Más de 11 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

28 mayo, 2014

Square Enix vuelve a publicar Final Fantasy III por enésima vez... ¡a precio de novedad!


    En su cansina ansia por sacar Final Fantasy III hasta en tostadoras inteligentes, Square Enix ha publicado hoy, en Steam, el mismo juego que lleva publicando desde 2006 en Nintendo DS, PSP, Android, Ouya, Wii, Wii U, iOS... y ahora en PC Windows. No sería gracioso si no fuera porque la versión de 2006 (copypasteada en todas las plataformas imaginadas e imaginables) es a su vez un remake del juego del mismo título publicado en 1990 para la NES.


    ¿El precio? El mismo que se le puso para Android en 2012: 12,99€ por un juego no adaptado ni a Mac ni a Linux, haciendo gala de unos requisitos mínimos que rozan el absurdo (recordemos que el mismo juego funciona bien en una Nintendo DS o en tabletas baratas): 2GB de RAM y un procesador de 2,4GHz.

    Que conste que el juego está muy bien y que "está guay" que ahora el juego cuente con logros de Steam (18 en total, que tampoco es una cantidad como para tirar cohetes), pero ya lo compré en su día para mi Nintendo DS, en Google Play y en Ouya. No estoy en contra de que Square Enix decida sacar Final Fantasy III en más plataformas, pero resulta insultante que lo haga a semejante precio cuando queda patente que el proyecto ya está más que rentabilizado.

    Entre esto y encontrarte con que nos han estado vendiendo el Final Fantasy XIII en fascículos [1] [2] [3], sólo puedo llegar a una conclusión: Square Enix representa a día de hoy todo lo que una empresa de software nuca debe llegar a ser. En serio, desde mi modesta opinión están desplazando a EA del "eje del mal" de los videojuegos. Da la sensación que los empresarios de Square Enix serían capaces de ofrecer a sus madres en sacrificio al Dios de la globalización económica, a cambio de sacar una nueva versión de Final Fantasy III en Xbox ONE o en PlayStation 4... al más puro estilo Minecraft. Oh, wait!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada