famosillos: GTA III, Final Fantasy III o  PES 2012. A falta de información, una forma de saber si el juego que buscas puede darte problemas en una tableta "china" es comprobar el número de votos de "1 estrella" que tiene en Google Play, puesto que esto en la práctica significaría que el juego es altamente incompatible.
- FIFA 12 tiene un alto grado de votos de 5 estrellas, por lo que debe ser bueno.
- Tiene muchos más votos de 1 estrella, por lo que debe de ser muy incompatible.
- Comentario tipo de un usuario que valora el juego con una sola estrella.

- Por su parte, debido a que apenas tiene votos de una estrella, Final Fantasy III nos da la garantía de que puede funcionar en un gran número de dispositivos Android.
  • Investigad si ya trae preinstaladas el resto de aplicaciones Google o si existen en internet tutoriales para instalarlas en esa tableta. Puede que no seas usuario de GMail, pero a lo mejor te interesaría tener aplicaciones como Maps, Google Talk, Places ("Sitios"), Youtube o Latitude.
  • En caso de que estés realmente encaprichado de esa tableta y sea imposible instalarle Google Play, investiga si deja instalarle software de terceros, no vaya a ser que no puedas ponerle las aplicaciones de Twitter, Facebook o Skype (por poner unos ejemplos).
  • Si el "market" del dispositivo es propio, piensa que a través de él no podrás instalar todas las aplicaciones que hayas comprado en Google Play. Además puede darse el caso, como sucedió en su día con Toshiba, de que los juegos que vendan no hagan uso, ni de lejos, del potente procesador gráfico de la tableta.
  • ¿Sabes si la tableta es compatible con el plugin de Adobe Flash? De no ser así, ¿se le puede instalar? Realmente el plugin de Flash no es tan importante a día de hoy, pero siempre existen webs de vídeos que aún hacen uso de él. Por desgracia uno piensa que puede vivir sin dicho plugin hasta que entra en un sitio súmamente importante que hace uso de él sí o sí. No, no me refiero al porno, mal pensados.

- Segundo punto, integración del hardware con su software:
  • Si te interesa hacer uso de 3G o de Bluetooth y tu tableta no trae integración con esas tecnologías, tendrías que investigar en los foros de internet sobre si se le puede añadir un módem 3G o un adaptador Bluetooth externo. Recuerda que el kernel de Android es compatible con esos dispositivos a través del puerto USB.  Si alguna vez has compilado un Kernel de Linux, sabrás que antes de compilarlo puedes añadir o quitar módulos para concinártelo "a la carta". Esto también sucede con Android. De hecho, en occidente es muy común la práctica de modificar la configuración del kernel (núcleo del sistema opertivo) para deshabilitar esas funcionalidades y así poder vender dos versiones de la misma tableta: una versión barata sin 3G y una versión cara con 3G integrado. Muchas tabletas chinas también vienen con el 3G o el bluetooth desactivado, pero es más por desconocimiento de cómo compilar el núcleo que por ganas de revenderte otro producto. Y quien habla de 3G por USB, habla también de Bluetooth, webcams o auriculares especiales. Básicamente, no te sirve de nada tener un ejército de puertos USB si luego va a resultar que sólo puedes meter en ella memorias flash. Por último, ten presente que por lo general sólo suelen funcionar los módem 3G de Hauwei.
  • Revisa el particionamiento de la memoria interna. Muchas tabletas suelen decirte que traen 2, 4, 8 e incluso 16 GB de memoria interna expandible a través de tarjetas SD/MicroSD. Pero realmente la memoria interna suele venir dividida en dos partes: Una partición inaccesible para el usuario donde se guarda el sistema operativo, las aplicaciones instaladas e incluso una imagen de restauración; Y una segunda partición (normalmente llamada "fake SD") donde se guardan los archivos de configuración del usuario y que suele ser la única partición accesible cuando se enchufa el dispositivo a un ordenador. Si la partición inaccesible tiene un espacio reducido (menos de 1GB), significaría que apenas podremos instalar aplicaciones en ella, pese a que el espacio de la partición "fake SD" esté completamente vacía. No sería extraño incluso que hubieran más particiones, como pudieran ser una dedicada en exclusiva para la restauración del sistema u otra para almacenar únicamente las aplicaciones descargadas.
Ejemplo, comentario en mi blog que demuestra las consecuencias de una mala gestión de particiones:

  • Investigad acerca de la versión de Android que trae el fabricante. Si es una versión "sin capar", significaría que las opciones de tethering estarán habilitadas por defecto, permitiendo compartir la conexión de internet con uno o varios ordenadores a través de nuestra red wifi o del puerto USB.
  • Si tu tableta viene de China, da por hecho que todos las especificaciones técnicas que te ofrecen son exageradas. Por ponerte un ejemplo, pueden venderte como A8 algo que realmente es un A7, o darte a entender que tiene un procesador de 600 MHz cuando realmente tiene 300 MHz a doble núcleo. Y esto también sucede con la memoria RAM o el espacio interno del dispositivo. Realmente da igual las especificaciones técnicas que traiga, lo que realmente tienes que investigar es que los comentarios de los clientes sean siempre positivos.
  • Partiendo del punto anterior de que todas las especificaciones son mentira, intenta averiguar el número de BogoMips que posee el procesador. BogoMips es una medida inventada por Linus Torvalds (creador del núcleo Linux) que nos puede ayudar a calcular la velocidad real de un procesador, por "muy chino" que sea. En la práctica suele atinar mejor en el rendimiento final del gadget que con los famosos MHz que teóricamente trae el dispositivo. Por ejemplo, la tableta china Eken M001 aseguraba tener una potencia de 600MHz, pero realmente rinde a sólo 174 BogoMips, mientras que un prehistórico HTC Magic rinde a 527 BogoMips; Por otro lado, mi "actual" Xperia X10 Mini Pro tiene una velocidad de 599 BM, mi tableta china JXD S601 tiene un procesador que rinde a 1196 BM y por último mi "vieja" Folio 100 (con procesador Tegra) rinde a 1992 BM.
  • Comprobad si el dispositivo viene "rooteado" de fábrica. "Rooteado" significa que el usuario por defecto tiene permisos de "root", el equivalente "linuxero" del usuario "Administrador" de los sistemas operativos Windows. En este caso tienes que valorar los pros y contras, puesto que como usuario root puedes realizar muchas más acciones (realizar capturas de pantalla, forzar que todas las aplicaciones se puedan mover a la tarjeta SD, ect), pero por otro lado Google te prohibirá el acceso a servicios como el de alquiler de películas a través de Google Play.

- Tercero, su grado de actualización.
  • Revisa en foros como SlateDroid o XDA Developers si la tableta dispone de firmwares modificados por la comunidad y sobre si resulta fácil instalarle nuevos firmwares al dispositivo. Esto te permitiría tener tu tableta siempre actualizada a la versión de Android de turno (siempre que sea posible), incluso cuando el soporte oficial del dispositivo desaparezca. Por ejemplo, esto me ha permitido tener Android 4.1 en mi vieja Folio 100.
  • A través de esos foros, revisa los comentarios de la gente, no vaya a ser que sea extremadamente fácil meter la pata y transformar tu dispositivo en un ladrillo.
  • Si por el contrario las únicas actualizaciones de firmware las ofrece únicamente el fabricante del dispositivo, recuerda hacer backups de los firmwares que te vayas bajando. No lo digo por hacer una marcha atrás en caso de que un firmware fastidie tu dispositivo, si no porque no tienes ninguna garantía de que el proveedor mantenga siempre activo ese sitio web. Es decir, imagina que un día tienes que volver a instalar una versión del firmware del fabricante y que al acceder a su web te encuentres con el famoso mensaje "Error 403 - Página no encontrada". Sería una situación bastante catastrófica, ¿verdad?

- Por último, comenta tus resultados.
  • Una vez tengas tu tableta, instala aplicaciones como Android System Info o Android Terminal Emulator (haciendo uso de comandos como free, df o uname) para verificar las prestaciones reales de tu dispositivo. No olvides publicar tus "descubrimientos" en internet para que otros posibles compradores puedan enterarse del valor real del producto.

No olvides comentar en esta entrada si se te ocurren más puntos que puedan tenerse en cuenta a la hora de comprar una tableta.

5 comentarios:

  1. Muy buens consejos, y tienes razón, lo principal es sondear la opinión de los demás, no hay mejor guía que esa.

    ResponderEliminar
  2. Lo malo es que cuando uno se encapricha luego pasa de buscar por internet y acaba haciendo la compra de forma compulsiva jeje

    ResponderEliminar
  3. Muy buen articulo. Lo comparto con tu permiso.

    ResponderEliminar
  4. Sabios consejos, me los llevo para Twitter :)

    ResponderEliminar