Más de 12 años en Internet
->No hagas click en esta frase.

30 diciembre, 2017

[2017] El año de Nintendo Switch

    A pesar de las polémicas desatadas últimamente con el auge de las micro-transacciones o el de las cajas "loot", 2017 ha sido un buen año para los videojuegos, pero si este año hay que destacar un actor en concreto sobre el resto, sin lugar a dudas sería Nintendo.


    Vale que en 2017 la consola más vendida vuelva a ser de nuevo la PS4, pero también es cierto que la Nintendo Switch salió en marzo y que, en apenas 8 meses, con problemas constantes de desabastecimiento y sin haber empezado aún la campaña navideña, ya había despachado la friolera de 10 millones de consolas. De hecho, según GBH Insights, a día de hoy ya se habría alcanzado la friolera de 15 millones de consolas vendidas a nivel mundial.

    Y no sólo eso, es que en su primer año Nintendo ha desplegado un catálogo impresionante de juegos de alta calidad, hasta tal punto que una persona normal no puede permitirse el lujo de comprarlos todos.

   Encontrarte con lanzamientos del calibre del The Legend of Zelda Breath of the Wild, del Xenoblade Chronicles 2 o del excelentísimo Super Mario Odyssey no se ve siempre en una consola con apenas 9 meses de vida. Y además hay que sumarle otros juegos de calidad excelente que brillaron en su día en Wii U como son el Mario Kart 8 Deluxe o el Pokkén Tournament DX e incluso otras de joyas menos conocidas, pero de excelente adictividad, como son el Splatoon 2, el Mario + Rabbids Kingdom Battle o el Fire Emblem Warriors. Amén de otros títulos incuestionables de thirdparties de la talla de Skyrim o de Doom... y de otros que ni siquiera están en formato físico, como son el Fast RMX, el Rocket League, el Shantae: Half-Genie Hero o el I am Setsuna. Aunque bueno, también es cierto que a Shantae se le espera en formato físico en 2018 y que el I am Setsuna sí que puede conseguirse en versión física de importación.

    La lista que vengo de dar puede ser más o menos discutible, puesto que varios de ellos ya existían en otras consolas y desde hace años, pero es que son títulos de alta calidad que rara vez encontramos de golpe en una consola con apenas 9 meses de vida. Sin duda, Nintendo nos ha dado uno de los catálogos de lanzamiento más fuertes que se han visto nunca de inicio. Y no, Nintendo no me ha pagado para escribir esta entrada. Sencillamente una persona normal en nueve meses no se compra todos esos juegos, ni siquiera la mitad de ellos.

    En su día me mostré muy pesimista con la Nintendo Switch, sobretodo viendo lo que pasó con la bajada de precio de la Nintendo 3DS que tuvo a su inicio o el fiasco en ventas que supuso Wii U. También es cierto que no me esperaba que fuera mucho más potente que una Wii U. Pero, en fin, rectificar es de sabios y si éste ha sido el 2017 de Nintendo Switch, no quiero ni imaginar cómo será el 2018.

    Sí, parece que Nintendo nos ha sacado la artillería pesada en su primer año, pero recordemos dos cosas: No se sabe nada de varias de sus franquicias (F-Zero, Starfox, Donkey Kong...) y aún se podrían reeditar varios de los juegos exclusivos de Wii U, como el Super Smash Bros o el Xenoblade Chronicles X o incluso, puestos a pedir, el Tokyo Mirage Sessions #FE o el Project Zero: Maiden of black water. Eso sí, conociendo a Nintendo crucemos los dedos para que no nos traiga el Devil's Third. Por ahora al Bayonetta 2 se le espera para este febrero y ya se sabe que hay un Metroid 4 en desarrollo.

 Captura de pantalla del Xenoblade Chronicles X

No hay comentarios:

Publicar un comentario