15 años en Internet
->DON'T click HERE <-.

16 junio, 2020

[Batallitas] [Retro] Calidad de imagen

    Mucha gente desempolva sus viejas consolas, las enchufa en sus flamantes televisores 4K y descubre que “se ve mal”. No, no están locos, es muy probable que las imágenes se vean peor ahora en sus televisiones modernas que en un viejo monitor CRT (esas pantallas mitológicas que existían antes de que fuera mainstream tener una pantalla “plana”).

    Par empezar, las pantallas CRT tenían un efecto borroso que disimulaba bastante la visualización de los píxeles, dando lugar a imágenes más difuminadas y redondeadas. De hecho, un truco gráfico que hacía uso de esto y que era muy común en la Mega Drive (Genesis en otras tierras) o la PlayStation 1 (PSX) era el “dithering”. Esta técnica consistía en alinear píxeles pintados con otros sin modificar para dar sensación de transparencia. La gracia del “dithering” es que permitía simular transparencias (aunque realmente fuera pintar un píxel sí y otro no…) consumiendo menos CPU que las transparencias reales (que eran más comunes de ver en las consolas de Nintendo). En la PlayStation 1, su uso era más común para simular efectos de iluminación.

El efecto de transparencias del "dithering" ha desaparecido con las teles "modernas".
Ahora las cascadas del Sonic 1 son menos vistosas.
Capturas de pantalla: GamesNosh

Documental: "Dithering on the Sony PlayStation" por Displaced Gamers.

   El caso es que, si como a mí te gusta jugar con juegos originales y en hardware original, notarás que es imposible simular el efecto de transparencias que ofrecía “dithering” en teles actuales: Antes tenías algo vistoso, hoy tienes un efecto de “ruido” que molesta bastante a la vista. Se puede disimular en mayor o en menor medida haciendo uso de “scanlines”, pero el resultado no suele ser 100% satisfactorio, las “scanlines” no le agradan a todo el mundo y encima te hace falta un dispositivo de “line doubling”, como son el Retro-Tink o el OSSC.

    Y cuando oyes estas nuevas palabras, descubres todo un universo nuevo. De hecho, hay mucha gente que usa “upscalers” de COMPOSITE/RCA (los cables “amarrillo”, “rojo”, “blanco”) a HDMI comprados por un par de pavos en Amazon y espera que mágicamente se vea de lujo su consola retro… Y descubren una señal poco nítida, deformada (a pantalla completa de 16:9 en vez de 4:3) y con “input-lag” (que pulsas un botón en el mando y tu Mario tarda casi un segundo en reaccionar).

    Realmente, antes que comprar un “upscaler” genérico para jugar hay que estudiar un poco tu consola. Esos “upscalers” están bien si tienes un video de VHS o un viejo reproductor de DVD que no tenga salida a HDMI, pero no están pensados para el mundo “gamer”.

    Por ejemplo, si tienes una o varias consolas de Nintendo, lo ideal es que te pilles un cable conocido como “Rad2X”. El modelo de este cable para consolas Nintendo es compatible con el modo RGB de SNES, con el Composite de N64 y con el RGB de GameCube y cuesta unos 50 € y aunque hable de RGB y Composite, su única salida es un HDMI. Además, fuerza la señal a 4:3 y permite (a través de un botón) forzar un efecto de antialiasing (suavizado) que le viene genial a la Nintendo 64… Y tiene un input-lag de chiste (casi nulo).


Demostración del funcionamiento de RAD2X por RetroGamingCables.co.uk

    Ahora bien, si lo que te interesa algo más genéricos, existen dos opciones muy aceptadas: OSSC para conexiones por RGB, VGA y Componentes (ojo, no compatible con RCA/Composite) y Retrotink-2X (para componentes, RCA/Composite y S-VIDEO). Ambos trabajan como “line doubling”: Pillan resoluciones de 240P o 480I y tienen un output de 480P para arriba. Cada uno de esos dispositivos es un mundo, pero tienen un alto grado de configuración y cero input-lag. El OSSC es mucho más complicado de usar, su interfaz es poco amigable, pero ofrece resultados muy buenos una vez aprendes a usarlo y tiene un alto nivel de configuración (muy para amantes de las scanlines), mientras que el Retrotink-2X trae opción de antialisasing (suavizado) y es más fácil de usar.

    Al final uno acaba eligiendo uno y otro en función de sus consolas. Normalmente quien compra uno de estos dos cachivaches (o incluso los dos) es porque tiene varias consolas retro en su colección y la elección varía más por el tipo de conexiones de sus consolas.

    Por ejemplo, el OSSC es una opción ideal si tienes consolas con conexiones RGB (SCART) o por componentes, puesto que son los conexiones que suelen ofrecer una señal más nítida. Éste es el caso de la Super Nintendo, las Game Cube europeas o las Nintendo 64 francesas (las N64 que se vendieron en el resto del mundo no son compatibles con RGB).


Análisis de OSSC por los chicos de My Life in Gaming (minuto 18:30).

    Si tus consolas admiten S-VIDEO (que es mucho mejor que Composite/RCA y apenas un pelín peor que el RGB) o Composite, la opción elegir sería más bien un RetroTink. En Europa, las SNES que se vendieron eran compatibles con S-VIDEO, así como las N64 (menos las ediciones Pikachu) y la Game Cube.


Análisis del RetroTink 2X de Metal Jesus Rocks.

    Por cierto, si os planteáis comprar un cable RGB o S-VIDEO que sepáis que a diferencia de los cables HDMI los componentes utilizados para su fabricación influyen mucho en la calidad de imagen. Mi consejo es que huyáis de los cables baratos que se pueden encontrar por Amazon o AliExpress y que os gastéis unos 20 o 30 euros en un cable de calidad que conseguiréis en sitios especializados, como RetroGamingCables o incluso RetroCables (con sus famosos cables "premium"). Y creedme, se nota mucho la diferencia: Los cables genéricos/baratos suelen traer problemas de brillo y constraste en los monitores modernos, además de que suelen ofrecer ruído en la señal (pérdida de nitidez) e incluso zumbidos de audio.

    Y existen más alternativas. Por ejemplo, si lo que quieres es únicamente jugar al Metroid Prime en Game Cube, pues existen adaptadores económicos como el GCPlug (que vale unos 40€) que hacen uso de la salida digital de la consola para transformar la señal a HDMI a una muy buena calidad. Además, si tienes la consola modificada y consigues ejecutar en ella el software “Swiss”, puedes forzar los juegos a 480P nativos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario