15 años en Internet
->DON'T click HERE <-.

08 junio, 2020

[Batallitas] [Retro] Soplando cartuchos

    Cuando un cartucho no es léido correctamente, tenemos el reflejo de darle la vuelta y soplar sus pines. A veces incluso soplamos en las conexiones de la consola. Está muy extendida la creencia de que esto es malo, pero realmente no es algo que sea tan dañino. De hecho, dicha creencia tiene algo de razón, debido a que cuando soplamos nuestro aliento trae humedad a las conexiones, pero realmente habría que estar soplando muy seguido y de forma constante para conseguir que los pines se oxiden.

    No obstante, lo más recomendado y práctico es frotar los pines con los típicos bastoncitos de algodón. Aún así, a veces pasa que soplas y soplas, como el lobo feroz, y sencillamente el cartucho “no quiere” funcionar. En este ejemplo que veis en las fotos os traigo el juego más problemático que he llegado a tener: El Ultimate Mortal Kombat 3. Había veces que podía estar soplando 5 o 6 veces para hacerlo funcionar y en ocasiones llegué hasta a ver glitches gráficos debido a un problema de conexión de pines. Tengo un montón de cartuchos y rara vez me han dado tantos problemas como este juego.

    Cuando los cartuchos resultan así de “rebeldes” hay gente que limpia los pines con alcohol. Es algo que parece lógico y además existen muchos vídeos en Youtube que lo recomiendan. No obstante, esto es más peligroso aún. De hecho, en los manuales de instrucciones (ese ser mitológico que una vez existió en los videojuegos) solían incluso prohibir su uso debido a que si seleccionamos un alcohol incorrecto éste puede reaccionar como disolvente y dañar a la placa.

    Lo que sí que parece funcionar como mano de santo y que además lo recomiendan “youtuberos” (término recomendado por la RAE) como TuberViejuner es simplemente frotar con cariño los pines con goma de borrar.




Manual de instrucciones de un juego de Game Boy:
"Precauciones: No limpies este cartucho con aguarrás, bencina, alcohol u otros disolventes similares".

No hay comentarios:

Publicar un comentario